Diario 5353 20.08.2018 | 02:53
Hosteltur: Noticias de turismo

Presidente de Costa Cruceros espera que el fin de la guerra de Irak reactive el turismo

5 junio, 2003
El presidente de Costa Cruceros, Pier Luigi Foschi, espera que el fin de la guerra de Irak suponga la reactivación del turismo hacia finales de año, según ha explicado ayer durante la presentación en Barcelona del nuevo buque de la compañía, el Costa Mediterránea. Foschi ha asegurado que este año 2003 está siendo "un año de transición" en el sector turístico debido a que el conflicto bélico de Irak ha hecho que "las familias europeas retrasen sus decisiones" respecto a sus vacaciones". Según Costa Cruceros, esta situación "no ha sido un hecho dramático, gracias a la fidelidad de nuestros clientes".
El presidente de Costa Cruceros, Pier Luigi Foschi, espera que el fin de la guerra de Irak suponga la reactivación del turismo hacia finales de año, según ha explicado ayer durante la presentación en Barcelona del nuevo buque de la compañía, el Costa Mediterránea. Foschi ha asegurado que este año 2003 está siendo "un año de transición" en el sector turístico debido a que el conflicto bélico de Irak ha hecho que "las familias europeas retrasen sus decisiones" respecto a sus vacaciones". Según Costa Cruceros, esta situación "no ha sido un hecho dramático, gracias a la fidelidad de nuestros clientes". El presidente de Costa Cruceros ha pronosticado también que los turistas norteamericanos, muy sensibilizados por el terrorismo internacional tras los atentados del 11 de septiembre, pueden volver a programar sus vacaciones en Europa en un plazo de 12 a 18 meses, si se consigue la paz y la estabilidad en Oriente Próximo. Foschi ha indicado además que Costa apostará por una estrategia de "utilizar todos los medios para mantener altos niveles de ocupación" en sus buques, aunque tengan que ajustar las tarifas. El Costa Mediterránea, de fue entregado a Costa Cruceros en Helsinki (Finlandia) el pasado 22 de mayo, y se encuentra en su viaje de presentación por diversos puertos de Europa con destino a Nápoles (Italia), donde el 7 de junio tendrá lugar la ceremonia de botadura. Barcelona será el puerto base del Costa Mediterránea para todo el verano de 2003 y, tras un viaje inaugural a Marruecos y Portugal, desde el 29 de junio al 26 de octubre estará operando desde el puerto barcelonés con cruceros de 7 días hacia el Mediterráneo Oriental con escalas en Nápoles, Palermo, Túnez, Palma de Mallorca y Marsella. El Costa Mediterránea es, junto a su nave gemela Costa Atlántica, el buque de crucero más grande de bandera italiana, con un tonelaje de 85.700 toneladas, 32 metros de manga, 292 de eslora, y con un millar de cabinas para una capacidad máxima de 2.680 pasajeros. El barco cuenta con piscinas, restaurantes, galerías comerciales, gimnasio, casino, discoteca, área multimedia y un teatro de tres pisos con capacidad para 1.200 personas, entre otros servicios. Costa Cruceros pertenece a Costa Crociere S.P.A., una sociedad del Grupo Carnival Corporation que es el primer operador mundial del sector, con una facturación de 706,8 millones de euros y una flota de 9 naves que opera actualmente en todo el Mediterráneo, Norte de Europa, Caribe y Sudamérica.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.