La Costa del Sol, la más perjudicada esta Semana Santa

Los destinos de nieve resultaron ser los "claros ganadores" de estas vacaciones de Semana Santa, con una ocupación hotelera del 90%, mientras que la Costa del Sol fue la más perjudicada por la climatología desfavorable. La región malagueña registró una ocupación del 50%, a excepción de algunos destinos puntuales, donde se rozó el 70%.

Así lo ha señalado el presidente de CEHAT, Joan Molas. Ha añadido que en términos generales, la Semana Santa de 2007 fue "muy similar" a la del año anterior en cuanto al sector hotelero. Las zonas de nieve alcanzaron una ocupación de entre un 50% y un 60% en la primera parte de la semana, para superar el 90% durante los cuatro días festivos y de mayor afluencia de esquiadores. A pesar de estos excelentes resultados, las estaciones españolas cerrarán esta temporada de invierno con una caída del 35% en sus ingresos, a causa de las condiciones meteorológicas desfavorables del comienzo de la misma. Aparte del buen comportamiento de los destinos de nieve, en declaraciones a Efe Molas ha detacado que cada vez se observa una mayor diversificación hacia nuevos productos, como el turismo cultural, religioso o enológico, lo que benefició este año a Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León, comunidades que registraron una ocupación de entre un 80% y 90%. También se apuntaron este año una buena Semana Santa Cantabria, Asturias y Galicia, con una ocupación de entre un 90% y un 100%, este último porcentaje alcanzado en algunos destinos puntuales como Santander. Tampoco se pueden quejar por los resultados obtenidos la Costa Brava, con una ocupación media del 70%; la Costa Dorada, con un índice de entre el 85% y el 90%, y el Levante, entre el 75% y el 80%. Por su parte, Canarias se mantuvo prácticamente toda la semana en niveles de entre un 70% y un 75%, llegando de jueves a lunes a una ocupación del 90% en Tenerife y Gran Canaria y del 85% en Lanzarote. En las ciudades, Madrid, se ocupó de promedio un 75% de las plazas disponibles durante los cuatro días festivos, aproximándose los hoteles del centro al 90%, mientras que en Barcelona, la ocupación hotelera fue del 85% de media. Con la vista en la temporada alta En cuanto a las previsiones para el próximo verano, el sector espera, en principio, una temporada "parecida o algo mejor" que la de 2006, debido a la recuperación del mercado alemán, fundamentalmente en Baleares. También cuentan con buenas perspectivas las costas, en especial la Costa Brava y Levante, donde las previsiones de venta se van cumpliendo. No obstante, para mayo y junio, las reservas están "flojas", incluidas las Islas Canarias, pero a partir del 15 de julio y hasta septiembre, se observa una recuperación, especialmente en el segmento de sol y playa, motivada por la demanda nacional. 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.