Diario 5720 23.10.2019 | 06:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Sol Meliá pierde la gestión de 10 hoteles en Croacia

19 marzo, 2003
La cadena hotelera mallorquina Sol Meliá ha perdido recientemente la gestión de diez establecimientos hoteleros en Croacia, según adelantaron a LA GACETA fuentes de la empresa española. En concreto, la propietaria de los establecimientos, que es la empresa tabaquera croata, decidió romper unilateralmente el contrato que tenía firmado con la cadena española. Este acuerdo fue firmado en 1999 y tenía una vigencia de diez años.
La cadena hotelera mallorquina Sol Meliá ha perdido recientemente la gestión de diez establecimientos hoteleros en Croacia, según adelantaron a LA GACETA fuentes de la empresa española. En concreto, la propietaria de los establecimientos, que es la empresa tabaquera croata, decidió romper unilateralmente el contrato que tenía firmado con la cadena española. Este acuerdo fue firmado en 1999 y tenía una vigencia de diez años. Desde Sol Meliá señalaron que este asunto lo está estudiando un arbitro, el cual tiene que "clarificar que ha sido una decisión unilateral". En cuanto que el arbitro resuelva la situación, se desconoce cuánto tiempo puede pasar, la cadena de la familia Escarrer tomará una decisión al respecto. De todas formas, en la empresa mallorquina confían en no tener que ir a más y que sea el arbitro quien ponga una sanción a la propiedad. Croacia es el segundo mercado en importancia, por detrás de España, de la cadena Sol Meliá. En este país tenía 27 hoteles, con 12.675 habitaciones aproximadamente, que eran propiedad del Zagrebacka Banca. Esta entidad vendió diez establecimientos a la empresa tabaquera Jadran-Turist Roving, que es la que ha roto el contrato con la cadena española. Durante el pasado año, Sol Meliá desafilió 24 establecimientos hoteleros, de los que gestionaba ocho, tenía siete alquilados y nueve franquiciados. El origen de estas desafiliaciones no es el mismo que en el caso actual, ya que las de 2002 fueron fruto de "la apuesta por la calidad que está haciendo la cadena", y la mayoría de esos hoteles "no cumplían los estándares de la marca". Además, algunas de esas bajas se debieron a que la cadena perdía dinero en los alquileres o, que se finalizaban los contratos y no fueron renovados. Por otra parte, la cadena balear, tras reducir su beneficio neto el 93,1% en el ejercicio de 2002, comenzó este año con una política de desinversiones. Con este plan esperan ingresar entre 30 y 40 millones de euros. Para ello, ya han puesto a la venta alrededor de 400.000 metros cuadrados de terreno en República Dominicana, y tiene un portafolio de hoteles en venta que la empresa niega. Es más, se limitan a señalar que no les hace falta vender ningún hotel y, por supuesto, no venderán "ningún activo estratégico". (L.L., diario La Gaceta de los negocios, 18/03/03)

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.