India consolidó el aumento de su turismo en 2005 y espera buenos resultados para este año

El lema "Increíble India", junto al mayor número de plazas hoteleras y el empuje de los destinos costeros, consolidaron el aumento del turismo en la India en 2005 y hacen augurar buenos resultados para este año. El objetivo prioritario del país es atraer a visitantes de los mercados emergentes de la región, como China o los países del sureste asiático, además de promocionarse como un destino cultural e incrementar su cuota de mercado en el total mundial.

El lema "Increíble India", junto al mayor número de plazas hoteleras y el empuje de los destinos costeros, consolidaron el aumento del turismo en la India en 2005 y hacen augurar buenos resultados para este año. El objetivo prioritario del país es atraer a visitantes de los mercados emergentes de la región, como China o los países del sureste asiático, además de promocionarse como un destino cultural e incrementar su cuota de mercado en el total mundial. El sector turístico, que contribuye casi el 6% del empleo, generó el pasado año fiscal un 5,6% del Producto Interior Bruto (PIB) y supuso la tercera fuente en importancia de entrada de divisas. No obstante, su cuota de mercado a nivel internacional es de sólo el 0,4%; ocupa la posición número 50 en número de llegadas de extranjeros y los ingresos derivados de este sector apenas suponen el 1% del total mundial. En cualquier caso, los representantes del sector turístico indio han expresado su satisfacción por el aumento registrado durante el año pasado, que achacan también a la mejora de la infraestructura burocrática y de la gestión de visados. En 2005 este país recibió casi cuatro millones de visitantes, un 13% más que en 2004, de acuerdo con datos del sector que acaban de divulgarse. Las visitas, que se incrementaron especialmente en diciembre, se dirigieron sobre todo a los estados de Goa, en la costa occidental, y a Kerala, en el sur del país. En las últimas temporadas, esas regiones han ganado popularidad frente a los clásicos destinos de carácter cultural del norte, como son la ciudad de Agra, que acoge al Taj Mahal, y el estado del Rajastán. Medidas gubernamentales Las autoridades de Nueva Delhi pusieron en marcha el pasado año medidas para apoyar la tendencia creciente del sector turístico en el país, iniciada en los años 90, a través de una mayor inversión y campañas publicitarias. Se esfuerzan además en proporcionar una mayor seguridad a los extranjeros, en particular a las mujeres, que son objeto de miradas en la tradicional sociedad india, sobre todo en las áreas rurales, y desarrollar la industria hotelera. El Ministerio de Turismo también ha iniciado una colaboración con el Ministerio de Cultura para mejorar las infraestructuras turísticas en zonas próximas a sitios de importancia artística o histórica y promocionar la India como un destino de turismo cultural. Otras atracciones que las autoridades centrales y regionales tratan de fomentar son el turismo de aventura, para lo que están haciendo énfasis en el control de las medidas de seguridad, así como el turismo ecológico y rural. Pero el sector turístico que cada vez hace llegar a la India a más extranjeros es el turismo médico. Las visitas de extranjeros para recibir atención médica o ser operados en centros privados de la India, muy económicos en comparación con otros países, aumentaron este año cerca de un 40%, según la ministra de Turismo, Renuka Chowdhary, quien espera alcanzar una cifra de un millón de visitantes de turismo médico al año en 2010. De conseguirse, eso podría atraer al país divisas de hasta 100.000 millones de dólares. Para fomentar este tipo de turismo las autoridades están tomando medidas como la acreditación de hospitales, garantizar que cumplan con los estándares internacionales requeridos, y el establecimiento de un "visado médico" de entre seis meses y un año de duración. En cualquier caso, no hay que olvidar que el crecimiento del sector turístico en la India se ve restringido por los problemas de acceso debido al pobre desarrollo de las infraestructuras, que hacen que un viaje de 200 kilómetros suponga cinco o seis horas en coche por unas carreteras generalmente en pésimas ocasiones, según informa Efe. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.