Un post de Xavier Canalis

Eurovegas revive el síndrome de Bienvenido Míster Marshall

Otros proyectos millonarios vinculados al turismo no llegaron a materializarse

El proyecto Eurovegas que el magnate estadounidense Sheldon Adelson estudia abrir en Madrid o Barcelona trae a la memoria otros ambiciosos planes relacionados con la industria turística que se anunciaron a bombo y platillo en España, tal como recuerda Xavier Canalis en este post.

Fotograma de la película 'Bienvenido, Mister Marshall'Fotograma de la película "Bienvenido, Mister Marshall"

El otro día volvieron a dar por la televisión la película “Bienvenido, Míster Marshall”, de Luis García Berlanga, y no pude evitar pensar en Eurovegas y tantos otros tantos proyectos relacionados con el turismo que prometían el oro y el moro.

El primer caso que me viene a la memoria es Spanair. En esta ocasión no eran americanos, sino jeques de Qatar los que iban a invertir en la aerolínea, según defendió hasta el último minuto Ferrán Soriano, presidente de la citada empresa. Al final resultó que los potentados árabes no lo vieron claro, lo que precipitó el cierre de la compañía.

El segundo caso nos lleva hasta Ontiñena, un municipio de la provincia de Huesca. Allí, en mitad de los Monegros, un grupo internacional anunció la construcción de un mega-complejo de hoteles y casinos que se llamaría Gran Scala. El gobierno aragonés, para contentar a los promotores, incluso promulgó una ley específica para amparar su construcción. Pero ahora todo está completamente parado.

Otro proyecto que prometía inversiones multimillonarias era El Reino de Don Quijote, proyectado cerca de Ciudad Real. Tenía previsto construir 12.500 viviendas, dos campos de golf, hoteles de lujo y un gran casino a cargo de la empresa estadounidense Harrahs Entertainment. Hace ahora un año, la empresa promotora presentaba concurso de acreedores.

Y a riesgo de que me llamen pájaro de mal agüero, no pasemos por alto el proyecto de parque temático de la multinacional Paramount en la Región de Murcia. De momento, Proyectos Emblemáticos Murcianos (Premursa), sociedad presidida por Jesús Samper, ha ejercido la opción de compra de los terrenos del futuro Paramount Park por 15,8 millones de euros. Pero también en Los Monegros ejercieron una opción de compra de terrenos y aún esperan a los inversores y a sus millones…

Diversificación

Y ahora tenemos sobre la mesa Eurovegas, que se disputan Madrid y Barcelona. ¿Podría el éxito de Las Vegas replicarse en Europa? Uno de los magnates de dicho destino, Sheldon Adelson, así lo cree y por eso impulsa el citado proyecto, exigiendo eso sí una isla legal para abrir en España.

No sé qué nos pasa en este país… A pesar de que tenemos una industria como el turismo con un gran potencial de diversificación geográfica y por productos sostenibles (ecoturismo, turismo de naturaleza, cultural, deportivo, enoturismo, etc) la sociedad española, los medios de comunicación generalistas y los tertulianos de la radio siempre acaban mirando embobados a los Míster Marshall de turno…

Americanos,

vienen a España

guapos y sanos,

viva el tronío

de ese gran pueblo

con poderío,

olé Virginia,

y Michigan,

y viva Texas, que no está mal,

os recibimos

americanos con alegría,

olé mi madre,

olé mi suegra y

olé mi tía.

 

Comentarios 8

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Domingo Brun28/02/2012 10:02:40

Es increible que se dejen tomar el pelo de un modo tan cutre dirigentes políticos de la talla de Artur Mas y Esperanza Aguirre. Bueno quizás eso de idea de su auténtica talla.

00 Más comentarios del lector Responder

OTRO MAS28/02/2012 11:02:34

No solo los politicos,sin ir mas lejos leer los comentarios de estos dias en este medio.Son muchos conciudadanos los que flipan,cosa que no mesorprende en un pais que vota por millones a corruptos prescritos.Nos gusta que nios engañen,no aceptamos la realidad y así nos va.

00 Más comentarios del lector Responder

Felipe Larrea28/02/2012 11:02:47

Con todo el respeto por tu opinión, Xavier, no sé si es bueno meter todos esos proyectos en el mismo saco. Con las condiciones que exige Sheldon Adelson yo también me opongo a Eurovegas, pero si se negocia y se llega a un acuerdo beneficioso para todos no veo porqué oponerse "por defecto". No olvidemos que Las Vegas recibió el año pasado 39 millones de turistas, y aunque ese éxito no se haya alcanzado de la noche a la mañana, da una pista del grado de atracción que genera ese tipo de turismo.

