Diario 5589 22.05.2019 | 22:40
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Norwalk, un virus vinculado a los cruceros, afecta a los pasajeros del buque británico "Aurora"

4 noviembre, 2003
Los pasajeros del buque británico "Aurora", atracado en Gibraltar, se han visto afectados por el virus Norwalk, llamado así por su aparición hace 30 años en esa ciudad del Estado norteamericano de Ohio y vinculado desde hace tiempo a los viajes en crucero.
Los pasajeros del buque británico "Aurora", atracado en Gibraltar, se han visto afectados por el virus Norwalk, llamado así por su aparición hace 30 años en esa ciudad del Estado norteamericano de Ohio y vinculado desde hace tiempo a los viajes en crucero. El año pasado, la Organización Mundial de la Salud alertó de que, debido al desarrollo del transporte marítimo, las epidemias a bordo de los barcos podían multiplicarse si no se tomaban precauciones. Las principales afecciones vinculadas a ese medio de transporte son la legionelosis y las enfermedades gastrointestinales y, en este segundo campo, advirtió la OMS, el agente patógeno más activo es el virus tipo Norwalk. Los síntomas que provocan los denominados "norovirus" son náuseas, vómitos, diarrea y dolor estomacal, en ocasiones acompañados de fiebre, y aparecen entre un día y dos días después del contagio; estos síntomas duran entre 24 y 48 horas y la afección casi nunca adquiere gravedad. El problema es que el contagio es relativamente fácil, ya que además de a través de los alimentos y del agua, se puede contraer el virus al tocar objetos contaminados y llevarse la mano a la boca o al estar en contacto con personas infectadas. El buque "Aurora", donde se han contagiado más de 500 pasajeros por un norovirus, se une ahora a la larga lista de barcos afectados por el Norwalk en los últimos meses, especialmente en Estados Unidos. En ese país el año pasado este virus contagió a más de 2.000 personas, situación que se temió que afectara a la industria de cruceros de Florida; la aparición de más casos en buques a principios de este año reavivó el debate sobre la higiene en los transatlánticos. Uno de los buques afectados en Estados Unidos, el "Oceana", pertenecía, como el "Aurora", a la naviera británica "P&O Cruises". El "Aurora" zarpó de la localidad inglesa de Southampton el 20 de octubre con 1.900 pasajeros -la mayoría turistas británicos- y 837 tripulantes a bordo. El 24 de octubre hizo su escala prevista en Palma de Mallorca y luego en Sicilia, pero a su llegada a Venecia los pasajeros fueron obligados a permanecer a bordo y lo mismo ocurrió en Dubrovnik (Croacia), su siguiente parada. El 30 de octubre, las autoridades griegas prohibieron el atraque en el puerto de Pireo (Atenas), cuando el número de pasajeros infectados era de 430 y, tras ese incidente, el barco puso rumbo a Gibraltar. Su llegada al Peñón ha llevado al Gobierno español a cerrar esta mañana la frontera con Gibraltar como medida preventiva de salud pública, una decisión que el ministro británico de Asuntos Exteriores, Jack Straw, ha calificado de "innecesaria y desproporcionada". El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, aseguró que sólo quedan once enfermos en el crucero y que se han tomado dos medidas de precaución: que no bajen los pasajeros que desde el jueves a medianoche hayan presentado síntomas y que quienes desembarquen depositen sus pasaportes para asegurarse de que todos regresan a bordo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.