Diario 5434 21.11.2018 | 15:30
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Xavier Canalis

El turismo paga las excentricidades de Aena

Los aeropuertos españoles serán más caros a raíz de la subida de tasas 11 abril, 2012
  • El el modelo de caja única de Aena da igual el plan de negocios individual de cada aeropuerto

A raíz de la advertencia lanzada por Exceltur contra el alza de las tasas aeroportuarias, Xavier Canalis analiza en este post el cúmulo de circunstancias y errores de gestión que han precedido a dicho incremento de costes que perjudicará al sector turístico.

Aena, en lugar de ser un organismo gestor de aeropuertos guiado por los principios de máxima eficiencia y eficacia, acabó siendo como muchas cajas de ahorros: un instrumento al servicio de las veleidades y megalomanías de políticos mediocres.

Hágase un aeropuerto en mi provincia para demostrar a mis paisanos lo poderoso que soy. Ni plan de negocio ni leches: cuanto más grande mejor y punto.

Inversiones faraónicas

Ahí tenemos los aeropuertos de Burgos (costó 45 millones de euros; capacidad para 350.000 pasajeros pero en 2011 sólo pasaron por él 35.000 personas); Córdoba (Aena ha gastado ahí 110 M €, pero no hay vuelos regulares); Huesca-Pirineos (inversión de 45 M €, sin vuelos); León (80 M € invertidos desde 2004 para que tuviera un millón de pasajeros, cuando en su año récord tuvo 127.000), etc.

Sin olvidar las gigantescas ampliaciones de Málaga (1.775 M €, para alcanzar 30 millones de pasajeros en 2013, cuando su volumen de tráfico real no llega a los 13 millones); la T1 de Barcelona (1.258 M €); o la T4 de Madrid Barajas (6.185 M €, 2.000 millones más respecto a las previsiones iniciales).

Para conocer con más detalle éstas y otras disparatadas inversiones, pueden consultar el tema de portada ¿Y ahora qué hacemos con esto? sobre infraestructuras fantasma, publicado por HOSTELTUR noticias turismo el pasado febrero.

El modelo de caja única de Aena

“La realidad va a romper el mito de las tasas bajas. Porque las pérdidas tan fuertes en las que entra Aena no es por falta de potencial en sus aeropuertos más importantes, es por tasas que no recuperan costes”, apuntaba Germà Bel, catedrático de Economía, en dicho reportaje. Ver "España ha tenido una creencia religiosa en las infraestructuras".

“Tener que pagar, a través de sus pasajeros, para financiar inversiones exuberantes genera un problema a las compañías aéreas. Este es el resultado que nos deja una gestión con un modelo de caja única [Aena] donde da igual el plan de negocios individual, donde da igual el coste relativo de la expansión que hagas en un aeropuerto la necesite o no, porque de alguna forma alguien lo va a pagar”, indicaba Bel.

Y quien ha pagado hasta ahora ha sido el sector turístico, ya que aeropuertos como Palma de Mallorca, Tenerife Sur, Las Palmas de Gran Canaria o Girona han estado “persistentemente cobrando tasas muy por encima de costes”, apunta Germà Bel.

Es decir, estos aeropuertos turísticos –gracias sus beneficios- podrían haber cobrado tasas menores o podrían haber usado recursos excedentarios para actuaciones en su territorio de impacto. Y en cambio “han sido usados para financiar la caja común de Aena”.

Cabe recordar que a cierre de 2011 la deuda de Aena alcanza los 14.942 millones de euros. Deuda, por cierto, avalada por el Estado español.

Los excesos de la fiesta

Y ahora el Gobierno aprueba un alza de las tasas aeroportuarias, que podría provocar 2,87 millones de llegadas de turistas menos en 2012, lo que significaría dejar de ingresar 1.636 millones de euros, según asegura Exceltur.

Conclusión: tenemos aeropuertos más caros porque ahora toca pagar los excesos de la fiesta. Pero quien debe asumir -una vez más- la factura es el sector turístico.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.