La crisis en Canarias y Baleares arrastra a la baja los precios para el verano en la Costa Del Sol

Habrá más turistas, pero menos dinero. La primera lectura de las previsiones para el verano en la Costa del Sol tiene una apariencia contradictoria. Se espera que haya mayor número de visitantes, pero es casi seguro que los ingresos se quedarán por debajo de los conseguidos el año pasado.

Habrá más turistas, pero menos dinero. La primera lectura de las previsiones para el verano en la Costa del Sol tiene una apariencia contradictoria. Se espera que haya mayor número de visitantes, pero es casi seguro que los ingresos se quedarán por debajo de los conseguidos el año pasado. Aunque la Costa del Sol se encuentra en mejor situación que la mayoría de los destinos españoles, la crisis que sufren sobre todo los dos archipiélagos tendrá su repercusión en la Costa del Sol; si bien no en el número de visitantes, sí en el los precios que éstos pagarán por sus vacaciones. La prolongada recesión alemana ha vaciado los hoteles de Canarias y Baleares, desde donde se lanzan ofertas que han terminado por contaminar todo el mercado. Una situación similar se vive en la zona del Caribe, también muy perjudicada por la crisis germana y la reticencia a salir del país que sigue retrayendo a los turistas norteamericanos. A esto se ha sumado la agresiva política de precios de las compañías aéreas de bajo coste, que ha dañado seriamente a la política comercial de los touroperadores. En la Costa del Sol, esta situación se ha traducido en un retraso en las reservas y en una segura bajada de precios para el verano. Aunque junio está yendo bien y el mes de agosto se encuentra prácticamente vendido, los hoteles se están enfrentando a dificultades para completar las reservas del mes de julio, sobre todo las de la segunda quincena. La competencia que ha surgido en las últimas semanas, con llamativa reducción de precios en la mayoría de los destinos competidores, comienza a arrastrar a la baja los precios de los hoteles. Desde la Junta de Andalucía se advierte de que el turismo sigue creciendo en la Comunidad, pero no a los niveles que en años anteriores. Por ello, las previsiones de la Consejería de Turismo de cara a este verano son de moderado crecimiento. Según los datos que arroja el Sistema de Análisis y Estadística de Turismo de Andalucía (Saeta), presentado ayer por el consejero de Turismo, Antonio Ortega, durante el periodo de junio a septiembre las pernoctaciones en Andalucía aumentarán un 3,3% con respecto al mismo periodo del año anterior y se registrará una ocupación media del 62,6%. Estas cifras confirman las previsiones anunciadas en Fitur, donde se habló de un aumento total del año situado entre el 2 y el 2,5%, lo que significa alrededor de un millón de personas. «Tenemos que tener claro que los crecimientos espectaculares ya no vendrán, sino que a partir de ahora serán moderados, una situación que no es negativa», comentó Ortega. El grado de ocupación hotelera previsto por la Consejería es de 0,4 puntos más en el mes de junio, 4,1 puntos más en julio y 9,1 puntos más en agosto, lo que significaría un 56% de ocupación en el mes de junio, un 61% en julio y un 71% de ocupación en agosto para el conjunto de la Comunidad Autónoma. (H.B/S.F., diario Sur, 24/06/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.