Delta Air Lines anuncia el despido de 7.000 empleados en 18 meses, e inicia un plan para reducir unos 5.000 millones de dólares anuales a partir de 2006

La línea aérea Delta Airlines informó ayer de que en los próximos 18 meses recortará hasta 7.000 empleos, o un 10 por ciento de su plantilla, como parte de un plan de reestructuración que busca reducir sus costos. Según explicó el presidente ejecutivo de la compañía, Gerald Grinstein, en un encuentro con ejecutivos de la empresa, se busca con esta medida reducir el 15 por ciento en los cotos administrativos de la aerolínea, la tercera más grande de EEUU. Junto con los despidos, a fin de mes se anunciará una reducción en los salarios de los empleados de la compañía y un aumento de sus pagos por contribuciones al seguro de salud.

La línea aérea Delta Airlines informó ayer de que en los próximos 18 meses recortará hasta 7.000 empleos, o un 10 por ciento de su plantilla, como parte de un plan de reestructuración que busca reducir sus costos. Según explicó el presidente ejecutivo de la compañía, Gerald Grinstein, en un encuentro con ejecutivos de la empresa, se busca con esta medida reducir el 15 por ciento en los cotos administrativos de la aerolínea, la tercera más grande de EEUU. Junto con los despidos, a fin de mes se anunciará una reducción en los salarios de los empleados de la compañía y un aumento de sus pagos por contribuciones al seguro de salud. El equipo directivo de Delta Air Lines acaba de perfilar los elementos clave del plan de transformación de la compañía orientado a lanzar "la compañía aérea adecuada para una nueva era" mejorando la experiencia de viaje de sus clientes al mismo tiempo que consigue una reducción de costes superior a los 5.000 millones de dólares anuales en el año 2006. La compañía está llevando a cabo su objetivo de reducción de costes de aproximadamente 2.300 millones de dólares a finales de este año, gracias a las anteriormente anunciadas Iniciativas para la mejora de beneficios (Profit Improvement Initiatives - PII), según informó la compañía ayer. El Presidente y Director General de Delta, Gerald Grinstein, en comentarios a sus empleados, describió la "puesta a punto" integral como un "plan global que supone un plan de 360 grados y una transformación total de la compañía Delta". El plan requiere una reestructuración de más del 51% de la red de la compañía hasta el 31 de enero de 2005, que supondrá "la mayor transformación de horarios de vuelos en un solo día en la historia de Delta", junto con mejoras en sus productos y servicios, red y flota, así como en el rendimiento operacional y la productividad, de manera inmediata y a lo largo de los próximos 36 meses, según las declaraciones de Grinstein. El directivo comentó que una aerolínea menos compleja y más eficiente implicaría menos puestos de trabajo y considerables reducciones en salarios y beneficios en toda la compañía, y reafirmó su compromiso de crear oportunidades significativas para los empleados de participar en el éxito futuro de la compañía. Pese a este amplio plan de reestructuración, Grinstein dijo que la bancarrota sigue siendo una posibilidad real para la compañía. La aerolínea ha dicho en reiteradas ocasiones que está luchando para no tener que declararse en bancarrota y que necesita reducir sus costos anuales en unos 5.000 millones de dólares de aquí hasta el año 2006. En los últimos tres años Delta ha despedido a unos 16.000 empleados. Las acciones de Delta Airlines bajaban 0,02 dólares a 4,46 dólares en la mañana de ayer. (HOSTELTUR) (redaccion@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.