Diario 5427 14.11.2018 | 00:18
Hosteltur: Noticias de turismo
Proponen un salario mínimo de 1.200 €

Empleo turístico en España: ¿cantidad o calidad?

Arrecia la polémica en un año récord en llegadas de turistas 13 noviembre, 2014

A pesar de que España cerrará 2014 con un nuevo récord en la llegada de turistas extranjeros -se esperan 60,4 millones de visitantes-, ha arreciado la polémica sobre la cantidad y calidad del empleo turístico que se está creando. Algunos expertos incluso sostienen la necesidad de establecer un salario mínimo en la hostelería de 1.200 euros.

El informe oficial Coyuntur correspondiente al tercer trimestre de 2014, elaborado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, destaca que “el empleo en el conjunto de las actividades turísticas presenta una evolución positiva del ciclo-tendencia desde julio del año pasado”, tal como muestran los datos de afiliación a la Seguridad Social.

Por ejemplo, en la hostelería, principal rama ya que aglutina casi dos de cada tres empleos turísticos, el empleo creció un 4,4% el pasado mes de agosto. “Además, el porcentaje de parados sobre activos en el sector turístico en el segundo trimestre fue del 15,3%, mientras que hace un año se situó en el 17,7%”, recuerda Coyuntur.

Por otra parte, y según un informe elaborado por la empresa de trabajo temporal Randstad basado en los datos de la Seguridad Social, el número de trabajadores en las empresas turísticas españolas de hostelería y agencias de viajes ha aumentado este verano un 5,5% respecto a las cifras previas a la crisis de 2008.

“El pasado agosto es el mes que registra el mayor volumen de ocupación, desde 2008, con un registro histórico: un total de 1.544.905 empleados”, informaba dicha compañía.

Según apunta Samantha Servizio, directora de Zona y de Especialidades de Randstad, “el sector turístico mantiene un crecimiento sostenido y es uno de los principales motores de crecimiento de nuestro PIB, aún en tiempos de crisis”.

De acuerdo con Randstat, los perfiles más demandados por las empresas turísticas son: camareros, camareros de piso, ayudantes de cocina, animadores y cocineros.

CLICK PARA AMPLIAR IMAGEN.CLICK PARA AMPLIAR IMAGEN.

Empleo turístico en España: ¿cantidad o calidad?Empleo turístico en España: ¿cantidad o calidad?

Sin embargo, los sindicatos arrojan un jarro de agua fría sobre el optimismo del Gobierno y de las empresas de trabajo temporal.

“Es verdad que los excelentes datos turísticos que llevamos contabilizados demuestran que se está generando empleo por primera vez desde que comenzara la crisis, porque habíamos tocado fondo, pero no es menos cierto que el empleo que se está creando es de poca calidad, precario y a tiempo parcial”, sostiene Gonzalo Fuentes, dirigente de CCOO.

Y por otra parte, añade Fuentes, “desde CCOO tenemos claro que el aumento del turismo internacional se debe a la situación de inestabilidad política de Egipto, Túnez, Siria, etc. El objetivo prioritario debería centrarse en la fidelización de los turistas que nos visitan y apostar por una calidad integral, que sólo se puede ofrecer cuando los trabajadores se sienten dignificados con su trabajo. Para CCOO la calidad turística pasa irremediablemente por un cliente satisfecho, un trabajador satisfecho".

Sin embargo, según advierte CCOO, en algunos subsectores como el hotelero, la relación entre calidad turística y tipo de empleo es cada vez más frágil.

“El total de la media de empleo en el subsector ha sido de 188.049 trabajadores [según la encuesta de ocupación hotelera del INE]. Mientras el empleo sólo crece un 0,79% de enero a agosto, las pernoctaciones lo hacen en un 2,76%, de lo que se deducen unas abusivas cargas de trabajo que implican un empeoramiento de las condiciones laborales y de la conciliación de la vida familiar y profesional, así como un notable aumento de la economía sumergida y que lógicamente repercute en la calidad en el servicio. A ello hay que añadirle que el poco empleo que se ha creado ha sido precario y a tiempo parcial”, explica Gonzalo Fuentes.

Aumento del turismo internacional

Cabe recordar que, de enero a agosto, España recibió 45,5 millones de turistas extranjeros, lo que significó un crecimiento interanual del 7,3%, según la encuesta oficial Frontur. Es decir, un aumento de casi tres millones de visitantes adicionales.

En el mismo período, el empleo turístico registró una subida del 3,8%, según las cifras de la Seguridad Social. En cifras totales, se crearon cerca de 50.000 nuevos puestos de trabajo, entre asalariados y autónomos.

Sin embargo, según destaca CCOO, “una parte de esos nuevos autónomos son obligados por los empresarios para que éstos se paguen la cuota de la Seguridad Social, lo que denominamos falsos autónomos".

"A ello tenemos que sumarle que el empleo creado en el régimen general ha sido porque se ha destruido empleo fijo a tiempo completo. Es decir, empleo estable y con derechos está siendo sustituido por empleos precarios, gracias a la reforma laboral que impuso el Gobierno del PP hace dos años”, sostiene Fuentes.

Los datos recopilados por este sindicato son elocuentes: el 95% de los contratos que se han realizado son de carácter temporal, “muchos de ellos contratos formativos sin formación, en prácticas y becarios, todo con el objetivo de pagar menos”.

