Diario 5353 20.08.2018 | 07:36
Hosteltur: Noticias de turismo
Previsiones OMT

Las economías emergentes superarán a los destinos tradicionales en 2015

La vieja Europa verá amenazada su supremacía mundial de aquí a 2030 10 noviembre, 2011
  • En 1980, Europa recibía el 63% del turismo internacional. Hoy es el 51% y será el 41% en el año 2030

Las economías emergentes de Asia, América Latina, Europa Central y Oriental, Oriente Medio y África comenzarán a recibir más turistas internacionales que las economías avanzadas hacia el año 2015, según prevé la Organización Mundial del Turismo (OMT). De aquí hasta 2030, Europa perderá 10 puntos de cuota de mercado. En las próximas dos décadas, una gran parte de los viajeros procederá de los países asiáticos.

En 1980, Europa recibía el 63% del turismo internacional. En la actualidad dicho porcentaje se sitúa en el 51% y probablemente quedará reducido al 41% en el horizonte del año 2030. Es una consecuencia directa de la globalización del fenómeno turístico: los flujos de viajeros internacionales se expanden por todo el planeta y la vieja Europa ve amenazada su supremacía mundial como destino turístico.

Según la OMT, el turismo internacional seguirá creciendo en el periodo 2010-2030, pero a un ritmo más moderado que en décadas pasadas. Así, el número de llegadas de turistas internacionales en el mundo se incrementaría en un 3,3% anual como promedio.

“Al ritmo previsto de crecimiento, las llegadas superarán la cota de los mil millones en 2012, partiendo de los 940 millones registrados en 2010. Para 2030, se prevé que las llegadas alcancen los 1.800 millones”, informa la OMT.

Estas proyecciones significan que, “en dos décadas, cinco millones de personas cruzarán cada día las fronteras internacionales por motivos de ocio, por asuntos profesionales o con otros fines, como las visitas a amigos y familiares”.

Ahora bien, las llegadas internacionales en los destinos que son economías emergentes podrían seguir creciendo a un ritmo que duplicaría al de aquellos países que se encuentran en economías avanzadas: +4,4% al año frente al 2,2%, apuntan los expertos de la OMT.

De hecho, la OMT estima que para 2015, las economías emergentes ya recibirán más turistas internacionales que las economías avanzadas y para 2030 se espera que alcancen una cuota del 58% (ver tablas).

De este modo, y en términos absolutos, las economías emergentes de Asia, América Latina, Europa Central y Oriental, Europa Mediterránea Oriental, Oriente Medio y África ganarán una media de 30 millones de llegadas al año, frente a los 14 millones de los destinos tradicionales de las economías avanzadas de América del Norte, Europa y Asia y el Pacífico.

Situación de España

En la actualidad, la región del mundo más visitada es la llamada Europa meridional y mediterránea, que recibe cerca de 169 millones de turistas al año.

Pero según las previsiones de la OMT, en el horizonte del año 2030 el noreste asiático será la subregión más visitada del mundo, con 293 millones de llegadas de turistas internacionales (ver gráfico).

Pero aunque la cuota mundial de España se vea reducida en las próximas dos décadas, no es tan probable que vaya a reducirse el número total de turistas que recibe, ya que los mercados emisores seguirán creciendo, según apunta la OMT.

Ello sería debido, entre otros factores, a la importancia creciente de mercados emisores como Rusia o Polonia, indica John Kester, responsable del Programa de Tendencias Turísticas y Estrategias de Márketing de la OMT.

Según expone este experto, España es un destino que necesita recibir muchos visitantes al año, dadas sus capacidades en infraestructuras, aunque reconoce que tampoco tiene sentido seguir añadiendo más oferta, sobre todo en la costa, donde incluso hay demasiada.

A su juicio, España, como muchos otros destinos maduros, necesita reorientarse, por ejemplo diversificando su oferta y promocionando el turismo cultural o el rural, aunque aún le quedan algunas asignaturas pendientes.

Mercados emisores

De acuerdo con el informe de perspectivas a largo plazo de la OMT, una gran parte de las llegadas de las dos próximas décadas procederá de los países de Asia y el Pacífico, que crecerán a un ritmo del 5% anual y generarán una media de 17 millones de llegadas internacionales adicionales cada año.

“Europa le sigue con una media de 16 millones de llegadas más al año, resultado de una tasa de crecimiento mucho más moderada (+2,5% al año), pero partiendo de una base mucho mayor. Los otros 10 millones de llegadas anuales adicionales las generan las Américas (5 millones), África (3 millones) y Oriente Medio (2 millones)”, apuntan los analistas de la Organización Mundial del Turismo.

Taleb Rifai, secretario general de la OMT, sostiene que “todavía hay un significativo potencial de expansión en las próximas décadas. Tanto los destinos consolidados como los nuevos pueden beneficiarse de esta tendencia, siempre que creen las condiciones y políticas adecuadas en lo que respecta al entorno empresarial, la infraestructura, la facilitación, el marketing y los recursos humanos”.

En cualquier caso, añade, las perspectivas de crecimiento significarán también importantes retos “como el de aprovechar al máximo los beneficios sociales y económicos del turismo al tiempo que se minimizan los efectos negativos”.

Por ello, concluye Taleb Rifai, “es más importante que nunca que todo el desarrollo turístico se guíe por los principios de la sostenibilidad”.

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de noviembre y además se puede descargar en pdf como Las economías emergentes superarán
a los destinos tradicionales en 2015
.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.