Diario 5564 22.04.2019 | 08:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Los hoteles, objetivo de los antiguos teléfonos 906

18 noviembre, 2003
Las empresas que operan los antiguos teléfonos de la gama 906, que tienen una tarifa adicional para quien los utiliza, ahora tienen en su punto de mira a los hoteles, pero algunos directores se han dado cuenta de la estratagema, pese a que los números han sido cambiados por otros para despistar a quienes ya conocían sus efectos.
Las empresas que operan los antiguos teléfonos de la gama 906, que tienen una tarifa adicional para quien los utiliza, ahora tienen en su punto de mira a los hoteles, pero algunos directores se han dado cuenta de la estratagema, pese a que los números han sido cambiados por otros para despistar a quienes ya conocían sus efectos. El presidente de los hoteleros de Cala Major y director del Zenith, Francisco García Carbonell, se percató de que una organización está intentando engañarle mediante un nuevo sistema, y ha alertado a todos sus colegas para no caer en el engaño. El plan consiste en que se le envía al hotel una carta por fax o correo electrónico, en la que se le solicita la reserva de habitaciones para una fecha determinada. El remitente del mensaje le pide que la información sobre su reserva sea enviada por fax y le da el número telefónico, que resulta ser un 803, teléfono por el que se ha de efectuar un pago. Lógicamente la carta no avisa del coste que tendrá para el hotel el envío del fax, lo que contraviene la normativa y convierte a la operación en un asunto irregular. Telefónica ha designado los 803 sólo para llamadas de adultos o contactos, pero quienes envían los mensajes al hotel Zenith, "se les ve muy interesados en que enviemos el fax porque tras enviar la petición, llaman por teléfono al hotel insistiendo en que respondamos lo antes posible", comentó García Carbonell. Las cartas que se han recibido en el Zenith parecen provenir de la misma empresa, que utiliza distintas fórmulas para despistar, aunque aparentemente el redactor es el mismo, puesto que comete errores idénticos en cartas distintas. En algún caso se incluye un supuesto número de tarjeta de crédito para efectuar el cobro por adelantado, pero no se indica el tipo de tarjeta ni la fecha de caducidad. "Necesitamos cuanto antes una reserva para el martes (...) Necesito me confirman si posible hoy al fax 803" (sic). Ésta es una de las fórmulas empleadas. En otras cartas se pregunta si hay garaje o servicio de Internet, y que "si hay que hacer depósito ruego me indiquen su cuenta bancaria o si aceptan Visa/Mastercard". Las frases que se utilizan son las normales para este tipo de transacción, aunque en todos los casos, el supuesto nombre del remitente es siempre inglés, italiano o holandés, y siempre se deslizan errores en la redacción del texto, porque quizás se pretenda dar la impresión de que se trata de un extranjero con pobres conocimientos de castellano. En los correos electrónicos el remitente pide que no se le responda mediante el mismo sistema sino a través del número de fax, que también empieza por 803. El número siguiente es el cinco, y según explicó García Carbonell, indica el nivel de pago que deberá realizar el hotelero por enviar el fax a dicho número. (M.M., Diario de Mallorca, 18/11/03)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.