Las empresas de chárter náutico de Mallorca salvan la temporada gracias al turismo español

La temporada alta se presentaba irregular para las empresas de chárter náutico de la isla hasta el inicio del mes de agosto, cuando se ha producido una avalancha de peticiones de barcos, de tal manera que el mes está resultando "muy bueno" según aseguró Cristina Sastre, directora de una de las compañías más importantes del sector, Cruesa.

La temporada alta se presentaba irregular para las empresas de chárter náutico de la isla hasta el inicio del mes de agosto, cuando se ha producido una avalancha de peticiones de barcos, de tal manera que el mes está resultando "muy bueno" según aseguró Cristina Sastre, directora de una de las compañías más importantes del sector, Cruesa. "La temporada la está salvando el turista nacional, porque los alemanes han fallado este año", dijo Sastre, quien precisó aún más la situación indicando que "hemos notado que los clientes habituales se mantienen, pero los que han fallado de verdad son los nuevos clientes". La actividad ha crecido tanto, debido a la masiva demanda de barcos, que la directora de Cruesa cree que "la temporada se va a alargar hasta mediados y posiblemente hasta final de octubre, aunque hay que decir que este año ha empezado más tarde que de costumbre". Cruesa dispone de 24 barcos para alquilar, que tienen esloras que giran entre 8 y 14 metros. Una flota de 700 yates El sector de chárter náutico de Mallorca es muy amplio y suma unos 700 yates, según datos de Cristina Sastre. Las empresas comercializan sus barcos a través de agencias en los países de origen de los clientes y también a través de internet, e incluso se puede llegar a hacer la reserva y el pago del barco on line. Los aficionados a la navegación que alquilan un yate de recreo para navegar por Mallorca pagan entre 1.200 y 5.200 euros a la semana, dependiendo de la importancia del yate alquilado. Antes de salir a navegar, los clientes deben demostrar en la empresa que están en posesión del título que les habilita para patronear una embarcación , y dejar una fianza que oscila entre los 1.800 o los 2.000 euros. Por su parte, la presidenta del sector náutico de Pimem, Margarita Dahlberg, informó de que este año está resultando similar al anterior para su sector. Añadió que ha notado "menor afluencia del mercado local pero se nota mucho movimiento con barcos grandes" esta temporada. (M.M., Diario de Mallorca, 17/08/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.