Brasil: el Gobierno deja a Varig en vilo pese a las presiones de los trabajadores

El Gobierno brasileño ha afirmado que no ha decidido aún si ayudará a Varig, a pesar de las peticiones de unos 11.000 empleados de la emblemática aerolínea del país. La ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, declaró que el Ejecutivo no ha terminado de evaluar posibles soluciones para la empresa.

"Estamos haciendo un esfuerzo para terminar pronto", dijo Rousseff, y agregó que "cualquier solución que no implique gasto de dinero público es siempre favorable". "Varig no es una empresa estatal", observó. Por su parte, el ministro del Trabajo, el ex dirigente sindical Luiz Marinho, aseguró que el Gobierno está preocupado por la aerolínea, pero sugirió que no puede hacer mucho por salvarla. "Si no hubiera sido por la complacencia de las empresas públicas, Varig hubiera quebrado hace mucho tiempo", dijo. "Pero no sé si la complacencia del Gobierno es suficiente para que continúe. Esa es la pregunta", agregó. Los directivos, trabajadores y administradores de la compañía están haciendo esfuerzos para convencer el Gobierno de que auxilie a la empresa, que en los últimos días ha cancelado vuelos y ha tenido que dejar en tierra a varios de sus aviones por falta de mantenimiento. La cantidad de dinero que debe no está del todo clara, pero según diversas fuentes, su patrimonio negativo llega a los 7.000 millones de reales (unos 2.730 millones de euros). Sus principales deudas son de hecho con el Estado brasileño a través de entes públicos como Infraero, la empresa que administra los aeropuertos, y con BR Distribuidora, una filial de la petrolera Petrobras, a la que le debe millones de dólares en combustible. Centenares de trabajadores de la aerolínea se manifestaron la semana pasada en los aeropuertos de las principales ciudades del país. Forza Sindical y la Central Única de Trabajadores (CUT) piden al Estado y a la sociedad una "negociación responsable" para evitar la desaparición de Varig y de su tradición de 78 años. La empresa está en proceso de recuperación judicial desde junio pasado, pero su crisis se agravó en los últimos días por la falta de dinero en caja para mantener sus operaciones. Tampoco han recibido respuesta a una solicitud de moratoria de entre tres y seis meses para pagar sus deudas. Nueva propuesta de compra Río de Janeiro, 14 abr (EFE).- Los directivos de la aerolínea brasileña Varig pidieron el viernes 14 a su Consejo de Administración que acepte una nueva propuesta de compra por 400 millones de dólares (320 millones de euros), superior en 50 millones a otra hecha el pasado 9 de abril. La nueva propuesta de VarigLog, antigua subsidiaria de carga de Varig, fue presentada la noche del jueves durante una reunión con los sindicatos y asociaciones que representan a los funcionarios de la aerolínea. Las partes firmaron un protocolo de entendimiento en el que los sindicatos y asociaciones se comprometen a reducir en un 30% los salarios de los empleados y a promover un recorte de 2.900 de los 9.800 trabajadores. Varig, que está al borde de la quiebra, vendió en enero pasado VarigLog, por 48,2 millones de dólares (40 millones de euros), al grupo Volo Brasil, liderado por el fondo estadounidense Matlin Patterson, para mejorar su posición de caja y pagar algunas deudas inaplazables. La presidente del Sindicato de los Aeroviarios, Selma Balbino, que participó de la reunión, dijo que el acuerdo con VarigLog tiene carácter de urgencia. "Es duro decirlo. O Varig cierra o se salva con menos empleados, teniendo la posibilidad de crecer en el futuro", sentenció. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.