Un análisis de José Manuel de la Rosa

Intermediación: los tópicos se van cumpliendo

Análisis/ “La llegada de internet acabará con el actual modelo de agencias de viajes”, “su única alternativa es la especialización”, “el agente de viajes tiene que convertirse en consultor”… Son algunos de los augurios que se vienen oyendo en el sector desde hace años y, aunque tópicos, se están cumpliendo.

“¿Qué es lo primero que haces si quieres ir a Londres?”. “Entro en easyJet y reservo”, me contesta una joven universitaria que compatibiliza los estudios con un pequeño trabajo. “¿No entras en una agencia online o un buscador antes?”, le vuelvo a preguntar; “en este caso no, porque ya he estado otras veces allí y me ha ido bien con esa compañía”, responde. “¿Y si quieres ir a Barcelona?”; “entro en Renfe, también lo conozco”. “¿Y si quieres ir a Praga, que nunca has estado?”; “Pues entro en Google y busco ‘vuelos baratos a Praga’. Y comparo entre todo lo que sale”.

“¿Y si buscas alojamiento?”, insisto en mi interrogatorio; “miro en Booking y en Airbnb”. “¿Has entrado alguna vez en una agencia de viajes?”; “sí, cuando era pequeña y viajaba con mis padres, alguna vez les acompañé para ir de vacaciones a Egipto o Túnez. Aunque otras veces, como cuando vamos a Italia o a la playa, mi padre también reserva por internet el hotel y el avión, o sólo el hotel y vamos en coche”.

Este diálogo es sólo un ejemplo que no pretende sentar cátedra, pero que ofrece una imagen bastante aproximada de cómo evoluciona el mercado de los viajes, los hábitos a la hora de comprarlos y cómo afecta todo esto a los modelos de negocio que se dedican a la distribución e intermediación, teniendo muy presente el claro condicionamiento que han traído las nuevas tecnologías. Es decir, internet.

Para comprenderlo basta preguntarse cómo comprábamos un billete de avión hace apenas 10 años y cómo lo hacemos ahora. Y lo mismo en el caso de una reserva hotelera. Hoy, todavía se sigue yendo a una agencia cuando se va a viajar a un destino desconocido o complejo, o cuando queremos algo especial. Pero cabría preguntarse cómo reservará un viaje de esas características la joven universitaria dentro de 10 años, cuando tenga familia y mayor capacidad de compra.

La evolución del mercado y el inexorable relevo generacional en los estratos de población con mayor capacidad y posibilidades de consumo, plantea una serie de preguntas sobre el futuro del sector de la intermediación turística.

Por ejemplo, ¿tiene futuro el modelo de agencia online centrada en un producto con tan poca rentabilidad como el aéreo, del tipo eDreams o Rumbo, cuando claramente las aerolíneas apuestan cada vez más por la venta directa a través de sus webs? ¿Qué recorrido tienen los buscadores-comparadores ante el futuro y previsible crecimiento de las herramientas de búsqueda de vuelos y hoteles de Google (Google Flights y Google Hotel Finder)?

Y, sobre el modelo tradicional, ¿seguirá habiendo agencias de viajes a las que se vaya a reservar presencialmente? Todo indica que en este caso se está cumpliendo uno de los tópicos. Aceptado el primero -internet ha puesto patas arriba al sector de la intermediación-, el siguiente tópico referido a las agencias parece que también se cumple y se cumplirá: el futuro de la agencia presencial pasa por la especialización.

Esto último se lleva diciendo hace ya bastante tiempo, aunque siempre se encuentran voces en el sector de las agencias que lo contradicen y siguen defendiendo el modelo tradicional generalista. Pero el cierre de la mitad de las agencias que había en España hace seis años da qué pensar. Es cierto que han sido años de crisis, pero muchos coinciden en señalar que la recesión ha venido a precipitar una necesaria reestructuración de un parque sobredimensionado.

Y esa reestructuración afecta tanto a pequeñas agencias independientes como a grandes redes, si bien estas últimas disponen de mayores recursos para adecuar el modelo a los cambios, aunque algunas siguen más cerca de la caverna que del presente.

Pero ya hay pequeñas y medianas agencias que viven en el futuro desde hace años. Son las que se dedican a segmentos concretos, como el corporativo, congresual, determinados destinos o nichos de clientela. Hay agentes de viajes que llevan años devanándose los sesos para adelantarse a los deseos de sus clientes, ofrecer una eficaz gestión de sus viajes y estar sobre la ola de los cambios. Los que pretendan seguir vivos a base de reservas de avión, hotel o escapadas, lo tienen crudo.

 

Comentarios 7

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Intermediador16/12/2014 9:12:54

Varias cosas, ese universitario imagino que llegado el tiempo en el que trabaje valorará más su por aquel entonces tiempo libre y de vacaciones y no se "jugará" su semana o quince días al año reservando a la ligera un hotel en Praga. El billetaje creo que lo mismo, otra cosa será que tenga que reservarse una noche de hotel y un vuelo a Barcelona por motivos de trabajo y viva en Madrid, en ese caso los intermediadores no pintamos nada. Han cerrado agencias, por supuesto, tambien habian abierto más de las necesarias, aclaro, ha habido temporadas, años, en las que se dudaba entre abrir un bar o una agencia, gente sin experiencia, rebotada de otros sectores venian al turístico sin conocimiento alguno, conocian Benidorm y poco más. Con el tiempo creo que ha habido un filtro natural, que a mi modo de ver ya ha dejado el número, más o menos correcto de agencias

