Diario 6065 30.11.2020 | 12:55
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Resistir, recuperarse y reinventarse

La estrategia de las tres R para afrontar la recesión pandémica

Los economistas recomiendan no sentarse a esperar la vacuna para repensar el negocio 22 octubre, 2020
  • "Las crisis dejan varados a muchos, pero son los momentos para tomar ventaja si sabes reinventarte", dice Antón Costas
  • "El turismo es clave para nuestra economía y por eso hay que protegerlo para evitar la destrucción empresarial", cree Gay de Liébana
  • “No confiemos en la idea de que cuando llegue la vacuna ya está, si la vacuna no te encuentra en movimiento estarás hundido", advierte Costa

Una economía pandémica es asimétrica, castiga mucho más a unos grupos que a otros” y en ese contexto enfocarse en lo macro sectorial “es deprimirse”, asegura el economista Antón Costas, por lo que sugiere a las empresas turísticas mirar para adentro de su negocio y pensar individualmente qué hacer para salir mejor de esta situación. La recomendación es aplicar la estrategia de las tres R: Resistir, Recuperarse y Reinventarse.

En el marco del XX Foro de Acave, los economistas Antón Costas y José María Gay de Liébana analizaron la economía en tiempos de pandemia y coincidieron en que el Gobierno debe ayudar al sector turístico, por su importancia para la economía española, pero es fundamental que las empresas no se queden quietas esperando los fondos, las ayudas y la vacuna contra la COVID-19. Es tiempo de adaptarse al nuevo escenario y prepararse para vender, ante todo, seguridad.

Recesión pandémica

Antón Costas planteó que si bien la situación actual no es comparable con crisis anteriores, porque se trata de una pandemia, “conocemos sus rasgos” y se sabe que “es asimétrica”, porque golpea en forma dispar dependiendo el sector y su fase de recesión, en la que se encuentra España en este momento, “es muy fuerte”.

“Una economía pandemia es asimétrica, castiga mucho más a unos grupos que a otros y su recuperación es diferente”.

“No comparen esta economía con la de la crisis anterior, ésta es una recesión pandémica. Habría que mirar los años ’70 con la crisis energética para ver algo parecido”, pero el resto de las crisis se produjeron “por fallos internos de la economía: se dispara el déficit y se entra a recesión. Lo que no es normal es que aparezca un shock desde afuera. En los ’70 fue el petróleo, que alteró un input básico que no puedes sustituir y el virus hace el mismo efecto que una subida de precio de petróleo, porque obliga a aumentar el coste en un elemento básico que es la seguridad”, explica.

En cuanto a la recuperación, en una crisis económica normal “las mareas elevan casi por igual a todos los barcos. Si los gobiernos y los Bancos Centrales ayudan, en un período de 6 a 18 meses, eleva a todos. Pero la recuperación pandémica no eleva por igual: algunos –o muchos- permanecen varados un tiempo y otros acaban levantándose”.

“Las crisis dejan varados a muchos barcos, algunos de forma permanente, pero las crisis son los momentos para tomar ventajas si sabes reinventarte”, aseguró el economista

Y agregó que el sector tiene que estar tranquilo, pero no quieto, porque de aquí a 20 o 40 años “esta industria y probablemente la de la salud serán industrias poderosas. Ahora ¿estarán todos los destinos, los mismos productos?, eso depende de ustedes”.

Estrategia de las 3 R

Según el economista, en una recesión como la actual hay que aplicar la estrategia de las tres R:

  • RESISTIR. Hasta donde puedas, aprovechando lo que sea y en este punto el gobierno puede hacer mucho con las ayudas.
  • RECUPERAR. Las economías de pandemia dejan cicatrices en las conductas de la gente, reduce y altera las pautas de consumo y, como la gente tiende a intentar ahorrar más, la recuperación es diferente.
  • REINVENTAR. Como las pautas de consumo cambian, la competitividad también y hay que buscar rentabilidad por otras partes, reinventarse es fundamental.

“Si no nos reinventamos nos vamos a fijar sólo en lo que hacen mal los gobiernos y no vamos a estar pensando en cómo reflotar mi barco”, advirtió

La normalidad ¿cuándo?

Para Jose Maria Gay de Liebana “lo que parecía que iba a ser una recesión es una perturbación temporal, por muchos años” y “antes del 2025 el mundo no volverá a la normalidad, será una recuperación muy lenta. Estamos en el valle de la recesión pero camino de la depresión”.

Por esa razón, “estamos en una economía donde el objetivo es evitar un número elevado de bajas y ahora hay que hacer un plan de choque y hay que poner todo el dinero que no se ha puesto para evitar la destrucción empresarial”

“El 2021 va a ser muy difícil, no soy optimista en cuanto a situación de empleo y de recuperación, sobre todo porque nuestra economía tiene un componente muy importante como es el turismo. Esto va a ir para largo, estaremos cabizbajos hasta el 2022, en 2023 puede que dejemos de estarlo”, pero la normalidad no la espera hasta el 2025.

El economista coincide en que la recuperación no será pareja y que “irán para arriba los que sepan leer el escenario y adaptarse y los que no se reinventen van a ir en picada. Todos nos tenemos que adaptar porque es un momento de cambios".

"Hay que adecuarse y habrá espacio para los que sepan ir hacia adelante y metabolizar el nuevo mundo”, cree Gay de Liebana

Rescate sectorial

José María Gay de Liebana sostiene que hay sectores económicos que “necesitan” un rescate, el turístico es uno. “El turismo es clave para nuestra economía y por eso hay que protegerlo. Hay que poner en marcha un plan, mirando lo que hace el entorno: bajar impuestos, exoneraciones”, entre otras cosas.

Por su parte, Costas cree que un error generalizado de los gobiernos es que “están preocupados por el coste de rescatar a las economías y la preocupación debería ser más por el coste de no hacer nada. Mi mensaje es que cuando estas en medio del río no debes estar pensando en el coste de salvarte, sino en el coste de no hacer nada, que es ahogarte”.

Sin embargo, planteó que “cuando pedimos más apoyo también hay que comprometerse a devolver ese favor” y dejar de pensar que “el dinero caerá por los fondos y tenemos que abrir el bolsillo y listo”.

Como señala Costas “hay procesos de destrucción creadora” y para no desaparecer “yo me fijaría en la capacidad de cada uno para reinventarse y cuando ya lo hicimos sí exigir a los gobiernos”

Panel La recuperación económica del Sector Turístico después del COVID-19.

No quedarse quietos

Por último el economista Antón Costas pidió a las empresas turísticas que no se sienten a esperar a la vacuna.

“Estamos viendo la vacuna como el Bálsamo de Fierabrás, tratando de aguantar hasta que la vacuna aparezca. A los virus nunca se los ha derrotado. Hoy no hay vacuna contra el Sida, pero nos hemos adaptado a vivir con él: la vida ha de continuar, pero de forma segura”, sostiene.

“La idea es reinventarte porque han cambiado tus condiciones de competitividad, pero eso no tiene por qué arruinarte. Pero no confiemos en la idea de que cuando llegue la vacuna ya está. No, muévete desde ahora y si después llega la vacuna, mejor. Pero si a ti te ha cogido en movimiento la vacuna será positiva, si la vacuna no te encuentra en movimiento estarás hundido en medio del río”, concluyó.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar sindy sindy hace 1 mes
No seria más bien, reinventar para poder recuperar?