Diario 5406 20.10.2018 | 00:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista a Eulogio Bordas, presidente de THR

Los short breaks y la larga distancia se recuperan en 2011

"La única posibilidad para vender hoy a un precio premium es la diferenciación" 3 marzo, 2011
  • "El viajero siempre está en disposición de comparar el precio que tú le ofreces"
  • "Una buena parte de la industria turística tendrá que vender producto commodity, que es algo peligrosísimo"
  • "La gente vuelve a coger vacaciones de mayor duración. Se vuelven a comprar dos semanas en lugar de una"

La consultora THR ha llevado a cabo una investigación sobre las tendencias de consumo turístico en 2011. Eulogio Bordas, presidente de esta firma, explica los principales resultados de este informe y las conclusiones que se desprenden.

THR acaba de realizar una encuesta sobre tendencias turísticas ¿Cuáles han sido los resultados más relevantes?

Para un 15% de los viajeros, el precio es poco importante o poco relevante. Esto es una liga deportiva que va a parte. En cambio, para un 20% de los consumidores, el precio lo es todo. Sólo viajan por precio, que es obsesivamente importante para ellos. Te queda aproximadamente un 60% del mercado, que cada vez tiene más sensibilidad al precio, pero no porque su economía personal o familiar lo impulse de una manera dramática a comprar a menor precio, sino porque ha descubierto que no tiene porqué pagar sobreprecios innecesarios hoy en día gracias a internet.

¿En qué se refleja esta actitud?

Un ejemplo reciente: hace cinco años, cuando un turista planificaba un viaje, buscaba información en cinco sitios diferentes. Ahora la búsqueda se ha ampliado a 23 sitios diferentes, según datos recientes de Google Travel. ¿Por qué? Porque los consumidores quieren optimizar el abanico de productos y sus precios correspondientes.

¿Conclusión?

Hay una tendencia clarísima, que ya se venía arrastrando aunque en 2011 se acabará de consolidar de manera definitiva: se ha acabado jugar con los precios. El viajero siempre está en disposición de comparar el precio que tú le ofreces con el mejor precio por un producto similar que haya en el mercado.

¿Qué alternativas se abren?

La única posibilidad que comienza a haber a partir de ahora para que las empresas puedan vender a un precio premium, superior en un 10%-25% al precio medio de esa categoría de producto donde compite la empresa, es a través de la diferenciación. Y esto plantea un problema grave, pues la mayoría de empresas no saben diferenciarse. No tienen los conocimientos suficientes sobre lo que pasa en el cerebro del consumidor para poderse diferenciar de una manera eficaz.

¿Entonces que deberían hacer las empresas?

Una buena parte de la industria turística tendrá que vender producto commodity, que es algo peligrosísimo. Otra alternativa es incorporar nuevos profesionales, probablemente no procedentes del turismo, con capacidad de innovación y de llevar a cabo inteligencia de mercado.

¿Apunta su encuesta si se recuperarán los short breaks y los viajes de mayor distancia?

Sí. En 2011 hemos notado tres cosas. Una de ellas muy sorprendente. En Reino Unido, la semana anterior a Fitur, fue la semana en que se compraron más paquetes turísticos, para la próxima temporada, de los últimos 30 años. Y España no sale muy malparada, aunque hay otros destinos que se comportan mejor. Segunda sorpresa: vuelve a crecer razonablemente bien la larga distancia, que había sido uno de los segmentos que más cayó durante la crisis. Y la gente vuelve a coger vacaciones de mayor duración. Se vuelven a comprar dos semanas en lugar de una ¿Esto que indica? que el gran miedo frente a la crisis se desvanece. No obstante, las informaciones económicas y financieras que recibimos, sobre la situación de la banca europea y de la española en particular, son aún tremendamente preocupantes.

¿Qué lección o lecciones de la crisis puede ser más valiosa de cara a 2011?

Creo que la mayor parte de la industria turística saldrá de esta crisis sin haber aprendido nada. Porque durante los momentos más duros de la crisis, cuando todos estábamos tremendamente espantados, yo no he visto ningún debate público serio, ninguna declaración política seria, ningún organismo internacional serio diciendo o haciendo nada en la dirección de sacar alguna lección importante. ¿Lo haremos ahora que la gente ya comienza a creer que hemos salido de la crisis? La crisis podría haber sido una gran oportunidad para forzar una profunda reflexión, pues hemos estado haciendo las cosas muy mal durante 50 años. ¿No es el momento para replantear el modo en que hemos gestionado el medio ambiente de los destinos? ¿No sería el momento de replantearnos los modelos de crecimiento que hemos tenido?

[Esta entrevista está incluida en el tema de portada sobre Tendencias en Turismo 2011, que ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de marzo y puede descargarse también en pdf como "El turismo se recupera, ¿pero hacia dónde?"].

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.