Además, más de la mitad de los contratos realizados son a tiempo parcial. “Y del 5% que se consideran indefinidos, el 2% son fijos discontinuos; otro 2% corresponden fijos a tiempo parcial; y tan solo el 1% han sido fijos a tiempo completo”.

¿Nos fiamos de las estadísticas?

Gonzalo Fuentes es tajante: “una parte del empleo que se ha creado es irreal, ya que es en detrimento del empleo a jornada a tiempo completo”.

Además, CCOO acusa al Gobierno de “maquillar” los datos de empleo turístico. “Los trabajadores contratados a tiempo parcial, en el mejor de los casos, están dados de alta a la Seguridad Social entre dos y cuatro horas, y a efectos estadísticos cuentan como si estuvieran trabajando a tiempo completo".

"Desde que la reforma laboral desreguló el trabajo a tiempo parcial este tipo de contrato se ha convertido en el más fraudulento, ya que la gran mayoría trabaja ocho ó 10 horas, y, en el mejor de los casos, se les da de alta en la Seguridad Social por cuatro horas, lo que significa un fraude en toda regla”, añade el portavoz sindical.

Más economía sumergida

Por su parte, la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) vincula los problemas para la creación de empleo con el incremento de la economía sumergida en la actividad turística, especialmente en el ámbito de las viviendas turísticas ilegales.

Y es que en España hay 1,4 millones de plazas regladas frente a las más de dos millones anunciadas en internet, muchas de las cuales se comercializan a través de plataformas P2P, según datos recopilados por la patronal hotelera.

En este sentido, CEHAT explica que “en términos de empleo, el sector del alojamiento genera 268.000 empleos directos [cifras de afiliación a la Seguridad Social] y más de 300.000 indirectos, lo que supone un empleo directo por cada cinco camas legales. Además, estos empleos están regulados por convenios colectivos con una normativa estricta en términos de tipología de contratos, formación o externacionalizaciones”.

Según sostiene la citada asociación, “la aparición de cientos de miles de viviendas privadas para uso turístico con precios inferiores, por su falta de cumplimiento de las normativas aplicables, hará disminuir aún más los precios en hoteles con consecuencias negativas en rentabilidad, empleo, inversión y problemas financieros”.

Los turistas compran horas

Lo cierto es que desde que comenzó la crisis en 2008 ha sido habitual, en foros y tertulias, escuchar referencias al sector turístico como “motor de la economía española” y “clave para la recuperación económica y del empleo”.

Sin embargo, esta visión choca de lleno con el análisis realizado por Miquel Puig, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de Barcelona.

Y es que el problema del actual modelo turístico español, según sostiene este economista, es que “vendemos muy barato, a pesar de que tenemos un producto muy bueno”.

Y la clave radica precisamente en el empleo: “¿Por qué nuestro turismo es barato? No porque los viajeros vengan en aerolíneas low cost y con mochilas, sino porque los turistas compran horas. Y estas horas están formadas por el beneficio que saca el empresario y el salario del trabajador turístico. Un salario que salvando excepciones es muy bajo, así que el servicio es bajo y lo que saca el país es muy bajo”, sintetizó este economista durante unas jornadas organizadas el pasado 1 de octubre en Barcelona.

“Cuando alguien contrata a un mileurista, a lo largo de su vida los impuestos que habrá generado esa persona serán la mitad de lo que habrá costado en términos de sanidad, prestaciones de desempleo, etc".

"Es decir, estos trabajadores están subvencionados por el resto de la sociedad. Por tanto, una actividad que utiliza mileuristas en gran parte es una actividad subvencionada”, según sostiene Miquel Puig.

Turismo e impuestos

Este economista recuerda que “el Estado del bienestar es carísimo de mantener y el problema es que los camareros no pagan impuestos porque son mileuristas. No tengo nada contra el turismo, pero si queremos desarrollarlo no podemos hacerlo con salarios bajos o nos tenemos que cargar el estado del Bienestar. El problema es que es una actividad que crea puestos de trabajo que no pagan suficientes impuestos”, remarca.

Ante este panorama, Miquel Puig propone dos soluciones. La primera sería aplicar un impuesto a la actividad turística, “dados los costes indirectos que genera al estado del Bienestar”.

La segunda opción sería establecer un salario mínimo en la hostelería, “de 1.200 euros al mes”. Y es que, si España se vanagloria de ofrecer un producto turístico mejor que el de otros países europeos, “¿por qué tenemos que pagar peor a nuestros trabajadores?”.

---

Este reportaje ha sido publicado en la revista HOSTELTUR de noviembre y puede descagarse como pdf a través del siguiente enlace: Empleo turístico en España ¿cantidad o calidad?.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Por desgracia para nuestro turismo, el problema en la actualidad no es una disyuntiva que nos pueda a llevar a elegir entre cantidad o calidad, dado que ninguno de ellos existe en nuestro turismo, ni hay cantidad suficiente de trabajadores, ni la mayoría de éstos tienen el mínimo de calidad que pudiera hacerlos rentables y productivos para unas empresas incapaces de ver que con la política de personal que estan realizando, solo pueden terminar estrellándose. Al mismo tiempo, la actitud y comportamiento de las organizaciones sindicales no ayuda en nada a la solución de los problemas existentes.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.