Diario 5458 19.12.2018 | 11:36
Hosteltur: Noticias de turismo

La industria turística britá­nica dice "no" a la "bed tax"

12 diciembre, 2006
Visit London, la entidad promocional de la capital británica, ha renovado su oposición a la llamada "bed tax" que gravaría el alojamiento turístico según los planes del Gobierno de Tony Blair.
La nueva tasa es una de las propuestas que se espera ponga encima de la mesa el Gobierno britá­nico antes de fin de año. Visit London teme que esta tasa por alojamiento sea una de las opciones gubernamentales para 2007, ya que un recargo similar ha sido propuesto en Escocia. El dinero recaudado servirí­a para financiar servicios pú­blicos por parte de las autoridades locales. Los visitantes de Londres ya hacen frente al segundo nivel má­s alto de tasas para el turismo en todo el mundo, y pagan el tercer IVA má­s caro de Europa detrá­s de Dinamarca y Eslovaquia. Visit London considera que añadir otro 5 ó­ 10% a esos gravá­menes dañarí­a la economí­a de la ciudad porque el dinero extra recaudado no serí­a destinado a la promoció­n turí­stica o al propio negocio turí­stico, sino a ayudar las finanzas de las autoridades locales. "No es sorprendente que una encuesta de Visit London hecha en septiembre revele que el 92% de los turistas que visitan Londres se opongan tajantemente a la llamada "bed tax", y que el 65% crea que significarí­a una reducció­n en el nú­mero de visitantes", segú­n la entidad promocional. Visit London considera ademá­s que este nuevo impuesto afectarí­a a todo el sector turí­stico, no só­lo a los hoteles, sino tambié­n a los transportes, restaurantes, atracciones y otros segmentos. Se estima que los turistas que llegan Gran Bretaña y se alojan en hoteles y bed-and-breakfast gastan una media de 54 libras (79 euros) al dí­a en restaurantes, atracciones turí­sticas, tiendas y pubs. Una propuesta de introducir un impuesto sobre los turistas que visitan Italia ha sido denegada por el Gobierno de coalició­n. El anteproyecto de presupuestos para 2007 contení­a originalmente una propuesta que permití­a a las autoridades locales cobrar un cargo de 5 euros por turista y dí­a para ayudar al mantenimiento de los monumentos histó­ricos. La medida recibió­ la oposició­n de partidos polí­ticos de la alianza gobernante, incluyendo la del partido de centro izquierda del primer ministro, que reconoció­ los miedos de la industria turí­stica a que la tasa disuadiese a la gente de pasar las vacaciones en el paí­s. Sin embargo, la asociació­n que representa a las autoridades municipales italianas argumentó­ que muchos visitantes, especialmente los excursionistas, pasan poco tiempo beneficiá­ndose de los servicios pú­blicamente financiados. Esther Mascaró­ (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.