Diario 5326 18.07.2018 | 16:52
Hosteltur: Noticias de turismo

Lula califica de "irresponsables" a controladores que paralizaron los aeropuertos

3 abril, 2007
El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, calificó de "irresponsables" a los controladores que la noche del pasado viernes paralizaron todas las operaciones aéreas del país para reclamar mejoras en sus condiciones laborales. "Creo que es muy grave lo que sucedió. Muy grave e irresponsable por parte de personas que tienen funciones que son consideradas esenciales y delicadas, porque lidian con miles de pasajeros", dijo en tono severo durante su programa semanal de radio. Lula recordó su pasado de dirigente sindical y admitió que "todo trabajador tiene derecho a un aumento de salario y a reivindicarlo", pero aclaró que, en sus épocas de obrero, "si había un sector de una empresa que se consideraba esencial, se acordaba que ese sector no se paraba, por una cuestión de responsabilidad". Según Lula, que en la década de los años 70 dirigió memorables huelgas en los sindicatos de Sao Paulo, "por más derechos que tengan los trabajadores", en el caso de la crisis aérea que afecta al país desde hace seis meses "no estamos lidiando con máquinas, sino con seres humanos" que "tienen que tener tranquilidad para viajar". En un mensaje a los controladores, dijo que "si quieren discutir de salarios, vamos a discutir, pero sin perjudicar al ser humano; y si quieren perjudicar al gobierno, háganlo, pero no perjudiquen a la sociedad". Los controladores, que desde hace meses esperan una respuesta a diversos reclamos laborales, se paralizaron por completo el viernes por la noche y sólo retomaron sus tareas durante la mañana del sábado. El paro obligó a una suspensión de todas las operaciones aéreas en el país y causó atrasos que llegaron a ser superiores a las 24 horas en cientos de vuelos. Durante el fin de semana, las operaciones fueron recuperando la normalidad lentamente, aunque todavía ayer se sentían los efectos de la medida de fuerza de los controladores debido a su impacto en la programación de vuelos entre sábado y domingo. El gremio exige aumentos salariales, una modernización de los equipos obsoletos, la desmilitarización del sector y una menor carga laboral, acorde con las normas internacionales. Lula reiteró que espera hallar una solución definitiva para la crisis e informó de que uno de estos días, se reunirá con las autoridades del sector para estudiar la situación. "El diálogo siempre es la solución para todos los asuntos y para todas las crisis existentes en el mundo", declaró el presidente, que posiblemente reciba a representantes del sindicato de controladores en los próximos días. HOSTELTUR (latinoamerica@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.