122 Más comentarios del lector Responder

Kino16/12/2014 10:12:11

A grandes rasgos podria estar de acuerdo con el analisis de Jose Manuel de la Rosa, pero no seamos alarmistas. Efectivamente, hay muchisimas agencias que han tenido que cerrar sus puertas, pero analicemos el porqué: principalmente, creo que la sobredimensión de oficinas en España era completamente irracional, irreal y, por decirlo suavemente, de una media muy baja de profesionalidad. También efectivamente, la crisis ha influido sobradamente a depurar la "supervivencia" de la especie. Pero no estoy en absoluto de acuerdo en esos negros augurios de la practica extinción de la agencia tradicional. Analicemos que és esencialmente internet, ni mas ni menos que un medio de comunicación rápido y efectivo. ¿Os acordais de esas monstruosas campañas de Marsans, V.Iberia, etc...? con esos tremendísimos e irracionales descuentos?, pues fijaros donde están ahora. La única ventaja que puede tener internet sobre la agencia tradicional se basa principalmente en sus 24 h. de apertura al público. Pero veamos los inconvenientes: qué ocurré cuando se trata de un circuito un tanto complicado?, ó cuando estás buscando un buen asesoramiento de una zona ó de la ubicación más idonea de un establecimiento?, por no hablar de trámites aduaneros ó de visados, etc.... Pero sobretodo, en lo que si tenemos una ventaja innegable es en saber dar un valor añadido a nuestro trabajo, en poner la cara y el alma en todo lo que hacemos con toda la profesionalidad de la que seamos capaces . . . y más. En saber buscar la excelencia en el servicio postventa. Y todo ello . . . con la mejor de nuestras sonrisas. En eso si que no nos gana internet. Y hay más, pero nos lo guardamos cada uno en nuestro secreto profesional. Compañeros de profesión . . . ¡NO os rindais! No sobrevive el más grande y más fuerte, sino el que mejor se adapta a los cambios. ¡¡ANIMO A TODOS!!..

72 Más comentarios del lector Responder

Montero17/12/2014 10:12:30

Estimado Jose Manuel creo que hoy el artículo te lo has curado poco. Lo que has dicho es de perogrullo cualquier empresa que no se adapte a los nuevos tiempos se queda atrás y el fin de la misma es normal, es como si los periodistas o redactores fueran por las plazas contando las noticias ( no digo yo que no tenga encanto ) y no se adaptaran a la nueva era tecnológica. De todos los amigos profesionales que tengo ejercen su profesión adaptándola al presente o futuro más próximo, de lo que estudiamos en la carrera ( soy uno de los nostálgicos que estudió La Diplomatura de Turismo) a lo que ahora mismo se hace dista una barbaridad pero ahí radica la profesionalidad del Agente de Viajes, Abogado, Médico, Periodista, Carpintero, Fontanero o cualquier profesional que se precie tiene que estar en continúo aprendizaje y como se dice por el Sur, Camarón que duerme se lo lleva corriente.
Siempre me quedara si me quedo en el paro meterme a redactor de viajes por internet , corresponsal de callejeros viajeros o presentador de españoles por el mundo o como ultimo recurso montare un quiosco de pipas si estas todavía existen si se da el caso.

31 Más comentarios del lector Responder

Usuario

José Manuel de la Rosa / Hosteltur17/12/2014 11:12:13

Estimado ‘Montero’,
Agradecemos tu comentario. El humor, que no falte. Veo que te has quedado con el párrafo que te afecta, obviando el resto. Y siguiendo con el desenfadado tono de tu comentario, me permito añadir otro atractivo al hecho de ser periodista online: Cualquiera puede cuestionar en público tu trabajo sin aportar más valor que su opinión.
Aquí estamos, para lo que haga falta.
Muchas gracias por opinar, y un cordial saludo.
José Manuel de la Rosa / Hosteltur

42 Más comentarios del lector Responder

Montero17/12/2014 14:12:22

Apreciado José Manuel veo que mi comentario no ha sido de su agrado. Mi opinión es tan válida como la suya o al menos eso me hace pensar mi experiencia en este tan denostado sector de las agencias de viajes.
Llevo en el sector de Agencias de Viajes solo desde el año 1991 y desde ese mismo año llevo escuchando que es un sector en vías de extinción bien por una parte o bien por otra, lo último ver en un periódico que una de las carreras con menos salidas profesionales es la Diplomatura de Turismo para luego en la misma publicación decir que este año el motor de la economía española, el TURISMO, tendrá unas cifras de récord. He vivido el cambio de la máquina de Telex al Fax, de las reservas por teléfono al reservas web, de la libreta de papel al iPad y así le puedo contar multitud de historias pero lo que siempre tienen en común todas es que gente que no son profesionales del gremio ( porque yo aunque escriba aquí no soy periodista ) opinan sobre nosotros y nuestro próximo fin.
Siempre me quedaré con la frase que me enseño Ana, la persona que me tuteló en mis practicas en Málaga allá por el año 91 y que me inició después en esta bendita profesión, NOSOTROS SOMOS ASESORES DE VIAJE Y NO EXPENDE BILLETES. Esa frase la debería de tener todo agente de viajes en la puerta de su negocio.
SOY ASESOR DE VIAJES
Muchas gracias por leer mi comentario y saludos.
Jesús Montero
Viamonte Viajes

31 Más comentarios del lector Responder

CRISTINA17/12/2014 17:12:22

"Lo último ver en un periódico que una de las carreras con menos salidas profesionales es la Diplomatura de Turismo para luego en la misma publicación decir que este año el motor de la economía española, el TURISMO" A mi esto me llega profundamente, es el motor de la economía española pues que el Estado y la sociedad se esfuerce por reconocer el trabajo de los Diplomados en Turismo y que las empresas contraten gente especializada, estoy cansada de oir que nuestro sector no está cualificado cuando es el que más debería estarlo, mayor cualificación - mejor calidad en el servicio. Deberían aprobarse leyes contra el intrusismo laboral.

20 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.