Diario 5327 19.07.2018 | 21:36
Hosteltur: Noticias de turismo

AENA y los controladores seguirán negociando la jornada hasta febrero

27 diciembre, 2003
La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y AENA decidieron este viernes prorrogar hasta el próximo 29 de febrero el acuerdo sobre la prolongación de la jornada laboral de control cuya vigencia terminaba el 31 de este mes, explicó a Efe el presidente de USCA, Juan María García Gil.
La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y AENA decidieron este viernes prorrogar hasta el próximo 29 de febrero el acuerdo sobre la prolongación de la jornada laboral de control cuya vigencia terminaba el 31 de este mes, explicó a Efe el presidente de USCA, Juan María García Gil. De esta manera, USCA y AENA se dan dos meses más de plazo para seguir negociando la futura jornada laboral de los controladores -1.850 personas en toda España-, una decisión que favorecerá a los usuarios del transporte aéreo, especialmente durante el gran tráfico de las Navidades. Los controladores y AENA llegaron a este acuerdo durante una reunión, celebrada esta mañana en la sede de Navegación Aérea, y a la que asistieron el comité ejecutivo de USCA y su presidente, Juan María García Gil, los representantes de la dirección de AENA, y el secretario de Estado de Infraestructuras, Benigno Blanco. En declaraciones a Efe, el presidente de USCA -sindicato que representa al 95 por ciento de los 1.850 controladores aéreos de España- explicó que la semana próxima -entre el lunes y el martes- se establecerá el nuevo calendario de reuniones para, a partir del próximo enero, retomar la negociación de la jornada laboral. No obstante, Juan María García recomienda a la dirección de AENA "mayor voluntad negociadora" porque en caso de que no se logre un acuerdo, habrá "caos aéreo", que no es otra cosa, precisó, que dejar de hacer suplencias y de prolongar las jornadas, "en ningún caso nos hemos referido a una huelga", dijo. Además, García explicó que los controladores lamentan la situación pero que no son quienes generan el problema, sino quienes lo "padecen", al "sufrir" la escasez de la plantilla y su mala distribución. Aunque AENA hoy no quiso hacer declaraciones sobre la reunión, el pasado martes, explicaba en un comunicado que "la programación de los servicios de control se realiza con noventa días de antelación, por lo que cualquier modificación posterior, tanto operativa como laboral, obliga a adoptar medidas extraordinarias, por lo que siempre ha sido intención de AENA la negociación constante para cerrar el citado acuerdo con tiempo suficiente". La jornada laboral máxima de un controlador es de 1.200 horas al año, que en la práctica, según AENA, se reducen a 1.142 horas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.