00 Más comentarios del lector Responder

Domingo Brun28/02/2012 16:02:08

Puede ser cierto Felipe, aunque es cierto que Sheldon ha insistido en que no va a cambiar sus condiciones para instalarse en España. Es decir, exige un paraiso fiscal y despido libre, además de que el Estado construya las infraestructuras y ceda los terrenos. Creo que es evidente que este proyecto es poco serio, o al menos poco ventajoso.

00 Más comentarios del lector Responder

raquel28/02/2012 21:02:44

No quiero que Madrid sea Eurovegas:
- Un mega casino es un templo al juego, una meca para adictos
- Dicen que jugar es para quienes les sobra el dinero: en Europa es obvio que no sobra.
- Aunque genere trabajo a nivel español, a nivel europeo será un sumidero de dinero, que acabará en las arcas del magnate.
- Es un insulto a la historia y a la cultura de una gran ciudad europea.
- Los viajes son antiecologicos. Nuestro planeta tiene parajes maravillosos y viajar para conocerlos puede llegar a ser aceptable, así como viajar para ver a nuestros seres queridos. Pero me parece terrible la idea de gente cogiendo aviones desde toda Europa para ir a un casino. Es el colmo del despilfarro y un ataque repugnante a nuestro planeta.



00 Más comentarios del lector Responder

Felipe Larrea29/02/2012 10:02:11

Raquel, todos los argumentos que expones están fundamentados en un puritanismo anti-capitalista un tanto irracional, dicho con respeto aunque entendiendo que es posible que te moleste que te lo diga. Te lo explico argumento por argumento:
- Un casino no es una meca para adictos, y de hecho una de las concesiones que yo NO le haría a Adelson es que los ludópatas puedan entrar.
- Jugar es para quien quiera jugar, no para quien le sobra el dinero. Según esa argumentación, cualquier gasto fuera de alimentación, educación, sanidad y algunas necesidades materiales básicas (y quizá ni eso) son para gente a la que le sobra el dinero.
- No entiendo porqué a nivel europeo será un sumidero de dinero, más bien todo lo contrario. Creo que lo que molesta es que el promotor sea un gran empresario, puesto que son el nuevo anticristo.
- Tampoco entiendo porqué es un insulto a la historia y la cultura. ¿Quién marca ese baremo de pureza cultural?, ¿tú? ¿yo? ¿una comisión por la pureza cultural europea?
- Si dices que los viajes son anti-ecológicos deberemos asumir que toda actividad humana es anti-ecológica. Por lo tanto, ¿qué hacemos? ¿nos vamos todos a vivir a una cabaña en las montañas? Además dices que es repugnante que alguien coja un avión para ir a un casino, pero con solo ponerse un poco más puritanos cabría decir que es repugnante que alguien coja un avión a secas. Esa posición de pensar que se vive mejor en un estado de naturaleza me parece profundamente reaccionaria y anti-progresista. ¿Es que no hemos avanzado nada desde Rousseau?

Creo, por tanto, que la propuesta de Eurovegas no se está evaluando objetivamente, sino desde prejuicios muy anclados en la mentalidad española. Lo que la gente ve es una agresión capitalista de un tiburón neoliberal, en lugar de pararse a pensar en qué consiste lo que se propone y si es aceptable o no. Vamos, la defensa de la tribu que vemos todos los días en los medios de comunicación españoles. Doy por supuesto que si Jaume Roures fuera el impulsor del proyecto, se vería poco menos que como "la respuesta de izquierdas a la crisis", lo cual evidentemente sería otra completa estupidez, porque lo que se ve es lo que hay, osea, un empresario intentando iniciar un nuevo proyecto. Por dejar más clara mi posición, a mí los casinos no me atraen lo más mínimo aunque conozco a gente que sí, y no son ninguna pandilla de delincuentes. No quiero que se haga Eurovegas a cualquier precio, pero tanto si se rechaza como si sale adelante, que por lo menos sea desde argumentos estrictamente racionales, no desde este sentimentalismo romántico que nos ha llevado a la cola de Europa en un montón de indicadores económicos.

00 Más comentarios del lector Responder

Felipe Larrea29/02/2012 10:02:37

Quería decir con todo esto, que quien se oponga lo haga en la línea de Domingo Brun, con argumentos racionales.

00 Más comentarios del lector Responder

raquel1/03/2012 23:03:58

Vaya! lo que oigo yo sobre Eurovegas en el telediario, en los debates de la tele y entre mis compañeros es justamente lo que contiene tu breve conversación con Domingo Brun: “lo inaceptable de la propuesta del señor Andelson es que quiera despegarse de nuestras leyes laborales y fiscales”. Yo toco otros aspectos del proyecto precisamente porque al oir ese argumento repetidamente, me parece que, como dices tú, la propuesta de Eurovegas no se está evaluando objetivamente. Es decir, creo que mi post da un poco de aire fresco al debate.

