Diario 5348 14.08.2018 | 11:11
Hosteltur: Noticias de turismo

El endeudamiento familiar seguirá golpeando al turismo en 2007

10 enero, 2007
En 2006, los españoles viajamos menos que en 2005, manteniéndose así la tendencia a la baja de los últimos años. Este descenso se debe, entre otros factores, al alto nivel de endeudamiento de las familias españolas, que creció un 3,6% en el primer semestre del año, provocado fundamentalmente por el incremento en los créditos al consumo, el encarecimiento de las hipotecas y la dureza de la política monetaria europea.
Según datos del Banco de España, en 2005 la deuda media de cada español aumentó un 25% respecto a 2004, alcanzando los 26.021 euros. En junio de 2006, esa cantidad había aumentado a 29.308 euros, mientras que al cierre de noviembre el endeudamiento total de los hogares españoles, solo por hipotecas, alcanzó los 900.000 millones, cifra que equivale casi al Producto Interior Bruto, cercano a los 950.000 millones. Los españoles viajamos menos en 2006 Un estudio sobre el nivel de endeudamiento en España en el primer semestre de 2006, realizado por el BBVA, alertaba de que el endeudamiento provocaría una disminución del consumo familiar y que el "principal perjudicado" sería el turismo, como así ha sido. Hasta el mes de agosto, último periodo analizado por la Encuesta de Movimientos Turísticos de los Españoles, Familitur, los viajes de los residentes en España habían disminuido un 2,2% respecto a igual periodo de 2005, al totalizar 117 millones. Exceltur coincide con el estudio del BBVA en su último informe de coyuntura de 2006, presentado en octubre, al afirmar que la demanda española "continúa mostrándose potente pero dentro de una tendencia de ralentización en sus ritmos de crecimiento, afectada por el encarecimiento de las condiciones de los préstamos de unas familias españolas con muy altos niveles de endeudamiento, y que ya se ha reflejado en los indicadores turísticos disponibles (pernoctaciones y BSP)". Pero 2007 no será mejor. El citado informe del BBVA pronostica que "esta situación se mantendrá en 2007". Puede ser incluso peor si tenemos en cuenta que para el presente año se prevé que el Banco Central Europeo incremente aún más el precio del dinero, que en diciembre había subido del 3,25% al 3,50% y podría llegar a rozar el umbral del 4%, pronostican los expertos financieros. Para el presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), Guillermo Díaz Montañés, el encarecimiento del dinero "es una señal de alarma en el futuro próximo". Y no le falta razón si tenemos en cuenta que el aumento de los intereses implica un incremento del IPC. "La subida del IPC hace perder competitividad a la economía española ante los países clientes", afirma Montañés. España, a quien muchos turistas consideran que ya es un destino caro, lo será aún más. A merced de hipotecas y créditos personales Las hipotecas son el principal motivo de endeudamiento de los españoles, pues el incremento del Euríbor repercute directamente en ellas. Desde enero, el Euríbor, que un año antes estaba en el 2,82%, se había situado en el 4,03%, para un incremento del 42,45%. Al incrementarse éste como consecuencia del aumento del precio del dinero, suben en igual proporción los intereses que los bancos cobran al emitir una hipoteca a tipo variable. Según el Banco de España, el precio del dinero que los bancos prestan para una hipoteca se ha incrementado un 45% este año y en el caso de las cajas de ahorro, un 38%. Esto significa que el tipo medio de la hipoteca ha pasado, en el caso de los bancos, del 3,14% al 4,55% y del 3,39% al 4,68% en las cajas de ahorros durante 2006. Todos los pronósticos apuntan a que el interés en las hipotecas subirá aún más en 2007 si el BCE incrementa el precio del dinero. Si tenemos en cuenta que el precio que pagamos por las hipotecas es más caro --puede llegar incluso a un punto porcentual más— que el que fija el BCE para las relaciones entre los bancos, no sería demasiado aventurado pronosticar que si éste se sitúa en 2007 en el 4%, las hipotecas rozarían el 5%. A las hipotecas hay que sumar los créditos al consumo, cuyos intereses son mucho más elevados que los hipotecarios. En 2006 alcanzaron el 9,29%, ligeramente superior en el caso de las cajas de ahorros (9,76%). Si las hipotecas constituyen el principal motivo de endeudamiento en España, los créditos al consumo ocupan el segundo lugar. Y siguen creciendo. Por si fuera poco, el último Consejo de Ministros de 2006 aprobó un incremento en el precio de la electricidad y del gas natural del 2,8% y del 2,2% respectivamente, para las familias. Respecto al gas natural, las empresas industriales y de servicios conectadas a media presión pagarán un 4,43% más. Súmese a ello el incremento anual del IPC que afecta al resto de los productos y bienes de consumo. Y a echar números. Pagar deudas y/o hacer turismo En este panorama de endeudamiento creciente y teniendo en cuenta que los salarios no se incrementan ni mucho menos en la misma proporción, a los españoles cada vez se les hace más cuesta arriba pagar los créditos. Hay que ahorrar y puestos a ello hay que hacerlo prescindiendo de lo menos perentorio. Lo que se considera más o menos perentorio depende de la valoración de cada cual, por supuesto, pero habrá quienes estarán ante la disyuntiva de pagar sus créditos o hacer turismo (o menos turismo, en el mejor de los casos). Si en 2006 los españoles viajamos menos, en 2007 nada hace avizorar de momento que se revierta esa situación. El pronóstico es que se mantenga la tendencia a la baja. "En el contexto de unas más que presumibles menores rentas disponibles para el consumo de la familias españolas, pudiera ya estar evidenciándose un primer efecto sustitución en términos de viajes al extranjero por otros a destinos españoles más próximos y/o más baratos y/o con un menor coste de transporte de acceso", afirma Exceltur. José Antonio Tamargo (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.