Diario 5408 23.10.2018 | 06:13
Hosteltur: Noticias de turismo

El Port de Barcelona alcanza el crucerista 1 millón antes de finalizar la temporada 2003

10 marzo, 2004
El Port de Barcelona alcanzó la segunda semana de noviembre del 2003 la cifra histórica del millón de pasajeros de crucero, que confirma su posición como líder indiscutible de este tipo de tráfico en Europa y avala la apuesta de los operadores por el puerto y la ciudad.
El Port de Barcelona alcanzó la segunda semana de noviembre del 2003 la cifra histórica del millón de pasajeros de crucero, que confirma su posición como líder indiscutible de este tipo de tráfico en Europa y avala la apuesta de los operadores por el puerto y la ciudad. Según las previsiones, el puerto barcelonés cerrará la temporada 2003 con un total de 716 escalas (+13%) y 1.040.000 cruceristas (un 23% más respecto de los 843.686 recibidos el año pasado). En los últimos 10 años la industria de los cruceros a nivel mundial ha experimentado crecimientos espectaculares, debidos principalmente a la tendencia a construir buques de mayor capacidad, a una gestión comercial de las compañías orientada a abrir nuevos mercados, y la popularización del crucero como producto turístico con una oferta más amplia y más asequible. La evolución del sector y el éxito de esta actuación se reflejan de manera muy evidente en los aumentos del pasaje europeo y español. En la presente temporada se ha registrado un total de 180.000 cruceristas españoles, gran parte de los cuales tuvieron Barcelona como puerto base. Otro dato que refleja esta evolución es que el turista español ha pasado de tener un peso específico prácticamente insignificante en las estadísticas de los operadores norteamericanos ?pioneros del sector? a representar ya el 18% de la clientela en una compañía como Royal Caribbean en sus rutas por el Mediterráneo, y el 100% en las compañías españolas (Pullmantur, Travelplan, Iberojet.) A parte de la calidad del servicio y de las instalaciones y el atractivo de Barcelona y Cataluña, otro factor que ha contribuido a reforzar el papel del Port de Barcelona en el mercado crucerístico ha sido la seguridad. El Plan de Seguridad de este puerto es de los más desarrollados de Europa y ha propiciado que la práctica totalidad de los cruceros que navegan por el Mediterráneo Occidental tengan Barcelona como puerto de escala o como puerto base. Las previsiones apuntan que el número de pasajeros de crucero seguirá creciendo en el Port de Barcelona durante los próximos años. Si bien el número de escalas no se incrementará espectacularmente ?se han anunciado ya más de 650 escalas para el 2004? la entrada en servicio de nuevos buques de mayor capacidad y el interés despertado por los cruceros como alternativa turística hacen prever la consolidación del crecimiento de este tráfico, por lo que el puerto ha empezado a ampliar y mejorar sus instalaciones. De cara al futuro, la planificación de futuras instalaciones para la industria de cruceros en el Port de Barcelona se concentra en el Muelle Adosado. El objetivo es llegar a tener 5 terminales para cruceros en ese muelle, lo que supone una línea de atraque de 1.680 metros continuada y capacidad para ubicar hasta cinco grandes buques de 300 metros de eslora simultáneamente. Todas las instalaciones estarán diseñadas para acoger los más modernos buques y atender sus necesidades operativas. La oferta de espacio y servicio para este tipo de tráfico se completa con las modernas Terminales Marítimas Norte y Sur del World Trade Center Barcelona, en el Moll de Barcelona, que entraron en servicio en el año 2000. En relación al Muelle Adosado, no está prevista ninguna actuación a corto plazo en la Terminal A. En cambio, el inicio inminente de las obras de remodelación y ampliación de la Terminal B harán que ésta no sea utilizable durante la próxima temporada. El proyecto, aprobado por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB) en la sesión del pasado mes de mayo, tiene un presupuesto de 8 millones € y prevé la completa remodelación de la terminal, que pasará a contar con 7.000 m2, con capacidad suficiente para operaciones de tournaround de hasta 3.600 pasajeros. Para cubrir las necesidades de servicio durante los meses que duren los trabajos de remodelación, la APB acondicionará la futura Terminal C en el Muelle Adosado. A pesar de su provisionalidad, este nuevo espacio contará con toda la superestructura y estándares de seguridad requeridos para una operativa adecuada de cruceros de hasta 3.500 pasajeros. La APB también acondicionará para la próxima temporada una parte de un gran tinglado, que pasará a conocerse como Terminal D, para que pueda funcionar como terminal polivalente para la operativa de cruceros y de ferries según las necesidades de tráfico. En un espacio situado entre las terminales B y C, existe una pequeña instalación que contará con todos los servicios necesarios y que podrá servir de refuerzo en la operativa para los días de máxima afluencia de cruceros (para tráfico en tránsito.) Se identificará como Terminal P. También en 2005 podría estar operativa la nueva terminal que construirá la compañía Costa Crociere (Terminal E). Los representantes de la compañía firmaron el pasado mes de septiembre un acuerdo previo (carta de intenciones) para desarrollar el proyecto de construcción y gestión de una terminal de cruceros en el Port de Barcelona de uso preferente para las compañías del grupo Carnival Corporation & plc, al que pertenece Costa. (HOSTELTUR) (redaccion@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.