Diario 5434 21.11.2018 | 19:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Anuncia el Gobierno de Sarkozy

La policía actuará en los aeropuertos franceses si continúa la huelga

El mayor sindicato francés de policías apunta que no se convertirán en "rompe-huelgas" 21 diciembre, 2011
  • El Gobierno francés va aprovechar el conflicto para avanzar una nueva legislación que establezca restricciones a las huelgas en el transporte aéreo

El Gobierno francés anuncia la movilización de la policía a los aeropuertos de París y Lyon, si continúa la huelga del personal de los controles de seguridad.

"En la inmediatez, si la huelga continúa mañana, la policía de fronteras, la gendarmería de transportes aéreos y los antidisturbios y la gendarmería móvil, si hiciera falta, serán movilizados para asegurar la seguridad en los aeropuertos", declaró en la emisora France Info la ministra de Transportes, Nathalie Kosciusko-Morizet.

El Gobierno francés había amenazado con intervenir si no había avances en las negociaciones, a fin de reducir los fuertes retrasos y al posibilidad de alteraciones del orden público, dadas las repercusiones que está teniendo, especialmente, en el funcionamiento de los aeropuertos de París y Lyon, la paralización de actividades de los vigilantes de los puestos de control de seguridad en los aeródromos franceses.

Tras cinco días de huelga, y en una jornada en la que se produjeron nuevos retrasos en París y Lyon por la huelga de los 10.000 vigilantes de seguridad de los puestos de control de los aeropuertos de Francia para reclamar subidas salariales, el Gobierno elevó el tono para intentar reconducir la situación.

A través de un portavoz, el Ministerio del Interior precisó que el ministro, Claude Guéant, ha dado "instrucciones muy precisas para que, en caso de necesidad, los agentes de la policía y la gendarmería, pudieran reemplazar a los agentes en huelga".

Sin embargo, el secretario general del mayor sindicato de policía de Francia, Unité Police SGP-FO, Nicolas Comte, señaló en un comunicado que "los policías no tienen la vocación de convertirse en 'rompe-huelgas'", y la segunda unión de trabajadores del sector, Alliance, se pronunció en el mismo sentido.

Aeropuertos de París (ADP) señaló en un comunicado que la situación ha sido "normal" durante toda la jornada en el Aeropuerto de Orly, en el sureste de París, mientras que ayer, a partir de las 17:30 hora local (16.30 GMT), el Charles de Gaulle (norte) tampoco registró "retrasos significativos en los puestos de control".

La media de retrasos en el conjunto de la jornada en ese aeropuerto ha sido de unos 45 minutos, agregó ADP, que añadió que no se prevé ninguna cancelación durante el resto del día. La huelga también afectó al aeropuerto de Lyon (este).

Mediadores en el conflicto

Desde el inicio del paro el pasado viernes, el Gobierno ha denunciado las consecuencias de la huelga y ayer nombró dos mediadores para forzar las negociaciones entre patronal y sindicatos en París y Lyon, que no han llegado a buen puerto.

A largo plazo, el Ejecutivo y su mayoría parlamentaria conservadora quieren aprovechar este paro para avanzar una nueva legislación que establezca restricciones a las huelgas en el transporte aéreo, también para empleados que como los de seguridad son asalariados de empresas privadas.

La Asamblea Nacional anunció que el próximo 24 de enero se debatirá una proposición de ley, presentada por el diputado conservador Eric Diar y suscrita por otros 90 parlamentarios de la mayoría, para ampliar al tráfico aéreo las obligaciones impuestas en 2007 al transporte público terrestre.

Se trataría sobre todo de que los empleados tengan que avisar con 48 horas de antelación si piensan hacer huelga -ahora basta con que lo comuniquen cuando deben entrar al puesto de trabajo-, para poder anticipar.

Los sindicatos convocantes de la protesta reclaman una subida de 200 euros mensuales y la justifican por las condiciones laborales, con jornadas de hasta nueve y diez horas y frecuentes momentos de tensión con los viajeros.

Las centrales dicen que estos trabajadores ganan de 1.300 a 1.400 euros netos al mes. La patronal SESA (Sindicato de Empresas de Seguridad de los Aeropuertos), sin embargo, habla de una media de 1.600 euros netos mensuales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.