Diario 6065 30.11.2020 | 18:38
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Un sistema de colores catalogará los países según su situación epidemiológica

Bruselas quiere criterios comunes en la UE para las restricciones de viaje

¿En qué zona está España: verde, naranja o roja? 8 septiembre, 2020

La Comisión Europea (CE) quiere medidas coordinadas y criterios unánimes entre los Estados miembros sobre las restricciones de viaje para contener la pandemia del coronavirus y que tales disposiciones sean claramente comunicadas a la población. Por ello ha adoptado una propuesta de Recomendación del Consejo sobre un enfoque coordinado de la limitación de la libre circulación en los 27 y los países asociados al espacio Schengen en la lucha contra los rebrotes, a través de un código de colores que indique la situación epidemiológica en el continente que será actualizado semanalmente por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). España estaría, al 7 de septiembre, en zona roja.

La propuesta de la Comisión establece cuatro áreas clave en las que los Estados miembros deberían trabajar más estrechamente: criterios y umbrales comunes a la hora de decidir si introducen restricciones de viaje; un mapeo de criterios comunes utilizando un código de color acordado; un marco común de medidas aplicadas a los viajeros de zonas de alto riesgo e información clara y oportuna al público sobre cualquier restricción.

Criterios comunes

El objetivo de los criterios propuestos es eliminar la gran discrepancia que existe actualmente entre los criterios nacionales para la introducción de medidas que restringen la libre circulación en la Unión Europea (UE) para evitar la aparición de rebrotes del virus en una segunda ola de expansión.

La Comisión propone que cada Estado miembro tenga en cuenta los siguientes criterios a la hora de aplicar cualquier medida restrictiva: el número total de nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en un área determinada en un período de 14 días, y el porcentaje de pruebas positivas de COVID-19 y el número de pruebas realizadas por cada 100.000 personas en un área determinada durante un período de tiempo.

En Alemania implantaron test gartuitos a los pasajeros a su llegada al país y dos semanas después los quitaron y aplican cuarentenas obligatorias a los que proceden de zonas de alto riesgo sin prueba de que estén contagiados.

Los Estados miembros deben proporcionar estos datos semanalmente al Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades y a nivel regional para garantizar que cualquier medida pueda dirigirse a aquellas regiones donde sea estrictamente necesaria.

Sobre la base de que el Estado miembro de salida (emisor) tiene una tasa de pruebas semanales de más de 250 por 100.000 personas, la Comisión insta a los estados miembros de la UE a no restringir los viajes desde estados donde el número de casos nuevos es menos de 50 por 100.000 en un período de 14 días o cuando el porcentaje de pruebas positivas de todas las pruebas de COVID-19 en un área determinada es inferior a un 3%.

Un código de color común

La propuesta de la CE incluye un sistema de colores para definir la situación epidemiológica de cada país, garantizando total transparencia.

El código de color propuesto agrupará a los países en cuatro categorías: verde, naranja, rojo y gris. Sobre la base de los datos proporcionados por los Estados miembros, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades publique un mapa de los países de la UE y el Espacio Económico Europeo (EEE), actualizado semanalmente, con un código de color común para ayudar a los Estados miembros y a los viajeros.

La Comisión propone el color verde para un área donde el número total de nuevos casos de COVID-19 notificados es menor de 25 durante un período de 14 días y el porcentaje de pruebas positivas de todos los test de COVID-19 realizados es menor del 3%;

Naranja para un área donde el número total de nuevos casos de COVID-19 es inferior a 50 durante un período de 14 días pero el porcentaje de pruebas positivas de todos los test de COVID-19 realizados es del 3% o más; o que el número total de nuevos casos de COVID-19 está entre 25 y 150 pero el porcentaje de pruebas positivas de todas las pruebas COVID-19 es inferior al 3%;

