Diario 5405 18.10.2018 | 22:25
Hosteltur: Noticias de turismo

Ryanair estudia establecer en Girona una de sus bases de sus operaciones

2 octubre, 2003
La aerolínea de bajo coste de origen irlandesa se encuentra en la actualidad en negociando las bases para establecer en el aeropuerto de Girona una de sus bases. La compañía sólo tiene cuatro bases fuera de las islas británicas, y el centro catalán opta a entrar en ese selecto grupo.
La aerolínea de bajo coste de origen irlandesa se encuentra en la actualidad en negociando las bases para establecer en el aeropuerto de Girona una de sus bases. La compañía sólo tiene cuatro bases fuera de las islas británicas, y el centro catalán opta a entrar en ese selecto grupo. Sinead Finn, directora de ventas en Europa de Ryanair, aseguró que "una base de nuestra compañía asegura una creación de 1.000 puestos de trabajo por cada millón de pasajeros". El motivo de este encuentro fue la cifra de 750.000 pasajeros que la compañía ha alcanzado en España mediante las doce rutas que en la actualidad se están operando, que en breve serán más con la entrada en servicio de los enlaces Girona-Bournemouth, Girona-Birmingham y Murcia-Birmingham. "Un record increíble" según Finn. En lo que va de año, el aeropuerto gerundense ha recibido un total de 693.000 pasajeros, de ellos el 69% los ha aportado Ryanair, cuya presencia ha doblado el empleo en dicho centro aeroportuario. Los responsables de la compañía también reconocen que Reus se haya entre sus posibles rutas, y también señalan más destinos en el territorio español, sobre todo aquellos que resulten atractivos a un mercado, el británico principalmente, que supone un 80% de su pasaje tradicional hacia España. Ryanair presenta el menor índice de maletas perdidas, el mejor porcentaje de puntualidad en Europa, casi un 93%, y el precio medio por billete más bajo, en torno a los 46 euros en 2002. En el ranking de IATA, esta compañía se sitúa en la cuarta plaza de compañías europeas en volumen de pasaje. La posibilidad de que organismos comunitarios pongan límite a las ayudas que estas compañías reciben es algo que "no nos preocupa -apunta Finn-. Somos optimistas puesto que tenemos muchos elementos a nuestro favor, incrementamos la afluencia de pasaje y transformamos el aeropuerto. Es complicado que otras aerolíneas puedan negociar con nuestros argumentos". Los incentivos que Ryanair pueda recibir por operar en el aeropuerto de Charleroi están en la actualidad en estudio por Unión Europea, y su resolución puede sentar un precedente de importancia para el negocio del "low cost". Sobre la fusión de KLM y Air France, como fruto de los movimientos del mercado, Finn opinó que "la situación cambiará poco de cara al consumidor, puesto que esa compañías tendrán que seguir manteniendo sus estructuras y empleados. No tienen nuestro modelo para poder competir en el mercado de bajo coste". Finn señaló que las ventajas competitivas de la aerolínea se refieren no sólo a la rebaja de costes, también tiene que ver la elección de aeropuertos más baratos, algo más lejanos a los centros turísticos y menos congestionados "lo que permite una mejor rotación de nuestros aviones" indicó. (Iván Vega/HOSTELTUR/Barcelona)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.