Aerolíneas, aeropuertos y AA VV de Reino Unido se unen en una campaña

Todos contra la subida del impuesto aéreo

La iniciativa fue emprendida por ABTA que logró el respaldo del resto de la industria para evitar los planes gubernamentales de subir otra vez el APD

Por primera vez en Reino Unido los operadores clave del sector aéreo y la industria de los viajes se han unido a una campaña lanzada por ABTA, la asociación británica de agencias de viajes y turoperadores, en contra de los planes del Gobierno de subir de nuevo el impuesto al pasajero aéreo (APD, por sus siglas en inglés). Desde 2007, cuando se duplicó, el número de pasajeros aéreos en vuelos de salida ha caído un 22%.

 Todos contra el impuesto aéreo Todos contra el impuesto aéreo

Las aerolíneas British Airways, easyJet, y el operador aeroportuario BAA, del grupo español Ferrovial, han hecho causa común con UKinbound, asociación de empresas turísticas de Reino Unido; la Cooperativa de Viajes y la Asociación de Agentes de pasajeros de Escocia (SPAA) en apoyo a la campaña Fair Tax on Flying, una iniciativa de ABTA.

 La campaña incluye una página en Facebook, afairtaxonflying. La campaña incluye una página en Facebook, afairtaxonflying.

La campaña se ha iniciado con una carta abierta a través de diversos medios al ministro de Finanzas británico, George Osborne, a quien piden que abandone los planes de aplicar nuevas subidas al impuesto aéreo -aumentado 26 veces desde su introducción en 1994- en su presupuesto de marzo que será presentado a finales de mes. El Gobierno ha declarado su intención de aumentar el impuesto hasta alcanzar una recaudación de 1.400 millones de libras esterlinas (1.628 millones de euros) en 2015.

 Por primera vez British hace causa común con ABTA y el gestor aeroportuario BAA. Por primera vez British hace causa común con ABTA y el gestor aeroportuario BAA.

La campaña ha incluido la creación de una página en Facebook, afairtaxonflying, invitando al público a sumarse. Ya tiene más de 700 amigos en dos días de campaña.

Rechazo de los consumidores

En la carta a Osborne, los autores de la campaña señalan que Reino Unido tiene los niveles más altos del impuesto sobre la aviación en la Unión  Europea (UE). “Sólo otros cinco países en la UE aplican un impuesto a los pasajeros y sus tarifas son mucho más bajas” y en el caso de Dinamarca, Suecia, Malta y Países Bajos, ya han suprimido los impuestos a la aviación.

Asimismo, esta subida contaría con el rechazo de la población. En una encuesta realizada por ComRes para ABTA, casi dos tercios de los consumidores cree que el impuesto ya es demasiado alto, el 21% opina que ya está en un nivel adecuado, por lo que no son necesarios nuevos aumentos; y sólo el 5% dijo que era demasiado bajo.

También destacan el hecho de que, desde el año 2007, cuando el impuesto fue duplicado, el número de pasajeros aéreos en vuelos de salida en el Reino Unido ha caído un 22%, de más de 81 millones en 2007 a 63 millones en 2010; y el aeropuerto de Heathrow se ha deslizado desde el primer lugar como hub europeo en términos de destinos servidos al quinto lugar, lo cual ABTA atribuye a los aumentos del APD (air passenger duty).

Toda la industria unida

El presidente ejecutivo de ABTA, Mark Tanzer, afirma que “cuando se trata de el futuro del turismo en el Reino Unido, las palabras del Gobierno y los hechos simplemente no coinciden”, refiriendo que por un lado el Primer Ministro señala el turismo como una de las cinco industrias que impulsarán el crecimiento económico y, por otro lado, se aumenta el impuesto aéreo que “castiga sigilosamente el turismo”.  

Tanzer destaca que está golpeando la salud de la industria turística de Reino Unido. "La industria está dispuesta a pagar, pero un incremento de 26 veces desde 1994 pone a Reino Unido en desventaja competitiva frente a nuestros vecinos europeos y castiga injustamente a los turistas y viajeros de negocios del Reino Unido”.

El director ejecutivo de British Airways, Keith Williams, ha afirmado que reconocen la dificultad excepcional que confronta la situación fiscal del país “y estamos de acuerdo con pagar nuestra justa parte. Pero la industria aérea británica ya es la que tiene la mayor carga impositiva en el mundo y cualquier carga fiscal adicional será contraproducente para la recuperación económica del país".

Una barrera al crecimiento

El operador aeroportuario BAA destaca que “tenemos que aumentar el atractivo del Reino Unido en el extranjero, lo que implica reconsiderar cualquier aumento del impuesto, así como hacer los procesos de obtención de visados más agradables para el visitante”. Agrega que es esencial pensar en las oportunidades de crecimiento que ofrece el auge del turismo en China, India y el resto de Europa, “y actualmente tenemos los impuestos a la aviación más altos del mundo”.

El director ejecutivo de UKinbound, María Rance, coincide en que este “dañino impuesto” sólo sirve para hacer del país un destino poco atractivo y nada competitivo: “Actúa directamente contra el objetivo de hacer del Reino Unido uno de los cinco primeros países turísticos y es sin duda una barrera para el crecimiento del turismo receptivo, la tercera más grande industria de exportación del Reino Unido”.

Los briánicos viajan menos y más cerca

El director gerente de The Co-operative Travel, Mike Greenacre, apunta que “el APD ya ha tenido un impacto significativo en el turismo. Una encuesta realizada sobre más de 30.000 vacaciones, realizada el mes pasado, ha detectado una reducción de 17% anual en las vacaciones a destinos que se encuentran a entre 4.000 y 6.000 millas (entre 6.437,4 y 9.656 kilómetros) de Londres, viéndose especialmente afectadas las ventas al Caribe que han bajado un 20% y a India, un 34%.

La investigación también muestra que los consumidores consideran aeropuertos alternativos en otros países para volar, a fin de disminuir el impacto del APD, “y no cabe duda de que tendrá un gran impacto en las compañías aéreas del Reino Unido. Es evidente que se requiere un método mucho más equitativo de aplicar impuestos que no dañe la industria del turismo y no desaliente a los turistas que llegan por avión”.

De hecho, Stena Line asegura que el aumento de la APD ha generado un aumento de pasajeros indios en su servicio de ferry Harwick-Hook a Países Bajos para salir de Europa, evitando volar de regreso desde Reino Unido. “Unos 10.000 turistas indios viajaron en el ferry en 2010 y se espera que aumenten a 20.000 en 2011, evitando el impuesto que a finales de 2010 estaba en 100 libras esterlinas (117 euros) para la clase económica y 150 libras (175 euros) para pasajeros Premium.

Impuesto por avión y no por pasajero

La presidenta de easyJet, Carolyn McCall, señala que "easyJet quiere que los impuestos a la aviación sean más justos a la vez que más verdes” y explica que apoyan muchos de los objetivos de la campaña, "pero nos preocupa que no aborde el tema de si el impuesto está cumpliendo con sus objetivos medioambientales”.

En tal sentido, ha recordado el compromiso que hizo el nuevo Gobierno. "Cuatro de cada cinco pasajeros británicos pagarían menos impuestos si se aplicara un impuesto por avión, lo que se traduciría en que jets privados, vuelos de carga y pasajeros extranjeros en tránsito pagarían impuestos por primera vez; por lo que esperamos que el Gobierno cumpla su promesa de pasar de la tasa por pasajero a un impuesto por avión”.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.