Impulso a la aviación privada

China abrirá al tráfico todo su espacio aéreo de baja altitud en 2015

China abrirá al tráfico la totalidad de su espacio aéreo de baja altitud, que en la actualidad mantiene restringido, para 2015, lo que hará posible que opere con el país un mayor número de aparatos.

China abrirá al tráfico todo su espacio aéreo de baja altitud en 2015.China abrirá al tráfico todo su espacio aéreo de baja altitud en 2015.

Según recoge el diario oficial Shanghai Daily, este mismo año se empezará a probar la apertura al tráfico, de manera experimental, del espacio aéreo de baja altura de las provincias de Cantón, al sureste, y Hubei, en el centro del país, y, posteriormente, se irá extendiendo hacia el noreste y el centro sur del país hasta cubrir todo el territorio nacional en 2015.

En agosto de 2011, las autoridadese de la Administración de la Aviación Civil de China decretaron ya las zonas de Alxa y Genhe, en las llanuras poco pobladas de Mongolia Interior, como zonas de apertura experimental a vuelos privados de baja altura.

De hecho, hace ahora un año el director de la Administración de la Aviación Civil de China, Li Jiaxiang, adelantó los planes de que el espacio aéreo de baja altitud se abra gradualmente en las provincias de Cantón y la isla tropical de Hainan (sureste) y de Heilongjiang y Jilin (noreste).

Impulso a la aviación privada

El objetivo de abrir todo el espacio aéreo nacional por debajo de los 1.000 metros de altitud para 2015 es impulsar el sector de la aviación privada en China, para lo que se construirán también 72 nuevos aeropuertos para vuelos regionales y privados, sobre todo en el menos desarrollado oeste del país, señala ahora el mismo Li.

Shanghái, al este, con más de 23 millones de habitantes y miles de rascacielos en su centro urbano, a pesar de estar situada en el corazón del delta del Yangtsé, la zona donde se mueve más dinero de todo el territorio chino, no está entre las primeras zonas de apertura experimental.

Con todo, en octubre pasado el propio director de la Policía de Shanghái, Zhang Xuebing, adelantó a la prensa local que en ese sentido ya estaban haciendo "estudios de viabilidad", ya que "el Gobierno se ha percatado del estallido del mercado de aeronaves ligeras de propiedad privada".

Para ello será necesario poner en marcha nuevas leyes locales, que regulen de forma estricta el espacio aéreo de baja altitud de manera que se pueda evitar que los aparatos sobrevuelen zonas prohibidas y supongan una amenaza para los vuelos comerciales, señaló entonces Zhang.

Poco a poco, la incipiente apertura del cielo chino a vuelos de baja altura en avionetas y helicópteros privados está despertando el interés de los nuevos ricos chinos por estas actividades e incluso de algunos empresarios emprendedores.

En la provincia de Zhejiang, la zona más desarrollada del país, al sur de Shanghái, están surgiendo empresas que aspiran a convertirse en pocos años en gigantes del sector, y también clubes de nuevos ricos deseosos de volar y pilotar para huir de la rutina.

El principal obstáculo al desarrollo del sector fue hasta ahora el estricto control chino del espacio aéreo, bajo control militar, pero en 2010 el Consejo de Estado (Ejecutivo) y la Comisión Militar Central emitieron una circular conjunta para anunciar que parte del espacio nacional sería abierto para vuelos privados de baja altura.

Sin embargo, aún es necesario que cada aparato esté registrado ante la Administración de la Aviación Civil nacional, que certifica que su modelo está aprobado para el tráfico por el país, y por cada vuelo, los pilotos deben entregar antes del despegue un plan de ruta preciso con su horario y su recorrido también para su aprobación.

En 2010 había apenas 1.010 aparatos de vuelo privados registrados en China, en contraste con más de 330.000 en EEUU, el mayor mercado mundial de aviación general.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.