El Tribunal de la UE declara válido el reglamento de indemnizaciones a los pasajeros aéreos

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado válido el reglamento sobre compensación y asistencia a los pasajeros en casos de cancelaciones, grandes retrasos o denegaciones de embarque, aprobado en febrero de 2004 por el Parlamento Europeo y que fue impugnado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y la Asociación de Aerolíneas Europeas de Bajo Coste (ELFAA).

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado válido el reglamento sobre compensación y asistencia a los pasajeros en casos de cancelaciones, grandes retrasos o denegaciones de embarque, aprobado en febrero de 2004 por el Parlamento Europeo y que fue impugnado por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y la Asociación de Aerolíneas Europeas de Bajo Coste (ELFAA). De esta manera el tribunal rechaza las alegaciones de las aerolíneas, que acusaban a la normativa de estar en contra de los acuerdos de Montreal, que unificaban las reglas de transporte aéreo internacional, de romper los principios de igualdad de trato frente a otros medios de transporte y de adolecer de un vicio de procedimiento en su aprobación. El reglamento, incluye indemnizaciones de entre 250 y 600 euros en casos de cancelaciones, grandes retrasos o denegación de embarque, así como la asistencia de los pasajeros hasta el momento de un nuevo embarque, lo que comprende comida, alojamiento y teléfono. Las aerolíneas mantienen sus críticas Esta decisión ya ha provocado reacciones entre las aerolíneas afectadas. La IATA calificó de "absurda" la decisión del tribunal, y su presidente, Giovanni Bisignani, aseguró que se trata de "un día triste para Europa, los consumidores, la legislación internacional y la industria aérea". Para Bisignani la legislación "lo único que hace es añadir 700 millones de dólares (580 millones de euros) a los costes, que deben ser recuperados por las aerolíneas". La ELFAA también expresó su desacuerdo con la decisión del tribunal y calificó a la normativa de "injusta y discriminatoria", además de asegurar que no ayuda a mejorar los retrasos y cancelaciones del sector. La asociación de compañías de bajo coste también asegura que las low cost se ven especialmente perjudicadas por esta reglamentación, ya que establece indemnizaciones que en muchos casos son varias veces superiores al precio pagado por el pasajero. El secretario general de la ELFAA, Jan Skeels, aseguró que se trata de un "ejemplo de mala legislación, que entra en conflicto directo con el objetivo de la Comisión Europea de competitividad y creación de empleo". "Después de haber liberalizado con éxito la industria del transporte aéreo, la CE ahora parece determinada a destruir ese logro con un exceso de regulación", añadió Skeels. En esta misma línea se expresó la aerolínea easyJet, que reclamó a la Comisión Europea una revisión de las reglas de la UE para compensación de pasajeros, para que, según sus palabras "no penalice excesivamente a algunas empresas o formas de transporte frente a otras". Toby Nicol, director de Comunicación de easyJet, aseguró no comprender "por qué easyJet debe pagar 250 euros de compensación cuando nuestros pasajeros pagan de media 60 euros, o por qué easyJet tiene que pagar hoteles a los pasajeros cuando un Gobierno decide cerrar el espacio aéreo debido a un acontecimiento importante". …y los consumidores se felicitan La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) y la Federación de Consumidores en Acción (FACUA) mostraron su satisfacción por el rechazo del tribunal al recurso de las líneas aéreas. En una nota, la FACUA considera que las indemnizaciones fijadas en la nueva normativa europea son "claramente insuficientes", lo que "no disuade a las compañías aéreas de llevar a cabo prácticas como el overbooking". En este sentido critica que no establezcan límites legales para evitar la puesta en venta de más plazas de las disponibles, una práctica que afecta cada año a más de 250.000 pasajeros de la UE. En cualquier caso, FACUA cree que la norma, que entró en vigor el pasado 17 de febrero de 2005, supone un paso adelante al elevar las indemnizaciones y al abordar, por primera vez, "los problemas de los largos retrasos y las cancelaciones". En términos similares, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) que aseguró a través de un comunicado que el reglamento es "el mínimo exigible" a las líneas aéreas y calificó de "insuficientes" las compensaciones que se contemplan en caso de "overbooking". (Carlos Álvarez/HOSTELTUR)(transportes@hosteltur.com) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.