Gran Canaria prevé cumplir las metas trazadas para la temporada estival, según el Cabildo

Gran Canaria cerrará previsiblemente su temporada turística de verano "cumpliendo los objetivos" marcados para superar los problemas del descenso de visitantes europeos tradicionales, en buena medida al captar turismo nacional, pronosticó ayer su consejero de Turismo, Juan José Cardona.

Gran Canaria cerrará previsiblemente su temporada turística de verano "cumpliendo los objetivos" marcados para superar los problemas del descenso de visitantes europeos tradicionales, en buena medida al captar turismo nacional, pronosticó ayer su consejero de Turismo, Juan José Cardona. "Yo soy razonablemente optimista sobre conseguir finalmente que podamos cumplir los objetivos que nos habíamos trazado al principio del verano", que se referían, "fundamentalmente, a la recuperación del turismo alemán y del turismo escandinavo y, sobre todo, al crecimiento del turismo peninsular", afirmó el responsable insular del sector. Cardona, que hizo estas declaraciones a preguntas de los periodistas tras presentar ayer la final del II Concurso Gastronómico "Gran Canaria, una isla de sabores", opinó que "estos objetivos se están consiguiendo", si bien matizó que su balance es aún provisional. "A falta -detalló- de conocer los datos del mes de agosto, que, sin duda alguna, junto con los de septiembre, nos van a completar el cuadro final de la temporada de verano". En cualquier caso, insistió en su confianza en los buenos resultados en la captación de visitantes españoles, una meta que se propuso el Patronato de Turismo insular con la idea de, "en definitiva, crecer entre un 10 y un 15% en el mercado peninsular". Respecto a ese objetivo, precisó que "todos los datos apuntan a que vamos en esa dirección". "Y también estamos consiguiendo la recuperación del mercado alemán y de los mercados escandinavos", al tiempo que se está logrando "detener la caída del mercado británico, que es en el que más dificultades estamos teniendo, no solamente Gran Canaria, sino todas las islas y el mercado español" en general, apostilló. Como motivo principal del retroceso de ese mercado, aludió a "la fortaleza del euro frente a la libra esterlina y la facilidad que tiene un británico, por el mismo precio, de elegir entre cualquier destino español y el Caribe, el Oriente o Asia, que son destinos más exóticos o novedosos, a un precio -recalcó- incluso inferior al que pagan por venir a cualquier destino español". Su conclusión fue, de todos modos, positiva, ya que como resumen de su análisis afirmó: "las previsiones creo que se están cumpliendo, y nosotros, con la moderación y la reserva que siempre utilizo a la hora de comentar cifras, pensamos que en la temporada de verano podemos cumplir los objetivos marcados". Juan José Cardona subrayó, pese a todo, que no se puede analizar en igual medida la situación y los resultados de establecimientos alojativos modernos o reformados para adaptarlos a las nuevas demandas de los clientes que los de los varios que, construidos décadas atrás sin ser sometidos luego a renovación, han quedado "obsoletos" y deteriorados. En concreto, recordó que en la Isla existe una oferta turística conformada por unas 150.000 plazas de alojamiento, 50.000 en hoteles y 100.000 en apartamentos y bungalows, y que, entre estas últimas, "hay un número importante que no reúne en estos momentos las condiciones que la demanda está exigiendo para ser contratadas". Frente a ese hecho, pidió a los propietarios de dichos inmuebles, en muchos casos grupos de particulares que poseen cada uno un apartamento que explotan conjuntamente a través de comunidades de dueños que no han previsto medidas para renovar su oferta, afronten el reto de modernizar sus instalaciones y, a tal fin, se acojan a las ayudas económicas y técnicas que ofrece el Cabildo Insular. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.