Diario 5329 22.07.2018 | 20:50
Hosteltur: Noticias de turismo
Un post de Xavier Canalis

Próxima parada: Fukushima

Recorrido en el tren bala desde Tokio hasta Sendai 16 abril, 2012

El tren bala Shinkansen ha salido puntualmente el domingo a las seis de la tarde de la estación central de Tokio, dirección Sendai, a 300 kilómetros al norte.

A través de las ventanas observo que oscurece más pronto que en España, así que no hay mucho paisaje que ver.

Ojeo la revista de compras a bordo. Algo así como el catálogo de la Tienda en Casa, donde puedes encontrar muebles, calzado, gabardnas, tuperwares, palos de golf, relojes...

Un artículo me llama poderosamente la atención. Es una especie de capucha acolchada plateada que te pones en la cabeza. Cuesta 3.999 yenes, cerca de 37 euros. Pero si compras dos hay un descuento.

Entonces recuerdo las imágenes que vi hace un año, en el teleriario. Unos niños japoneses, muy pequeños, cogidos de la mano, todos con una capucha plateada, esperando a ser evacuados a alguna parte.

Por la megafonía del Shinkansen suena un aviso, primero en japonés y luego en inglés: "Señoras y señores, en breves momentos llegaremos a la próxima parada, Fukushima".

Vuelvo a ojear la revista. En la misma página donde se anuncia la capucha protectora anti-desastres venden también mantas isotérmicas, lámparas de cámping, escaleras de cuerda, WC portátiles, raciones de emergencia -que al parecer están de oferta- y una especie de tope para armarios, que fija el mueble al techo para que no caiga en caso de temblores...

A los occidentales siempre nos sorprenderá el modo en que los japoneses, a lo largo de generaciones, se han acostumbrado a vivir -con relativa normalidad- bajo la amenaza de terremotos y tsunamis. Probablemente esa resiliencia colectiva ha forjado su carácter como nación.

Son las siete y media de la tarde del domingo. El tren bala aminora su marcha. Nos detenemos en la estación de Fukushima, un nombre que ha pasado ya a la historia. Baja medio centenar de pasajeros. Es una estación nomal y corriente.

El tren sigue su recorrido y 100 Kilómetros más al norte llegamos a Sendai. En esta ciudad, una de las más afectadas por el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011, tiene lugar la primera parte de la cumbre anual del World Travel & Tourism Council. La segunda parte se celebrará en Tokio a partir del martes.

Cuando escribo estas líneas me encuentro en la planta 32 del hotel The Westin Sendai. Las vistas de la ciudad de noche son impresionantes. Suerte que no tengo vértigo... Y que todos los edificios son anti-terremotos.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.