Iberia insiste en que la gestión de la nueva low cost será independiente de la compañía

El presidente de Iberia, Fernando Conte reafirmó ayer que en la nueva low cost que saldrá al mercado en octubre "tendremos una participación minoritaria, y dispondrá de una total independencia en la gestión". Conte aprovechó la rueda de prensa previa a la Junta General de Accionistas de la compañía, celebrada ayer en Madrid, para referirse al nuevo proyecto.

El nombre de la sociedad en la que Iberia tiene el 20% se llama Catair, si bien el nombre comercial de la nueva low cost todavía no está definido y se manejan varias marcas (Air Mediterráneo, Mediterránea Airlines, y Mediterráneo Airlines). En cuanto a la participación en la gestión, Conte aseguró que solamente "tendremos presencia a través de los dos consejeros (de un total de diez) que tendrá el consejo directivo". Y en cuanto a la tipología de las rutas de esta low cost, Conte señaló que serán "del mismo tipo de las que operan las actuales low cost, es decir, rutas punto a punto en el mercado europeo, cuyos vuelos tengan una duración media de 1,5 horas, con aviones de unas 180 plazas, que deber ir llenos", si bien añadió que estas "serán decisiones que tomará el equipo gestor que todavía no está elegido". Conte añadió que la decisión de lanzar esta compañía fue tomada "por unanimidad" por todo el Consejo de Iberia, incluido su socio y accionista British Airways "que fue el que más apoyo nos mostró". Asimismo, Conte argumentó que la idea de lanzar esta low cost se debe a que "teníamos que ocupar ese hueco en el mercado, antes de que lo ocupe otra compañía de bajo coste. Y lo que no íbamos a hacer es convertir a Iberia en una low cost". Medidas "traumáticas" para frenar costes laborales Posteriormente, Conte informó a los accionistas presentes en la Junta que la compañía está dispuesta, si es necesario, a adoptar medidas "traumáticas" para ahorrar en costes de personal. Un capítulo que supone el 30% de sus gastos. Actualmente la compañía está negociando con los sindicatos los convenios de vuelo, y advierte que "en todos los casos, cualquier incremento salarial estará ligado exclusivamente a mejoras de la productividad o de los resultados de la empresa, congelando las retribuciones básicas". Iberia sufrió unas pérdidas de 44,9 millones de euros en el primer trimestre de este año, unos resultados que se vieron lastrados por el sobrecoste de 80 millones de euros del combustible, cuyo precio ha experimentado un aumento del 45%. En el primer cuatrimestre de este año la compañía ha aumentado un 3,7% su oferta y la demanda ha crecido un 7,7%. Los ingresos de pasaje de largo radio se han incrementado un 24%, mientras que los de medio radio han crecido un 9,8%. Por el contrario, los del doméstico bajaron un 0,6%. José Manuel de la Rosa (redaccionmadrid@hosteltur.com) 
Iberia, interior.jpgIberia, interior.jpg

Iberia, interior.jpgIberia, interior.jpg

Iberia exterior.jpgIberia exterior.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.