Diario 5383 23.09.2018 | 11:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Diana Ramón Vilarasau

¿Ryanair es segura?

31 octubre, 2011

El diario británico The Sun reseña el incidente registrado por un vuelo de Ryanair que tuvo que regresar al aeropuerto de Londres Stansted al desprenderse una ventana del avión que había sido sellada con cinta adhesiva.

La Autoridad de Aviación Civil irlandesa (IAA, por sus siglas en inglés) aseguró posteriormente que la cinta adhesiva había sido utilizada como precaución extra, para asegurar el sello de la ventana. No obstante, los pilotos tomaron la decisión de volver a tierra cuando la cinta se soltó y empezó a hacer “sonidos de aleteo”.

"Nos mantuvieron en la oscuridad y estábamos aterrorizados. Pude ver a personas tapando la ventana con lo que parecía ser cinta aislante", ha referido uno de los asustados pasajeros al diario The Sun.

La compañía de bajo coste irlandesa ha asegurado que se siguieron los procedimientos habituales y que no hubo riesgos para los pasajeros ni los tripulantes del aparato. "No hacemos comentarios sobre asuntos técnicos rutinarios. Todos los vuelos de Ryanair operan según lo acordado con los estándares de seguridad autorizados", dijo un portavoz de la aerolínea.

Y no se aleja de la verdad cuando dice esto. A diario se tiene información de cientos de vuelos que regresan porque una cabina se estaba materialmente partiendo en dos, o fallaba el tren de aterrizaje, o no sirven los sistemas de enfriamiento de algo…, y en los que no están implicadas precisamente compañías de low cost sino, en muchas ocasiones, las grandes aerolíneas de red. Los pilotos de todas las compañías suelen dar cuenta de ellos especialmente en tiempos de discusión de convenio colectivo.

Uno sólo espera que uno de estos incidentes no se salga de la rutina y ocurra una verdadera desgracia.

Ryanair se ha visto involucrada en varios incidentes, en buena parte relacionados con su política de racionamiento de combustible cargado en las aeronaves y el estrés al que somete a su tripulación técnica para alcanzar los cortos tiempos de rotación de sus aeronaves. Pilotos de la aerolínea irlandesa denunciaron en una ocasión que la compañía les raciona la reserva de combustible de seguridad con el fin de ahorrar costes, lo cual ha sido negado por la empresa.

Ciertamente, Ryanair no es de las compañías que registran un mayor número de incidentes y nunca ha tenido un accidente grave con pérdida del aparato o, lo más lamentable, de vidas humanas. Como aerolínea europea está bien vigilada en ese aspecto.

Sin embargo, Ryanair no es segura, pero por otras razones.

En realidad, Ryanair no es segura porque sus pasajeros nunca estarán seguros de si habrá vuelo, la aerolínea no siempre avisa las cancelaciones. No están seguros de que si, al llegar al aeropuerto, los montará en el avión por no cumplir con alguna ‘norma’ particular de la compañía. Y si vuelan, nunca estarán seguros de si llegarán a su destino –en una ocasión, dejó abandonados en Fuerteventura a 100 pasajeros que iban a Lanzarote, sin orientarles sobre lo que debían hacer-. Y si les comunica que han tenido que cambiar de destino, nunca estarán seguros de qué sucederá con ellos, pues allí los dejará abandonados a su suerte – como a los pasajeros franceses que viajaban con destino a París y los dejó en Bélgica entendiéndose con los trabajadores del Aeropuerto de Lieja, porque el personal de Ryanair brillaba por su ausencia. Tampoco los aeropuertos, los destinos y los turistas estarán seguros de contar con las rutas de Ryanair porque, en cuanto se acaban las subvenciones, se acaban las rutas.

No, Ryanair no es segura.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.