Diario 5762 10.12.2019 | 11:42
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La actividad turística en España redujo el 0,4% su peso sobre el PIB en 2003

23 diciembre, 2004
El peso de la actividad turística en España disminuyó un 0,4 por ciento en 2003, al situarse en el 11,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), frente a la aportación del 11,8 por ciento de 2002 y del 12,1 por ciento en 2001, según los datos de la Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE).
El peso de la actividad turística en España disminuyó un 0,4 por ciento en 2003, al situarse en el 11,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB), frente a la aportación del 11,8 por ciento de 2002 y del 12,1 por ciento en 2001, según los datos de la Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE). A pesar a esta reducción, que se produce por segundo año consecutivo, el Instituto Nacional de Estadística (INE), que publica hoy los datos de la CSTE, considera que el turismo "sigue configurándose como uno de los elementos esenciales dentro del conjunto de la economía española". Sin embargo, las cifras de 2003 y las que se conocen de 2004 "parecen confirmar que, más allá de vaivenes coyunturales, se está produciendo una transformación de los hábitos de los turistas". Los factores más importantes de esta transformación son el auge de las aerolíneas de bajo coste y la revolución que ha supuesto el uso creciente de las nuevas tecnologías de la información en el sector de agencias de viajes y turismo. Se les suma, además, el continuo crecimiento del alojamiento privado no hotelero y el aumento en importancia de las fórmulas "todo incluido" en el turismo de hoteles, así como la reducción de la duración media de los viajes. Todos estos aspectos "pueden estar conformando un diferente patrón de gastos del turista respecto a épocas precedentes, que implica menores gastos en restauración y mayores gastos en adquisición de bienes básicos, como los alimentos". Aunque el turismo internacional tuvo una recuperación en 2003, fue el turismo interno que manifestó un mayor dinamismo y no sólo en el segmento de sol y playa, sino también en el de otras formas emergentes como turismo rural, cultural o viajes a segunda residencia. En el turismo internacional, el estancamiento del mercado alemán se vio compensado en 2003 por el crecimiento de la demanda procedentes del Reino Unido, impulsada, en gran medida, por el ya mencionado fenómeno de aumento del transporte aéreo de bajo coste. Esto permitió al turismo seguir sirviendo en 2003 como elemento de compensación del déficit de la balanza comercial, ya que tuvo un saldo positivo sobre la economía española de 30.957,1 millones de euros -un 3,7 por ciento superior al del año anterior-, lo que equivale al 70 por ciento del déficit comercial español, cifrado en 44.088 millones de euros en 2003. El turismo exterior aportó en 2003 cerca de 42 mil millones de euros a la Balanza de Pagos española, mientras que los pagos vinculados al turismo emisor -el realizado por los españoles en el resto del mundo- ascendieron a 10.919 millones de euros.
Avatar redactor Carlos Paquito

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.