Diario 5329 22.07.2018 | 09:26
Hosteltur: Noticias de turismo

Los hoteles de Cancún y Riviera Maya alcanzan una ocupación del 89% tras el huracán 'Emily'

17 agosto, 2005
Los hoteles de Cancún, Riviera Maya e Isla Mujeres, zonas turísticas mexicanas afectadas por el paso del huracán 'Emily', registran actualmente ocupaciones por encima del 89%. El subsecretario de Turismo del Estado de Quintana Roo, Javier Aranda, informó de que un total de 5.900 habitaciones --5.000 en Riviera Maya y 900 en Cozumel-- permanecen aún inhabilitadas tras el paso del huracán por la costa mexicana, aunque espera que para el mes de diciembre la zona esté "operativa al 100%".
Los hoteles de Cancún, Riviera Maya e Isla Mujeres, zonas turísticas mexicanas afectadas por el paso del huracán 'Emily', registran actualmente ocupaciones por encima del 89%. El subsecretario de Turismo del Estado de Quintana Roo, Javier Aranda, informó de que un total de 5.900 habitaciones --5.000 en Riviera Maya y 900 en Cozumel-- permanecen aún inhabilitadas tras el paso del huracán por la costa mexicana, aunque espera que para el mes de diciembre la zona esté "operativa al 100%". "En la actualidad, tenemos una ocupación hotelera por encima del 88 y 89% en Cancún, Riviera Maya e Isla Mujeres", indicó Aranda. El Gobierno local admitió que la llegada de turistas quedó paralizada sólo durante los días siguientes al paso del huracán. "Sin embargo, tres días después, Cancún se mantenía por encima del 90% de ocupación y en Cozumel dos días después ya estaban llegando cruceros y también alcanzaba altas ocupaciones". Según el subsecretario, muchos hoteles, como es el caso del Iberostar de Cozumel, podrían haber abierto antes sus habitaciones, pero decidieron cerrar hasta el próximo diciembre y abrir entonces todo reformado "como un hotel nuevo". "El Iberostar de Cozumel, que tiene 300 habitaciones, todavía podría haber ocupado el 30% de las mismas pero decidió aprovechar las obras de rehabilitación de las 100 habitaciones dañadas, cerrar y reestructurar todo el hotel (...) mucho de esto está ocurriendo en este momento", explicó. El subsecretario de Turismo indicó que a la rehabilitación de las zonas hoteleras se destinarán unos 29 millones de dólares, "sobre todo para recolocar las 'palapas' (techos de paja) que utilizan muchos de los edificios y algunos cristales rotos que hay que cambiar". Además, el Gobierno invertirá cerca de 80 millones de dólares (65 millones de euros) en la reparación en las poblaciones de Riviera Maya y Cozumel infraestructuras y vegetación --principalmente plantar árboles y levantar postes de luz-- y rehabilitar viviendas, además de para resarcir económicamente la pérdida de cosechas. Asimismo, apuntó que los restos arqueológicos situados en zonas de paso del huracán --como Tulum, la única pirámide maya situada frente al mar, o Cobá-- no sufrieron daños en sus estructuras, según pudo comprobar el Instituto Nacional de Antropología e Historia, que tan sólo encontró en su posterior recuento "daños en la ornamentación" de estas zonas. "No es el único huracán que ha afectado esta zona y los sitios arqueológicos siguen donde están", acotó. EL CASO DE LOS HOTELES RIU A juicio del subsecretario de Turismo de Quintana Roo, el hecho de que México tuviera "saldo blanco" al paso del 'Emily' por su territorio se debe a la previsión y al "éxito de coordinación" logrado por los distintos organismos del Gobierno y las asociaciones, una circunstancia que mereció la felicitación que Naciones Unidas transmitió al Ejecutivo de Vicente Fox. "La clave del éxito con el que superamos este huracán fue la coordinación, que cada quién cumplió su misión y todo se hizo con impresionante rapidez", recalcó Aranda, quien apunto que sólo hizo "algo más complicadas" las tareas de evacuación los hoteles españoles Riu, no inscrita en la Asociación Hotelera de Cancún. "El 88 % de las habitaciones de Cancún son socios de la Asociación Hotelera de Cancún. Sin embargo, los hoteles de Riu no son miembros de la asociación de hoteles, por lo que la coordinación se realizó a través de la Secretaría de Turismo del Estado, para que no hubiera ningún riesgo para sus huéspedes", indicó Aranda. Según Aranda, ante la amenaza clara del impacto de un huracán "hay un área de Protección Civil en cada Estado que está coordinada con el Gobierno Federal para tomar todas las precauciones". A su vez, la dirección general del Estado coordina los comités que se forman en cada uno de los municipios y que engloban a las diferentes asociaciones de hoteles, que se encargan de revisar posibilidades para que el turista que quiera vuelva a su lugar de origen y de que quien se quede pueda refugiarse en su hotel o en áreas más seguras del centro. El 'Emily', segundo huracán que azota el Caribe desde que comenzara la temporada de riesgo el pasado 1 de julio, impactó con categoría 4 durante la madrugada del 17 al 18 de julio sobre las costas ubicadas entre Playa del Carmen y Puerto Aventuras, incluyendo la Isla de Cozumel, para trasladarse después al Estado de Yucatán y seguir hacia el norte perdiendo intensidad. INVERSIONES ESPAÑOLAS Aranda resaltó que los inversores españoles están apostando fuerte por la zona de Riviera Maya como destino turístico en el Caribe, por encima de Cuba o República Dominicana. Fruto de la reciente visita que realizó a España el gobernador del Estado de Quintana Roo, Félix González Canto, se ratificaron inversiones para el próximo año y medio por valor de 1.500 millones de dólares (1.216 millones de euros). "El desarrollo del turismo en Riviera Maya es un fenómeno que está extendiéndose hacia el sur, como estaba previsto, y que ha pasado de 4.000 habitaciones a las 24.000 habitaciones actuales en menos de 10 años (...) y está prevista la construcción de al menos 26.000 habitaciones más", afirmó el subsecretario de Turismo, para quien el futuro de esta actividad en Quintana Roo está en lo que ahora se denomina Gran Costa Maya, donde se construirán alrededor de 14.000 habitaciones más. "Todavía en la zona norte, en la parte continental de Isla Mujeres, se espera un desarrollo muy fuerte en los próximos cinco años, durante los que se construirán tres campos de golf y alrededor de 15.000 habitaciones (...) en la parte de Cozumel, que hoy tiene unas 4.000 habitaciones, deberá llegar a las 8.000 en los próximos 15 años", expuso Aranda, para quien el desarrollo turístico de este destino "es aún muy fuerte".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.