Informe de la European Travel Comission

Mercados de larga distancia: el alza de precios lastra los viajes a Europa

Para los turistas de EEUU, Canadá, Rusia, China, Japón y Brasil 29 mayo, 2022
  • La guerra de Ucrania tiene un impacto limitado en la confianza de estos mercados para viajar a Europa este verano
  • Las consecuencias del conflicto, como el aumento del coste de vida y del precio de los viajes son el principal obstáculo
  • El deseo del viajero de EEUU de ir a Europa se ve afectado por el impacto de la inflación en sus finanzas personales

La guerra de Ucrania parece haber tenido un impacto limitado en la confianza de la mayoría de los mercados emisores de larga distancia para viajar a Europa este verano. Así lo pone de relieve el Barómetro de viajes de larga distancia (LHTB) de la European Travel Comission, que revela que la mayoría de los encuestados (76%) asegura que el conflicto no ha afectado a su intención de viajar a la región. "Europa sigue siendo un destino turístico seguro y atractivo”, explica Luis Araújo, presidente de la ETC, que señala que no obstante, las consecuencias económicas del conflicto como el aumento del coste de vida y, por ende, de los viajes son los principales obstáculos para estos mercados a la hora de decidirse a ir de vacaciones a Europa este verano.

Aunque el conflicto ruso-ucraniano ha creado nuevos desafíos para el sector de viajes europeo, finalmente parece haber tenido un impacto limitado, excepto en los mercados de China y Rusia, y los resultados del barómetro muestran que las preocupaciones por la COVID-19, los costes relacionados con los viajes y la falta de conexiones son los principales "obstáculos a la recuperación del sector", según Aráujo.

El barómetro, que proporciona información sobre el sentimiento de los viajeros para el verano de 2022 (mayo-agosto), apunta no obstante que el apetito por viajar a Europa desde varios mercados de larga distancia se mantiene por debajo de los niveles previos a la pandemia, si bien se ha registrado una ligera mejora en comparación con hace un año.

"Los viajes de larga distancia mejoran gradualmente a medida que el mundo continúa recuperándose de la pandemia, aunque a un ritmo lento. Es alentador que el conflicto en curso en Ucrania no se haya convertido en otro impedimento para los viajes internacionales a Europa", destaca Luis Araújo

Viajeros de China y Rusia, los más afectados

Según detalla la ECT, los valores por encima de 100 puntos del índice indican una evolución positiva, mientras que los valores por debajo de 100 indican actitudes negativas hacia los viajes en un período determinado.

Debido al conflicto en Ucrania y las consiguientes sanciones impuestas a Rusia, el deseo de los viajeros rusos de visitar Europa alcanzó el nivel más bajo (los 78 puntos), un registro inferior al sentimiento expresado durante la primera ola de COVID-19 (87 puntos en mayo-agosto de 2020) cuando la mayoría de los países europeos entraron en confinamientos estrictos.

Así, a corto plazo, más de la mitad de los rusos encuestados (60%) no planea viajar fuera de la Comunidad de Estados Independientes

Al mismo tiempo, el conflicto en curso ha disuadido a un 19% de viajeros chinos de visitar Europa, si bien la guerra no es la principal preocupación de este mercado tan reacio al riesgo: los brotes de ómicron y la apuesta de Pekín por lograr cero COVID están obstaculizando los viajes de salida, según señala un 30%.

Pese a estas trabas, el sentimiento de viaje para visitar Europa ha aumentado ligeramente (seis puntos) en comparación con el verano pasado, un indicador que puede mejorar aún más hacia fines de año, cuando se espera que China elimine al fin las restricciones a los viajes internacionales.

Americanos y canadienses

En cuanto al viajero estadounidense, también su sentimiento por viajar Europa se ha deteriorado ligeramente (cae hasta los 93 puntos), si bien la encuesta apunta que esta tendencia se relaciona principalmente con las preocupaciones sobre el impacto de la inflación en las finanzas personales y el aumento de los precios del viaje.

Junio y agosto son los meses preferidos para los turistas estadounidenses que planean unas vacaciones en Europa, aunque más de la mitad que aseguraron que viajarían al continente en verano aún no han reservado sus billetes de avión, lo que apunta a que las reservas de última hora serán clave debido tanto a la incertidumbre tanto económica como geopolítica

También los canadienses dudan sobre cuándo irse de vacaciones a Europa, y solo el 30% ha reservado sus billetes de avión para el verano de 2022.

Conexiones con Japón

En cuanto al turista japonés, el sentimiento sobre una visita Europa sube hasta los 93 puntos, pero solo el 14 % de los encuestados planea un viaje al continente, y un 41% esgrime las malas conexiones de viaje entre Europa y Japón como su motivo principal para no viajar.

Por contra, los viajeros brasileños tienen la actitud más optimista hacia los viajes de larga distancia a Europa (101 puntos) y un 45% ya ha reservado sus billetes de avión, siendo julio y agosto los meses de vacaciones más populares.

El barómetro de la Comisión Europea y Eurail BV examina las intenciones de viaje en seis mercados extranjeros: Brasil, Canadá, China, Japón, Rusia y Estados Unidos cada cuatro meses.

Más información:

- Guerra de Ucrania: ¿Ha afectado al turismo menos de lo que se temía?

- El Gobierno prevé un buen verano "pero no basta sólo con volver a 2019"

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.