Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Atraso de 43 horas en vuelo a Montevideo provoca protestas en Barajas e intervención de la Guardia Civil

5 diciembre, 2005
Agentes de la Guardia Civil se personaron hacia las dos de la tarde de ayer domingo en la puerta de embarque de un vuelo de la aerolínea uruguaya Pluna entre Madrid y Montevideo para calmar a unos cien pasajeros que protestaban por un retraso de unas 43 horas en la salida del avión.
Agentes de la Guardia Civil se personaron hacia las dos de la tarde de ayer domingo en la puerta de embarque de un vuelo de la aerolínea uruguaya Pluna entre Madrid y Montevideo para calmar a unos cien pasajeros que protestaban por un retraso de unas 43 horas en la salida del avión. El vuelo 0803 de Pluna con destino a la capital de Uruguay tenía programada su salida desde el aeropuerto de Madrid-Barajas a las 22.55 horas del pasado viernes y finalmente despegó a las 17.50 horas de ayer domingo. Según informaron a Efe fuentes de la compañía, el avión que tenía que realizar este trayecto tiene "un problema técnico relacionado con los ordenadores de a bordo que no se ha podido solucionar", por lo que se optó por alquilar una aeronave a la aerolínea Air Madrid para cubrir la ruta. Varios de los pasajeros del vuelo comentaron a Efe que el viernes fueron trasladados por la noche a un hotel de la capital madrileña tras cancelarse la salida, el sábado fueron informados de diferentes horas de despegue que no se cumplieron y ayer domingo regresaron de nuevo al aeropuerto porque el avión estaba programado para las nueve de la mañana. "Hemos llegado esta mañana y nos dicen que el vuelo estaba demorado hasta las 13.30 horas", indicó una de las pasajeras que, como muchos de los viajeros, ha perdido las conexiones aéreas que tenían reservadas en Montevideo para volar a otros destinos como Buenos Aires. Hacia las dos de la tarde varios agentes de la Guardia Civil acudieron a la puerta de embarque del vuelo de Pluna para tranquilizar a los viajeros que estaban gritando al personal de la compañía por el nuevo retraso, aunque no se produjeron más incidentes. Los trabajadores de la aerolínea comunicaron al pasaje que el vuelo se retrasaba unas horas porque el avión alquilado a Air Madrid llegaba con demora desde Barcelona, momento en el que se intensificaron las protestas. Por otra parte, otros dos vuelos están afectados con retrasos considerables en el aeropuerto madrileño, un avión de Iberia con destino a Caracas, con unas siete horas de demora a causa de una avería, y otro de esta misma compañía que cubre Madrid-Dusseldorf, que tenía previsto ayer despegar ocho horas más tarde de lo programado.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.