Diario 5718 20.10.2019 | 07:43
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Las líneas aéreas no dispondrán de toda la información comercial de las agencias de viajes, asegura GEBTA

10 julio, 2003
GEBTA ha colaborado directamente con la Dirección General de Transporte de la Comisión Europea, en diferentes temas relativos al transporte aéreo. En este marco, GEBTA ha participado en dos ocasiones en las revisiones que este organismo ha realizado sobre los códigos de conducta de los Sistemas Informatizados de Reservas (CRS’s) y lo ha vuelto a hacer por tercera vez, con motivo de una nueva revisión que ha implicado importantes asuntos de máximo interés para las agencias de viajes.
GEBTA ha colaborado directamente con la Dirección General de Transporte de la Comisión Europea, en diferentes temas relativos al transporte aéreo. En este marco, GEBTA ha participado en dos ocasiones en las revisiones que este organismo ha realizado sobre los códigos de conducta de los Sistemas Informatizados de Reservas (CRS’s) y lo ha vuelto a hacer por tercera vez, con motivo de una nueva revisión que ha implicado importantes asuntos de máximo interés para las agencias de viajes. Por este motivo, GEBTA, en colaboración con ECTAA, ha dirigido una carta a la Comisaria de Transporte y Energía, Loyola de Palacio, en la que revisa dos temas de gran importancia para los agentes de viajes. El primero se refiere a la venta que los propietarios de los CRS’s hacen a las líneas aéreas de datos de las agencias de viajes y de sus clientes. En tal sentido, GEBTA afirma que el hecho de que las reservas de cada agencia estén identificadas por los números IATA correspondientes, hace que los CRS’s tengan en su poder datos de gran valor referentes a las ventas totales de cada agencia, perfectamente segmentadas por compañías aéreas, destinos, etc. Esta información es vendida a las líneas aéreas, lo que les permite contar con una valiosísima información comercial sobre las políticas de venta de cada agencia de viajes. Para GEBTA, esta situación implica para las agencias una serie de consecuencias, pues coloca a las agencias de viajes en una posición de inferioridad absoluta en sus negociaciones comerciales con las compañías aéreas, reduciendo significativamente su capacidad de negociación; permite que las compañías aéreas impongan sistemas de incentivos a las agencias de viajes y les exijan que frenen la venta de billetes de sus competidores directos en determinadas rutas, como única forma de conseguir una bonificación extra; gracias a que las compañías aéreas tienen estos datos a su disposición, han podido imponer en los últimos 10 años, reducciones sustanciales a las comisiones que ceden a las agencias de viajes; y por último, las compañías aéreas han desarrollado durante los últimos años un sistema de ventas directas, fundamentalmente a través de sus páginas web. La experiencia obtenida a partir de los historiales de las agencias de viajes les ha dado una importante ventaja competitiva a la hora de tomar decisiones estratégicas. Por todo ello, la Dirección General de Transporte determinó que acciones como las descritas, levantaban importantes inquietudes en cuestiones de competencia. Por ello inició una tercera revisión del Código de Conducta indicando que se procedería a eliminar de la información de los CRS’s cualquier dato que permitiera la identificación de las agencias de viajes, de sus clientes o de sus reservas. Esta decisión es apoyada unánimemente por GEBTA pues restablece las normas de la competencia y permite que agencias y líneas aéreas trabajemos en un plano de igualdad. En todo caso desde el consorcio también entendemos que la normativa haya sido rechazada inicialmente por las líneas aéreas y los CRS’s. Las primeras pierden una importante vía de información y los segundos cierran la puerta a una entrada de ingresos muy reseñable. El otro aspecto abordado en la carta que GEBTA dirige a la comisaria europea de Transporte y Energía está referido a la obligada participación de las compañías matrices en los CRS’s, normativa que está en fase de eliminarse. En tal sentido, GEBTA recuerda que actualmente el Código de Conducta establece que una compañía matriz no puede discriminar a un CRS, respecto a su propio sistema de reservas, y debe proporcionarle exactamente la misma información que a su CRS. Esta normativa garantiza la igualdad de los diferentes sistemas informatizados de reservas. Si se retira el requisito de obligada participación de compañías matrices en los CRS’s, en países como Alemania, Francia o España donde AMADEUS tiene una presencia dominante y está vinculado a las tres principales aerolíneas de cada país, GEBTA considera que se vulneraría la competencia hacia los otros sistemas de reservas, pues AMADEUS restringiría la información a los otros CRS’s, lo que obligaría a los agentes de viajes a trabajar obligatoriamente con este sistema y desembocaría en una situación de monopolio. Por lo tanto, GEBTA asegura que “defendemos que no debe eliminarse la obligada participación de las compañías matrices en los CRS’s (mientras éstas existan), con el fin de asegurar que exista un espacio suficiente para la competencia, en los mercados en los que dominan las compañías matrices y sus CRS’s”. (HOSTELTUR) (redacción@hosteltur.com)

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.