Diario 5325 18.07.2018 | 01:30
Hosteltur: Noticias de turismo

Sol Meliá duplicó en 2002 la cuantía por primas a sus directivos hasta los 469.000 euros

14 mayo, 2003
La cadena hotelera Sol Meliá duplicó en 2002 la cuantía por primas a sus directivos hasta los 469.000 euros, frente a los 222.000 euros abonados en el ejercicio anterior, según se desprende de la auditoría realizada por Ernst & Young para el citado ejercicio, en la que se desvela, además, que la compañía mantiene con determinados altos directivos un contrato de seguro de jubilación por el que éstos tendrán derecho a los 65 años a una renta vitalicia.
La cadena hotelera Sol Meliá duplicó en 2002 la cuantía por primas a sus directivos hasta los 469.000 euros, frente a los 222.000 euros abonados en el ejercicio anterior, según se desprende de la auditoría realizada por Ernst & Young para el citado ejercicio, en la que se desvela, además, que la compañía mantiene con determinados altos directivos un contrato de seguro de jubilación por el que éstos tendrán derecho a los 65 años a una renta vitalicia. En total, en 2002, la cadena hotelera gastó en sueldos y salarios hasta 157,8 millones de euros, un 2 por ciento más, mientras que en seguros sociales y otros conceptos empleó 44,7 millones. Por tanto, su coste social ascendió a 202,5 millones de euros, un 1,25 por ciento más. Sol Meliá obtuvo ingresos de 302,9 millones de euros por sus hoteles urbanos en 2002, un 5,21 por ciento más, mientras que los ingresos de los hoteles vacacionales se situaron en 241,1 millones, un 1,3 por ciento menos. Los gastos de explotación se elevaron a 471,5 millones de euros y los resultados financieros negativos a 39,8 millones, debido a las reformas en los hoteles y las inversiones en nuevas adquisiciones. Precisamente, con este objetivo, la cadena llevó a cabo en 2002 una estrategia de fortalecimiento de marca y reorganizó su equipo de ventas incrementando su fuerza un 19 por ciento. Ahora, en 2003, la estrategia de la compañía se mantiene en la misma línea. Así, Sol Meliá espera una contribución positiva de la eliminación de algunos hoteles en alquiler con pérdidas, el reposicionamiento de algunos hoteles clave y las nuevas incorporaciones bajo contratos de alquiler. Según fuentes de la cadena, la idea para 2003 es lograr una "expansión rentable" cumpliendo la estrategia de las marcas. "La cadena está revisando hotel por hotel para adaptar los establecimientos a unos niveles standar que hagan de la compañía un ente homogéneo. Por eso, desafiliaremos los establecimientos que no cumplan los requisitos o que acarreen pérdidas a la empresa", señalaron las fuentes. En la actualidad, Sol Meliá cuenta con unos activos de 2.700 millones de euros por los 90 hoteles que tiene en propiedad. Con este capital la cadena está "capacitada" para pagar una deuda que asciende a 1.100 millones de euros. Tanto es así que Sol Meliá está confiada en que podrá solventar todas sus deudas con los activos que posee y que son "los que dan valor añadido a la compañía". El primer pago importante que tendrá que realizar la cadena será en septiembre de 2004 por 200 millones de euros. (Yahoo news/13/05-/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.