El 60% de la oferta alojativa de Lanzarote es ilegal, según AETUR

La Federación de Empresarios Turísticos de Lanzarote (AETUR) ha elaborado un estudio en el que analiza la situación legal de los alojamientos turísticos de esta isla canaria. Una de las principales conclusiones del estudio es que, tras un "sondeo de villas ilegales, detectadas durante una semana de trabajo utilizando los principales buscadores de Internet", el resultado ha sido "un volumen de clandestinidad de aproximadamente un 60% del total existente en el destino turístico Lanzarote", según AETUR, que añade que "en este proceso nos hemos encontrado no sólo con un número más que significativo de plazas no autorizadas en villas turísticas ilegales, sino además, con un sorprendente volumen de complejos de hoteles, bungalows y apartamentos, completamente ilegales, así como complejos que si bien tienen autorización turística, han roto la unidad de explotación y, como resultado, aportan numerosas plazas ilegales al destino. Por tanto, el volumen total de plazas detectado en esta aproximación viene determinado por la concurrencia en el mercado de villas ilegales, de complejos ilegales y de complejos autorizados que operan sin unidad de explotación al margen de la Ley de Ordenación del Turismo en Canarias".

La Federación de Empresarios Turísticos de Lanzarote (AETUR) ha elaborado un estudio en el que analiza la situación legal de los alojamientos turísticos de esta isla canaria. Una de las principales conclusiones del estudio es que, tras un "sondeo de villas ilegales, detectadas durante una semana de trabajo utilizando los principales buscadores de Internet", el resultado ha sido "un volumen de clandestinidad de aproximadamente un 60% del total existente en el destino turístico Lanzarote", según AETUR, que añade que "en este proceso nos hemos encontrado no sólo con un número más que significativo de plazas no autorizadas en villas turísticas ilegales, sino además, con un sorprendente volumen de complejos de hoteles, bungalows y apartamentos, completamente ilegales, así como complejos que si bien tienen autorización turística, han roto la unidad de explotación y, como resultado, aportan numerosas plazas ilegales al destino. Por tanto, el volumen total de plazas detectado en esta aproximación viene determinado por la concurrencia en el mercado de villas ilegales, de complejos ilegales y de complejos autorizados que operan sin unidad de explotación al margen de la Ley de Ordenación del Turismo en Canarias". LOS TUROPERADORES COMERCIAIZAN PLAZAS ILEGALES.- "Otra de las situaciones que forman parte del fenómeno de la clandestinidad turística en Lanzarote", señala AETUR, es "la entrada de importantes turoperadores convencionales del destino en la comercialización de plazas ilegales, junto con la expansión de otros turoperadores no convencionales (James Villas, Premier Holidays,...). Además, todos los datos apuntan a que éstos últimos superan a los tradicionales tanto en número de turoperadores como en volumen de plazas. Dicho de otra forma: importantes turoperadores compiten con operadores clandestinos de villas y, además, pierden posiciones a favor de éstos". El estudio indica que "si tomamos como referencia las camas ilegales que son comercializadas a través de turoperadores y operadores clandestinos, podríamos afirmar que de forma conjunta, estas entidades manejan más del 90 % de la oferta ilegal. De entre todos ellos, tan solo los 5 primeros son turoperadores que tienen realmente representación insular a través de una agencia de viajes autorizada, tal y como señala la Ley. El resto son operadores totalmente clandestinos". En cuanto a la estructura de las plazas turísticas en Lanzarote que AETUR considera ilegales, esta organización la desglosa en tres apartados: "Villas ilegales en construcciones residenciales (domicilios particulares); Complejos residenciales que operan en el mercado turístico; y Turoperadores convencionales y no convencionales que comercializan la oferta ilegal". TÍAS, YAIZA Y TEGUISE ACUMULAN EL 93% DE PLAZAS ILEGALES. Según el estudio, los municipios de Tías, Yaiza y Teguise acumulan el 93% del total de plazas ilegales, destacando Tías, que con un 45%, pudiera estar casi doblando a Yaiza (28%) o Teguise (20%). Entre el resto de municipio en los que se localiza alguna oferta ilegal es Haría el más visible con un 5% frente al 1.3% de San Bartolomé o el 1.1 de Tinajo. Además de la oferta ilegal de alojamiento, AETUR considera que "se generan otras ilegalidades turísticas, como son: Alquiler de vehículos no autorizados, Organización de excursiones ilegales, Intermediación de transportes (transfers) desde/hasta el aeropuerto. Actuación como agencia ilegal de viajes. Y servicios de hostelería no autorizados. RESPONSABILIDAD DE LA ADMINISTARCIÓN.- El informe de AETUR considera que "en materia de responsabilidades sobre esta situación debemos señalar al Gobierno Canario en su conjunto, con la Presidencia a la cabeza, además del Consejero de Turismo, en tanto que estamos hablando no de una acción fraudulenta particular sino del deterioro generalizado de la capacidad productiva del primer sector estratégico para la economía de Canarias, en cuya gestión hay que hablar de dejaciones y abandonos que se extienden a lo largo de los últimos 10 años". A este respecto, la asociación hace un referente histórico e indica que "en 1998 el Gobierno Canario desarrolló el Decreto 13/1998 de 5 de marzo sobre regulación y ordenación de los establecimientos de alojamiento de turismo rural. Esta norma contenía una disposición derogatoria del Título II del Decreto 23/1989 sobre ordenación de apartamentos turísticos derogando, en concreto, la modalidad de casa vacacional. Dicho de otra forma, El Gobierno Canarias decide que las actividades conocidas como villas turísticas o casas vacacionales deberán realizarse en establecimientos de más de 50 años, es decir, en patrimonio arquitectónico tradicional rehabilitado y recuperado, de ámbito rural", a lo que añade que "en el año 2001 AETUR elaboraba un primer informe sobre la situación de competencia desleal que las villas turísticas clandestinas realizaban a la oferta de insular de turismo rural, con la detección de unas 400 casas ilegales. Una mirada cuatro años después al mismo tema revela que las villas turísticas que operan en el mercado se han disparado y que la desordenación avanza sin control". AETUR añade que "ya no son solo casas las que ofertan plazas con esta modalidad, sino que se ha extendido una expectativa de impunidad al incumplimiento de la ley, encontrándonos con establecimientos que se autodenominan "Hotel" y se autocalifican con 5 estrellas, así como complejos de apartamentos y de bungalows destinados completamente, y a la vista de todo el mundo, a la actividad alojativa. Al menos 59 establecimientos identificados podrían estar en esta situación". (José Manuel de la Rosa / HOSTELTUR) (hoteles@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.