Edición España. ILSA presenta Iryo, que empezará a ofrecer sus servicios en el segundo semestre de 2022

El primer operador privado de alta velocidad ya tiene nombre

Hay más empresas interesadas en entrar a competir en el mercado ferroviario español, según el Gobierno 19 noviembre, 2021

Ya se conoce la marca con la que ILSA, el primer operador privado de alta velocidad de España, participado por accionistas de Air Nostrum y Trenitalia, empezará a ofrecer sus servicios el próximo año. Es Iryo y anoche se presentó en un acto multitudinario en el Jardín Tropical de la estación de Atocha de Madrid. Se desveló la marca comercial, pero el arranque de las operaciones sigue siendo en el segundo semestre de 2022.

El que será el competidor de Renfe (que opera con las marcas AVE y Avlo) y SNCF (con la marca Ouigo) en las líneas de alta velocidad en España también a los medios de comunicación y las autoridades su primer tren ETR1000, conocido como Frecciarossa 1000, que actualmente está realizando pruebas en las vías de Adif.

La intención de la compañía es empezar a operar con 20 trenes totalmente nuevos, desarrollados por Hitachi Rail en colaboración con Bombardier Transportation (ahora grupo Alstom) y en los que ha invertido unos 1.000 millones de euros.

Comenzará en los tres corredores que actualmente conectan Madrid con las ciudades de Alicante, Barcelona, Córdoba, Málaga, Sevilla, Valencia y Zaragoza, para posteriormente extender su red de destinos a medida que se vayan abriendo nuevas rutas de AVE. Solo entre Madrid y Barcelona operará 32 trayectos diarios (16 frecuencias en cada sentido).

En la presentación de la nueva marca, el presidente de Ilsa, Carlos Bartomeu, recordó que este proyecto se ha hecho realidad después de 10 años de trabajos y que no habría sido posible sin "el mejor socio posible", en referencia a Trenitalia.

La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, destacó la llegada de Iryo como "un paso más en el proceso de liberalización ferroviario español" que va a beneficiar tanto a los operadores, "obligándolos a ser mejores", como a los clientes, "con más servicios y menores precios", y supondrá un impulso al "turismo de calidad y sostenible" en España.

Insistio en el "éxito" de este proceso de apertura del mercado ferroviario de pasajeros que dijo que en Europa ya califican como "el modelo español", que ofrece "certidumbre y oportunidades de rentabilidad" y en el que "hay otras empresas mostrando interés" en entrar a competir.

El consejero delegado de ILSA, Simone Gorini, insistió en los beneficios de la llegada de una mayor competencia en las "infrautilizadas" líneas de alta velocidad españolas con "más oferta, más frecuencias y precios más competitivos" y que generará 2.600 puestos de trabajo directos e indirectos.

Defendió el tren como el medio de transporte más sostenible para un país como España con una red radial con las principales conexiones situadas a 700 kilómetros de Madrid.

Carlos Bartomeu, en la presentación de la marca.

Por su parte, el director general de ILSA, Víctor Bañares, subrayó la ventaja de que Iryo "es una empresa que nace digital desde cero", con una plataforma tecnológica en la que han invertido más de 10 millones de euros.

Explicó que el "eje vertebrador" de la compañía, que quiere imprimir "nueva velocidad" al transporte español, va a ser "poner al cliente en el centro del negocio".

Concluyó señalando que "la sostenibilidad, la movilidad integrada con otros modos de transporte, la tecnología y la personalización serán los atributos de nuestra marca".

Principales directivos de ILSA y la presidenta de Adif, junto al Frecciarossa 1000.

Cerró el acto la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo, que insistió en el hito que supondrá para la liberalización del ferrocarril la llegada del primer operador privado de alta velocidad. "Cuando Iryo pongan sus trenes a rodar habremos llegado a destino", dijo.

"Ya hemos descubierto lo ventajosa que es para los ciudadanos la liberalización. Miles de españoles han podido viajar a precios más competitivos", añadió.

El primer tren de Iryo en la estación de Atocha de Madrid.

Al igual que la presidenta de Adif, anunció que, dado este éxito, "hay empresas que están mostrando muchísimo interés en continuar con este proceso" de apertura del ferrocarril a nuevos competidores privados.

Aprovechó también para lanzar un mensaje a otros países europeos. "En España ya hemos hecho los deberes. La liberalización que proponía la Comisión Europea ya está aquí. Tenemos el respaldo moral para poder pedir a otros países que estén a la altura de las circunstancias a las que ha estado España y que hagan lo propio, porque estoy segura que sus ciudadanos lo agradecerán".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.