Rojo para un área donde el número total de nuevos casos de COVID-19 es superior a 50 durante un período de 14 días y el porcentaje de pruebas positivas de todos los test de COVID-19 realizados es del 3% o más o que el número total de nuevos casos de COVID-19 supera los 150 por 100.000 habitantes durante un período de 14 días. Lamentablemente, después de los rebrotes, España sería catalogada en zona roja, es decir, "de alto riesgo", con una incidencia aumulada de casos nuevos en los últimos 14 días de 229,8 por cada 100.000 habitantes. La Comunidad Autónoma con menor inicidencia es Asturias, con 63,69 nuevos contagios en las últimas dos semanas por cada 100.000 habitantes, también en zona roja.

Gris si no hay suficiente información disponible para evaluar los criterios propuestos o que el número de pruebas de COVID-19 realizadas por cada 100.000 habitantes sea inferior a 250.

¿Sistema infalible?

Sin embargo no es un sistema infalible, aunque al menos estandariza los criterios en toda la Unión Europea. Quizás para que lo fuera, habría que hacer una categorzación de zonas más detallada y precisa dentro de los países e incluso de los municipios y por barrios como está haciendo Baleares (Baleares impondrá restricciones de movilidad en los lugares más afectados).

Reino Unido, que actualiza su lista verde y roja de destinos sobre un valor inferior a los 20 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días para la primera, tiene catalogado como seguro a Grecia, con una incidencia inferior a los 20/100.000 habitantes exigida. No obstante, hace una semana, el Reino Unido confinó a todo el pasaje de un vuelo al detectar casos de COVID. A su llegada a la ciudad de Cardiff de la isla griega de Zante fueron detectados siete casos activos de la COVID-19 que, a los pocos días, aumentaron a 30.

Por el contrario, turistas que visiten municipios españoles libres de coronavirus o con muy baja incidencia acumulada, pordrían regresa a su país sanos y salvos.

Desde áreas de alto riesgo

La CE propone también un enfoque común entre los Estados miembros cuando se trata de viajeros procedentes de zonas de alto riesgo. En primer término, considera que “los Estados miembros no deben rechazar la entrada de personas que viajen desde otros Estados miembros”.

Los Estados miembros que introduzcan restricciones a la libre circulación de acuerdo con sus propios procesos de decisión, podrían exigir que las personas que viajan desde un área clasificada como 'roja' o 'gris' someterse a cuarentena, aunque proponen como mejor opción que sean sometidas a una prueba de COVID-19 después de su llegada.

Plantea para las personas que viajan desde un área ‘naranja’, se sometan al menos a una prueba COVID-19 antes de la salida o al llegar.

Paralelamente, los Estados miembros podrían exigir que las personas que lleguen de una zona clasificada como ‘roja’, ‘naranja’ o ‘gris’ presenten formularios de localización de pasajeros, en particular los que lleguen en avión, de conformidad con los requisitos de protección de datos.

Asimismo, destaca que los viajeros con una función o necesidad esencial, como los trabajadores que ejercen ocupaciones críticas, los trabajadores fronterizos y desplazados, los estudiantes o los periodistas en el desempeño de sus funciones, no deben someterse a cuarentena.

La comisionada de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides , dijo: “Debemos evitar una mayor perturbación de las economías ya frágiles y una mayor incertidumbre para los ciudadanos que han hecho grandes sacrificios. Ellos esperan esto de nosotros después de tantos meses viviendo con COVID-19”.

El comisario de Justicia Didier Reynders dijo: "Nuestro derecho a movernos libremente en la UE se ha visto muy afectado por la pandemia ... Estamos proponiendo criterios sencillos, aplicables sin discriminación, que son fáciles de seguir por los estados miembros y nos permiten informar adecuadamente a los europeos".

La Comisaria de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, dijo "las medidas de hoy se basan en este historial para que podamos beneficiarnos plenamente de nuestro espacio Schengen. Por eso queremos un sistema claro 'verde, naranja, rojo' y no un caleidoscopio de medidas individuales”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.