Diario 5329 22.07.2018 | 18:54
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteles de "todo incluido" aumentan este año un 18 por ciento en Baleares

28 marzo, 2005
En la próxima temporada alta, entre 180 y 200 hoteles de Baleares comercializarán el alojamiento en la modalidad de "todo incluido", lo que representa un crecimiento respecto al verano de 2004 en torno al 18 por ciento. Estos datos fueron dados a conocer el miércoles 23 por el director general de Ordenación Turística, Josep Aloy, tras la reunión constitutiva del comité de expertos que estudia las posibilidades de regular la oferta de "todo incluido", acto que presidió el consejero de Turismo, Joan Flaquer.
En la próxima temporada alta, entre 180 y 200 hoteles de Baleares comercializarán el alojamiento en la modalidad de "todo incluido", lo que representa un crecimiento respecto al verano de 2004 en torno al 18 por ciento. Estos datos fueron dados a conocer el miércoles 23 por el director general de Ordenación Turística, Josep Aloy, tras la reunión constitutiva del comité de expertos que estudia las posibilidades de regular la oferta de "todo incluido", acto que presidió el consejero de Turismo, Joan Flaquer. Aloy, que precisó que las últimas cifras corresponden a un estudio aún no concluido, señaló que en 2003 había en las islas 110 hoteles que vendían las habitaciones por un precio que incluía además todo tipo de servicios complementarios, comida y bebida, número que en 2004 ascendió hasta 160, lo que supuso un crecimiento del 45 por ciento. Según el director general, este año alrededor del 18 por ciento de todas las plazas hoteleras del archipiélago se venderán con "todo incluido" y los establecimientos acogidos a esta modalidad comercial rondan la décima parte del total. Flaquer señaló tras la reunión de la comisión, formada oficialmente por nueve miembros pero constituida con seis, que los comisionados coincidieron en dos premisas básicas. La primera es que el "todo incluido" es "una demanda del mercado" que "no se puede ignorar" y la segunda es que "bajo ninguno de los conceptos se puede plantear la posibilidad de prohibir esta práctica comercial en las Islas Baleares", manifestó el conseller. "Tenemos que ser capaces de ser pioneros, innovadores como siempre en esta materia, y adelantarnos a otros destinos turísticos en la aprobación de una regulación, de una norma de calidad, de una especie de código de conducta que garantice de forma muy clara al tour operador y al cliente que cuando se elige un producto de todo incluido en Baleares se escoge un producto con unas ciertas garantías de calidad y de servicio", agregó. No obstante, Flaquer aclaró que esta intención reguladora no responde al mal funcionamiento de una modalidad turística sobre la que su departamento no ha tenido ninguna queja desde que él está al frente. Además, señaló que, según su información, ningún destino turístico del mundo dispone de una regulación específica del "todo incluido". Aunque los expertos del comité, que elevará sus conclusiones al Govern en un plazo no prefijado, todavía tienen pendientes varias reuniones una vez concluya la Semana Santa, el conseller apuntó que la regulación podría tener forma de una relación de estándares de calidad mínimos ligados a una marca a la que los hoteles podrían adherirse para comercializar su "todo incluido". En este sentido, reconoció la posibilidad de que la asunción de la norma de calidad resultante del proceso de consultas abierto por el Govern sea completamente voluntaria, pero insistió en que aún es pronto para precisarlo.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.