Edición España. Informe de Recursos Humanos de la Oficial de Ética que se verá en la Asamblea General de Madrid

Preocupación interna por la deriva ética de la OMT

La funcionaria lamenta "con preocupación y tristeza" las prácticas no transparentes que dejan un "amplio espacio para la opacidad y una gestión arbitraria" 1 noviembre, 2021

Marina Diotallevi, Oficial de Ética de la Organización Mundial del Turismo (OMT), llevará sus quejas a la próxima Asamblea General que tendrá lugar en Madrid del 30 de noviembre al 3 de diciembre. En su informe de Recursos Humanos a la Asamblea General, dice textualmente que "lamentablemente, tres años después del establecimiento de la función de ética interna, la alta dirección no ha prestado una atención seria ni un mínimo apoyo a esta función. La falta de compromiso se refleja claramente en la persistente falta de recursos, necesarios para fortalecer progresivamente el control interno y fomentar la rendición de cuentas y la integridad a nivel organizativo e individual". También lamenta "con preocupación y tristeza" las prácticas no transparentes que dejan un "amplio espacio para la opacidad y una gestión arbitraria". Actualmente el secretario general de la OMT, que optará a su ratificación en la Asamblea General de Madrid, es el georgiano Zurab Pololikashvili.

La preocupación por una deriva nada ética de la gestión de la OMT ya había sido puesta sobre la mesa por fuentes conocedoras del funcionamiento interno de la organización y de su Secretaría General, a preguntas de HOSTELTUR.

Sin embargo, el informe que la responsable de Ética Interna llevará ante la Asamblea General no puede ser más claro y pone, negro sobre blanco, aunque de forma tímida, lo que hasta ahora se venía comentando de forma extraoficial

La página 17 del informe de Recursos Humanos que llevará a la Asamblea la Oficial de Ética, dice textualmente, en sus "Consideraciones finales" (página 17):

47. La función de ética en las organizaciones de las Naciones Unidas está diseñada para cultivar y alimentar una cultura de la ética, la integridad y la rendición de cuentas, y para promover la formulación y la aplicación de las más altas normas éticas por parte de los miembros del personal en el desempeño de sus funciones.

48. Lamentablemente, tres años después del establecimiento de la función de ética interna, la alta dirección no ha prestado una atención seria ni un mínimo apoyo a esta función. La falta de compromiso se refleja claramente en la persistente falta de recursos, necesarios para fortalecer progresivamente el control interno y fomentar la rendición de cuentas y la integridad a nivel organizativo e individual.

49. Con más de 35 años de servicio bajo seis secretarios generales de la Organización, de los cuales más de 20 años han estado dedicados a la ética y la responsabilidad social, la Oficial de Ética interna es actualmente la funcionaria con más años de servicio en la Organización. Por ello, ha podido observar con creciente preocupación y tristeza que las prácticas internas transparentes que existían en anteriores administraciones, entre otras cosas, en materia de ascensos, reclasificaciones de puestos y nombramientos, se han interrumpido repentinamente, dejando amplio espacio para la opacidad y para una gestión arbitraria.

50. A la luz de la aparente inviabilidad de una función de ética interna que funcione adecuadamente, debido, supuestamente, a restricciones presupuestarias, la Oficial de Ética interna insta encarecidamente a regresar a la fórmula anterior y a externalizar esta función delicada y compleja a un oficial de ética profesional de un órgano similar de las Naciones Unidas, así como a acelerar a la vez la conclusión del acuerdo para contar con una oficina de supervisión (OSSI) externa con el fin de abordar las investigaciones internas.

El informe está firmado por Marina Diotallevi, Oficial de Ética de la OMT, y puede ser descargado en pdf aquí:

Asamblea de la OMT en 2019, en San Petersburgo.

La función de ética fue creada en 2013

Marina Diotallevi es la primera Oficial de Ética interna dentro de la Secretaría de la OMT desde el establecimiento de la función de ética en 2013 como una entidad separada e independiente de la OMT, según explica el mismo informe en su apartado "Introducción".

La función de ética se había externalizado previamente a la UNOPS (la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos), radicada en Copenhague (desde 2013 hasta 2016) y posteriormente a un funcionario jubilado de la OMT, domiciliado en Chile (desde 2017 al 30 de abril de 2018). En el informe de referencia, Diotallevi "insta encarecidamente" a volver a externalizar la función de ética, "a la luz de la aparente inviabilidad de una función de ética interna que funcione adecuadamente, debido, supuestamente, a restricciones presupuestarias".

La decisión del Secretario General -Taleb Rifai- de contar por primera vez con un Oficial de Ética en la sede se tomó de conformidad con una recomendación emanada de la auditoría de «Examen de calidad de las políticas internas» que llevó a cabo la empresa KPMG con el fin de fortalecer la gobernanza interna y propiciar la "implementación de reformas internas necesarias y políticas éticas", sigue el informe.

Dado el pequeño tamaño de la organización, las responsabilidades de la función de ética independiente en la OMT se asignaron, como doble función, a la funcionaria encargada de uno de los departamentos operativos de la Organización, concretamente el Departamento de Ética, Cultura y Responsabilidad Social

Esta funcionaria es quien firma, ahora, el presente informe, el tercero que emite la Oficial de Ética interna de la OMT (desde 2018) y el octavo informe anual desde que se creara la función de ética en 2013, en virtud de una decisión tomada por el Consejo Ejecutivo. En 2013 el secretario general de la OMT era Taleb Rifai, quien sería reelegido en 2014 para un segundo mandato, hasta 2017.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.