Diario 5349 15.08.2018 | 05:09
Hosteltur: Noticias de turismo

Turistas españoles se quejan de robos y mala atención en China

25 septiembre, 2006
El aumento del turismo en China va acompañado de cada vez más casos de robos o engaños por parte de las agencias locales, que cambian a su conveniencia itinerarios acordados o se desentienden de los clientes víctimas de asaltos.
"La 'Chinomanía' europea es una realidad y los paquetes a China se venden como rosquillas también en nuestro país, según dicen los grandes turoperadores", dijo a EFE, Arturo Claver, representante de Turespaña en China, que se espera sea en 2020 el primer receptor y el cuarto emisor de turistas del mundo, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), y solamente en 2008 para los Juegos Olímpicos llegarán 500.000 viajeros a Pekín, pero los problemas que genera el afán por un beneficio rápido comienzan a sentirse. Cada vez es más común oír las quejas de grupos de turistas (120.000 españoles viajaron a China en 2005) porque la agencia local, pequeña en general, les expone a situaciones que también originan conflictos personales por la diferente forma en que unos y otros se toman los imprevistos. Pero también son muchos los viajeros que, durante el soñado viaje por China, llaman desesperados a consulados u organismos pidiendo ayuda para salir de la difícil situación en que les colocó un robo o la negativa de la agencia a aceptar responsabilidades. "Queremos alertar a las agencias turísticas españolas para que verifiquen la seriedad de su socio chino, pues como hemos vivido en nuestro recorrido por la 'China Imperial' no solamente cambian planes, sino que ante los robos se lavan las manos", dijo a EFE Isabel Martínez Pita, turista que salió el 3 de septiembre de Madrid. Junto a ella, unas 60 personas recorrieron una decena de ciudades hasta llegar a Pekín, donde intentaron el viernes sin resultado que la agencia TGH y su director Li Haifeng, reconozca por escrito que a ocho de ellos les robaron de las maletas objetos por un total de 4.000 euros. La guía les había obligado a dejar los equipajes en el vestíbulo de un hotel de Xian, donde el grupo visitó el Museo de los Guerreros de Terracota, con el pretexto de que serían trasladados temprano a la estación donde debían tomar el tren a la mañana siguiente. "Cuando llegamos a Luoyang, nuestro destino, las maletas habían sido abiertas y diversas compras y objetos de valor habían desaparecido", declaró otro de los afectados, Ernesto García Bermejo. "La policía se limitó a escribir que 'decíamos que nos habían robado", y aunque los agentes reconocieron que era un delito frecuente "la guía se negó a confirmar nada. Sin justificantes no podemos reclamar al seguro de viaje que contratamos en España", añadió. Recientemente, nueve turistas españoles llegados a China con la agencia Viajes Promochina denunciaron en Pekín la incompetencia del mayorista chino al sacar ilegalmente de Tíbet a una parte del grupo que se negó a viajar a Nepal, donde las autoridades españolas aconsejaban no ir. Durante dos días, los nueve turistas permanecieron ilegalmente en la ciudad de Chengdu, a donde les trasladaron, contraviniendo la legislación china, según los denunciantes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.