La FAA certifica la solución planteada por Boeing

Aprobación definitiva al nuevo sistema de baterías del B787 Dreamliner

La Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) ha dado este viernes su aprobación definitiva a los cambios realizados por Boeing en el sistema de baterías de su modelo B787 Dreamliner. La próxima semana, será publicada en el Registro Federal la directiva final, entrando en vigor tras su publicación.

La autoridad aeronáutica americana dará instrucciones a los operadores para hacer los cambios en los aviones, lo que permitirá que todos los aparatos B787 vuelvan a estar operativos con las modificaciones aprobadas, si bien aún no se ha precisado una fecha. Deberán reemplazar los sistemas de contención y ventilación para las baterias principales y auxiliares del sistema, y reemplazar las baterías y los cargadores con componentes modificados.

A finales de marzo, el Boeing 787 realizó con éxito su primer vuelo de prueba con las nuevas baterías y, a principios de abril, finalizó todas las pruebas para que el B787-Dreamliner reanude sus operaciones dentro del plan de certificación del nuevo diseño de baterías aprobado por la FAA. El fabricante confía en que su modelo estrella levante vuelo en mayo. De hecho, United está haciendo preparativos para reiniciar sus vuelos con el B787 Dreamliner a finales de mayo.

Seguros de los cambios

"La seguridad de los pasajeros es nuestra prioridad número uno. Estos cambios en la batería 787 garantizarán la seguridad del avión y sus pasajeros", dijo el secretario de Transporte Ray LaHood.

El Boeing 787 Dreamliner, en el acto de su presentación pública en diciembre de 2009.El Boeing 787 Dreamliner, en el acto de su presentación pública en diciembre de 2009.

"Un equipo de especialistas de certificación de la FAA observó la rigurosas pruebas que requerimos que realizara Boeing y dedicó semanas a examinar detalladamente los cambios de diseño para llegar a esta decisión", dijo el director de la FAA, Michael Huerta.

"La aprobación de la FAA nos despeja el camino, a nosotros y las compañías aéreas, para iniciar el proceso de retorno del B787 al servicio con la confianza en la seguridad y fiabilidad del avión", dijo el presidente y consejero delegado de Boeing, Jim McNerney.

Para asegurar la correcta instalación del nuevo diseño, la FAA seguirá de cerca las modificaciones de los aviones de la flota de EEUU, mientras que los aviones de compañías extranjeras dependerá de las respectivas autoridades de aviación civil.

El nuevo modelo B787 Dreamliner, con el que Boeing pensaba volver a liderar el mercado de la construcción aeronáutica, está paralizado desde el pasado 16 de enero, cuando los reguladores prohibieron la operación de los 50 aparatos en servicio y suspendieron a Boeing las entregas de más aviones de este modelo hasta que no se concluyera la  investigación iniciada tras cinco incidentes en una semana y se conocieran las causas del problema de sus baterías. Desde esa fecha, Boeing está perdiendo semanalmente cerca de 50 M $ (unos 39 M €).

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.