No soy una anticapitalista puritana; mi trabajo es de lo más capitalista que puede haber. No veo a los empresarios como el anticristo. Los hay buenos y malos. El tal Andelson un poco cara dura sí parece. Mis ideas no son prejuicios “anclados en la mentalidad española” ni pertenezco a no sé qué “tribu” que dices tú. Me he criado en el Reino Unido, soy doctora en física teórica y he tenido amigos, compañeros de piso y novios de distintos países. Sí soy, reconozco, sin pertenecer a ningún grupo, muy sensible con el tema naturaleza. Podría decirse que cuidar el planeta es en mí casi un instinto. A la vez creo que el ecologismo es una forma muy racional de orientar la vida (incluida la económica) del ser humano en la tierra. Tu enarbolado párrafo que acaba en “Rousseau” ignora la posibilidad de buscar equilibrios; me resulta algo infantil, tan ajeno, que me pareces casi de otra especie.

Lo de “sólo debe jugar con su dinero aquel a quien le sobra” se lo he oido decir a un profesor de finanzas en el MBA y a varios amigos que operan (traders) en los mercados financieros. En el mega-casino se hacen apuestas, luego el casino es indiscutiblemente un sumidero de dinero. Es que hablamos de él como si fuera únicamente una fuente de dinero para España y se nos olvida que va a ser también un punto de gasto para españoles y para europeos. Una fracción de ese gasto se quedará en los trabajadores del complejo, pero otra fracción importante saldrá de la economía europea. Podemos decir que en neto es una importación que hace Europa al señor Andelson. Y Europa ahora mismo necesita re-encaminar la balanza de pagos hacia más exportación. Se trata, claro está, de un esbozo simplificado. En cuanto al lavado de dinero: es posible que el volumen del nuevo fraude fuera suficiente para pagar a tantos funcionarios como trabajadores haya en el casino. Pero no quiero seguir en el tema económico, que ya ha se ha hablado mucho en los medios.

Está muy anclada en la mentalidad española la creencia de que el turismo es bueno. Tú mismo dices que es un atractivo importante del proyecto de Andelson. Discrepo. El turismo tiene también inconvenientes, como dañar el medio. Prueba es el desastre del levante español. Entiendo que a la gente le guste viajar (a mí me gusta a rachas), pero creo que a veces nos desplazamos sin demasiado sentido. Desplazarse cientos o miles de kilómetros para ir a un casino me parece un absurdo y si lo pienso en modo ecologista, los viajes absurdos son una falta de respeto al planeta. Si la palabra “repugnante” te resulta excesiva, quédate con negligente.

Debemos reflexionar sobre la idea de negocio, sus connotaciones éticas y sus efectos ambientales. O es que cualquier argumento de índole no económico ha de ser irracional? Hay principios importantes de nuestra ética, ley y organización social que proceden de instintos y costumbres. No sé si cabrían en lo que tú llamas “racional” (si no consideras la ecología racional, no acierto a entender tu acepción de la palabra). Por otro lado, si un artista respondiera a mi primer post que la estética del neón urbano le fascina, que el casino de ningún modo sería un insulto, sino un nuevo monumento para Madrid, pues adelante y que lo diga. Cada persona tiene sus criterios. O es que como hay crisis, tenemos que volvernos monotemáticos?

A mí, frente al artista hipotético, un casino me parece feo, ortera, símbolo de superficialidad. No me gustaría que Madrid se recordara como Eurovegas. Si hubiera sido concejal de urbanismo en Madrid entre los años 40 y 80 habría intentado conservar todos los edificios de épocas anteriores que pudiera; esas hermosas casitas de ladrillo oscuro… Tendríamos ahora un centro histórico más extenso, tirando al de Londres o al de París. Si fuera responsable de urbanismo en la comunidad de Madrid ahora, intentaría impedir la construcción del casino, mamotreto irreverente. Si fuera responsable de educación, temería la influencia del casino en la formación ética y emocional de las futuras generaciones.

Un punto que escribí y que luego no me gustó es el de "meca para adictos". De hecho dejó de gustarme en cuanto vi el post publicado. Puse después un comentario similar en otro foro, cambiando a "meca del juego, esperpento del culto al dinero".

Hay que admitirlo: el "gambling" de los mercados financieros ha sido uno de los factores involucrados en el sobre endeudamiento público y privado, en la crisis que sufre España. Y ahora, como si fuera una burla, nos quieren traer un monumento al "gambling". ¿Para qué? Para sanear el déficit que el propio "gambling" nos ha traido. Es terriblemente irónico!!!

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.