Italia: El Gobierno renueva la dirección de Alitalia para tratar de salvarla de la crisis

El hasta ahora director general de Alitalia, Marco Zanichelli, fue nombrado ayer viernes consejero delegado de la compañía en sustitución de Francesco Mengozzi, que presentó su dimisión durante la reunión del Consejo de Administración, poco después de que el Consejo de Ministros diera luz verde a su sustitución.

El hasta ahora director general de Alitalia, Marco Zanichelli, fue nombrado ayer viernes consejero delegado de la compañía en sustitución de Francesco Mengozzi, que presentó su dimisión durante la reunión del Consejo de Administración, poco después de que el Consejo de Ministros diera luz verde a su sustitución. El presidente de la aerolínea, Giuseppe Bonomi, se mantiene en su cargo y compartirá las tareas de dirección con Zanichelli. Se trata, según el Gobierno, de una "solución puente" para afrontar de forma temporal la crisis que atraviesa la aerolínea italiana, con fuertes pérdidas y la falta de acuerdo entre dirección y sindicatos para aprobar un plan industrial que prevé 1.500 despidos y que es fuertemente contestado. El dúo Bonomi-Zanichelli contará además con el apoyo de dos subdirectores generales, Glenn Hauenastein y Luca Egidi, cuyo cargo tendrá un carácter provisional. Después de varios días de negociaciones y rumores sobre los cambios en la dirección de la aerolínea de bandera, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, aseguró hoy que se trata de "la mejor y más razonable de las soluciones". Sobre Mengozzi existían desde hace tiempo numerosas voces que pedían su dimisión por su oposición a negociar el drástico plan, que fue presentado el pasado octubre y que ha dado origen a numerosas movilizaciones y huelgas de los cerca de 21.000 trabajadores de la sociedad. Alitalia, de la que el Estado posee un 62 por ciento, lucha por sobrevivir a las perdidas económicas -que el pasado año se acercaron a los 450 millones de euros- los crecientes costes relacionados con la seguridad y la crisis generalizada en el sector aéreo. En este contexto, la hipótesis de una privatización ha sido motivo de ulterior tensión con los empleados y los sindicatos. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi declaró ayer miércoles que "por el momento" no está en su mente la opción de privatizar Alitalia, mientras que el ministro de Transporte, Pietro Lunardi, admitía ayer la posibilidad de "una privatización parcial". Sobre el futuro de la compañía planea también una posible alianza con Air France y KLM, contenida dentro del plan de reestructuración ideado por Mengozzi. En este sentido Lunardi ha afirmado que esta alianza no será posible hasta que la compañía no haya salido de su actual crisis, al afirmar que "nadie organiza una boda si la novia está enferma". Tras ser confirmado como presidente, Bonomi, nombrado el año pasado y cercano a la Liga Norte, uno de los socios en el Ejecutivo, subrayó hoy que Alitalia "es una empresa con un gran potencial, hay que ponerse a trabajar con el apoyo de todos". Sin embargo los sindicatos no comparten este optimismo y criticaron un cambio que consideran una simple operación de imagen. "Esperamos del Gobierno algo más que un simple cambio en la dirección de Alitalia. Hace falta un nuevo plan industrial que no se base en los despidos sino en el relanzamiento de la compañía", dijo hoy el secretario general de UGL, Stefano Cetica. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.