Diario 5405 18.10.2018 | 14:24
Hosteltur: Noticias de turismo

Ryanair reta a Bruselas al alcanzar un acuerdo con subvenciones con la Junta de Castilla y León

3 octubre, 2003
Lejos de arrugarse ante la amenaza de la Comisión Europea de considerar los acuerdos de Ryanair con diferentes aeropuertos europeos como ilegales, por recibir subvenciones públicas, el controvertido presidente de la aerolínea irlandesa de bajo coste, Michael O'Leary, va a lanzar en la mañana de hoy un nuevo órdago a la comisaria de Transportes de la Unión Europea, Loyola de Palacio. El presidente de Ryanair firmará en la mañana de hoy un acuerdo comercial con la Junta de Castilla y León por el cual su compañía aérea va a obtener diversos beneficios promocionales y económicos para implantar varias rutas entre el Aeropuerto de Valladolid y varios aeropuertos del Reino Unido.
Lejos de arrugarse ante la amenaza de la Comisión Europea de considerar los acuerdos de Ryanair con diferentes aeropuertos europeos como ilegales, por recibir subvenciones públicas, el controvertido presidente de la aerolínea irlandesa de bajo coste, Michael O'Leary, va a lanzar en la mañana de hoy un nuevo órdago a la comisaria de Transportes de la Unión Europea, Loyola de Palacio. El presidente de Ryanair firmará en la mañana de hoy un acuerdo comercial con la Junta de Castilla y León por el cual su compañía aérea va a obtener diversos beneficios promocionales y económicos para implantar varias rutas entre el Aeropuerto de Valladolid y varios aeropuertos del Reino Unido. Mientras que la Comisión Europea se encuentra en proceso de deliberaciones para tomar una decisión sobre el acuerdo comercial que Ryanair mantiene con el Aeropuerto de Charleroi en Bélgica, O'Leary ha cerrado un importante acuerdo con el Gobierno de Castilla y León para operar en Valladolid. La intención de O'Leary es iniciar nuevas rutas entre el Reino Unido y un aeropuerto secundaria de la meseta castellana cercano a Madrid para poder competir con aerolíneas tradicionales como Iberia y British Airways en el tráfico aéreo entre el centro de España y el Reino Unido. Para ello, ha alcanzado un acuerdo con la Consejería de Fomento de Castilla y León que puede traer muchos dolores de cabeza a los políticos castellanos, ya que en el caso de que Bruselas considere ilegal -por atentar contra la libre competencia- el acuerdo entre Ryanair y Charleroi, el posible acuerdo con Valladolid también podría ser afectado. En una política comercial agresiva, que ha caracterizado al controvertido ejecutivo desde sus inicios a la aerolínea irlandesa, O'Leary vuelve a retar a la Comisión Europea, convencido de que los acuerdos con los organismos públicos deben ser considerados totalmente legales. En cualquier caso, y a la espera de lo que la Comisión decida, Ryanair iniciará en breve una serie de operaciones entre Valladolid y el Reino Unido, que puede dar pingües beneficios al tejido comercial y turístico de Valladolid y sus alrededores. Un buen ejemplo de lo que puede suceder en Valladolid es la repercusión que la llegada de Ryanair ha producido en el Aeropuerto de Girona, donde en aproximadamente un año, el número de pasajeros ha crecido en un más que espectacular 600%. Una cifra que tampoco ha pasado desapercibida entre los políticos y empresarios catalanes, y en especial de la provincia de Tarragona, que vienen negociando con la aerolínea irlandesa desde hace unos meses para alcanzar un acuerdo con Ryanair e inicar vuelos entre el Aeropuerto de Reus y el Reino Unido. Un acuerdo que se encuentra en compás de espera, ante la situación que se vive en Bruselas. (Juan Miguel López/HOSTELTUR) (jmlopez@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.