Los hoteles de la costa catalana cerraron un junio "malo" con descensos de hasta el 11%

Los hoteles de la costa catalana han cerrado un mes de junio calificado de "malo" por los hoteleros, con descensos en la ocupación del 11% en la Costa Brava y del 2% en la Costa Dorada, mientras que la primera semana de julio ha mantenido la misma tónica y se espera que este fin de semana la temporada empiece a arrancar, según fuentes del sector turístico. En declaraciones a Efe, el gerente de la Asociación Hotelera de la Costa Brava, Martí Sabria, ha calificado el mes de junio y la primera semana de julio de "malos" para el sector, ya que se han registrado descensos del 11% en la ocupación hotelera respecto al mismo periodo del año pasado.

Los hoteles de la costa catalana han cerrado un mes de junio calificado de "malo" por los hoteleros, con descensos en la ocupación del 11% en la Costa Brava y del 2% en la Costa Dorada, mientras que la primera semana de julio ha mantenido la misma tónica y se espera que este fin de semana la temporada empiece a arrancar, según fuentes del sector turístico. En declaraciones a Efe, el gerente de la Asociación Hotelera de la Costa Brava, Martí Sabria, ha calificado el mes de junio y la primera semana de julio de "malos" para el sector, ya que se han registrado descensos del 11% en la ocupación hotelera respecto al mismo periodo del año pasado. Para Sabria, las causas hay que buscarlas en las "ofertas increíbles" que ponen a la venta destinos como Baleares o Canarias debido al descenso de ocupación que sufren desde hace un par de temporadas. El hecho de que cada vez se viaje más durante todo el año también repercute en que los turistas disponen de menos dinero para las vacaciones de verano y las acorten. "Ahora casi todo el mundo hace algún viaje en invierno o en Semana Santa, lo que hace que se recorten los días de vacaciones en verano", explica Sabria. Como contrapartida, los fines de semana de todo el año "funcionan mejor que nunca", dice Sabria, porque la gente cada vez intenta más salir de las grandes ciudades. Sabria espera que a partir de este fin de semana se "anime" el mes de julio y prevé que se consiga una ocupación similar a la del año pasado, un 80% en julio, y entre un 95 y un 98% en agosto, aunque tampoco descarta que, finalmente, baje dos o tres puntos. La mayoría de los turistas que llegan a la Costa Brava en el mes de agosto son catalanes, vascos y madrileños porque, a diferencia de nuestros vecinos europeos, en España las vacaciones se siguen haciendo mayoritariamente en el mes de agosto. La ocupación hotelera en Salou y la Costa Dorada durante el mes de junio ha bajado un 2% respecto al mismo mes del año pasado, según ha explicado a EFE el presidente de la Asociación Hotelera de Salou, Salvador Pellicer. Para Pellicer el mes de julio estará ligeramente por debajo del año pasado, que se situó en el 85%, y agosto "se prevé bastante bueno" y estará por encima del 90%. Como cada año, británicos, franceses, alemanes, holandeses, belgas y rusos ocuparán las playas de la Costa Dorada, mientras en turismo nacional será mayoritaria la presencia de turistas del resto de Cataluña, País Vasco, Navarra y Aragón. También ha descendido la ocupación hotelera en la costa del Maresme durante el mes de junio, según ha afirmado a Efe el vicepresidente del Gremio de Empresarios de Hostelería del Maresme, Santiago García Nieto, quien opina que el mes ha sido "malo". La ocupación ha bajado un 8% durante el mes de junio, y de manera similar se ha comportado la primera semana de julio, pero los ingresos han caído un 15%. Sin embargo, según García Nieto, el resto del mes de julio se espera similar al año pasado, 82%, y agosto "prevemos que será bueno con una ocupación superior al 90%. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.