Las ratas invaden la Isla del Coco y amenazan con destruir su biodiversidad

La Isla del Coco, patrimonio natural de la Humanidad, refugio histórico de piratas y corsarios, y un verdadero laboratorio viviente, afronta hoy la que quizás haya sido su mayor amenaza: una invasión de ratas que puede acabar con muchas de las especies que habitan en ella. Una tesis elaborada por la estatal Universidad Nacional de Costa Rica (UNA) reveló que en este punto de tierra, situado a 535 kilómetros al oeste del país centroamericano, en el océano Pacífico, hay actualmente unas 210.000 ratas. Juan Gómez, autor de la investigación, reconoció que esta alarmante cifra estaría subestimada, pues realizó sus cálculos considerando la superficie plana de la isla (24 kilómetros cuadrados), cuando en realidad, si se tienen en cuenta el relieve, el área es mucho mayor. Según sus estimaciones, la densidad de ratas en la isla sería de 87,5 por hectárea. Estos roedores se alimentan de vegetación, lombrices, insectos, crustáceos, aves y reptiles. El investigador comentó que posiblemente estos roedores llegaron a la Isla del Coco, como muchas otras especies invasoras del ecosistema, a través de barcos en las diferentes expediciones de piratas en siglos anteriores. Además de las ratas, los cerdos, venados, gatos y cabras, ahora pueblan la isla, pero en realidad nunca pertenecieron a ella, y según Gómez, "todos tienen historias de colonización diferentes y provocan distintos grados de alteraciones al ecosistema". La comunidad científica mundial coincide en que la riqueza natural de la Isla del Coco es enorme, y que gran parte de ella es aún desconocida. Los datos más recientes indican que en la isla habitan 235 especies de plantas, 60 de ellas endémicas, entre las cuales destacan 17 especies de helechos y 90 de hongos. Además, se han identificado unas 600 especies de moluscos, de ellos, 40 son endémicos; 57 especies de crustáceos, 32 de corales, cinco especies de reptiles, 400 de insectos, 100 de aves, cinco especies de artrópodos y más de 250 de peces. Ante este panorama, la presencia de cientos de miles de ratas preocupa a las autoridades, pues como manifestó Gómez, "el impacto que tiene la presencia de los roedores introducidos en la isla es negativo, teniendo en cuenta que son especies predadoras y oportunistas que pueden alcanzar todos los rincones". 
Isla del coco dentro.jpgIsla del coco dentro.jpg

Isla del coco dentro.jpgIsla del coco dentro.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.