EE UU reacciona ante el auge de los destinos emergentes

El Comité de Comercio del Senado norteamericano ha aprobado un proyecto de ley que incluye una campaña promocional y de marketing para promover las visitas turísticas a EE UU, ante el crecimiento imparable de otros destinos emergentes como China, que se perfila como el tercer destino turístico mundial por delante de EE UU. Hace tiempo que el sector reclama a Washington una política de promoción turística que revitalice una industria que quedó muy tocada tras el 11-S y las medidas de seguridad aeroportuaria impuestas.

El Decreto de Promoción del Turismo de 2007, patrocinado por los senadores Byron Dorgan, Eduardo Stevens y Daniel Inouye, por los estados de Dakota de Norte, Alaska y Hawai, respectivamente, establecería una entidad no lucrativa independiente con el nombre de Corporación para la Promoción Turística que tendrá un presupuesto inicial de 100 millones de dólares (74 millones de euros) para promover viajes a EE UU entre turistas en todo el mundo. Desarrollar una campaña de marketing en los mercados emisores es uno de los objetivos clave de la industria turística estadounidense, que considera que EE UU está perdiendo cuota de mercado frente a otros países que están llegando de forma más agresiva a los diferentes mercados de turistas. Frente a ellos, EE UU es el único país industrializado sin una campaña de promoción turística patrocinada por el Gobierno. En su última sesión, el Comité de Comercio del Senado reafirmó la importancia estratégica de los viajes internacionales a EE UU y la necesidad no sólo de seguir atendiendo los retos pendientes en materia de visado y de entrada en el país, sino de "empezar a trabajar en la emisión de un mensaje de bienvenida para los visitantes procedentes de todo el mundo", según Roger Dow, presidente y consejero delegado de la Asociación de Industria del Turismo, quien aplaudió al Comité de Comercio de Senado por esta acción y para quien esta medida, "es un paso estratégico para extender el mensaje de bienvenida al turismo internacional". Los viajeros financiarán el programa El fondo de 100 millones de dólares sería financiado por las comisiones de 10 dólares que pagarán los viajeros de los 27 países que participan en el Programa de Renuncia de Visado (VWP) y por el sector privado. Este programa consiste en que el Gobierno federal permite a viajeros de países VWP entrar en EEUU y permanecer allí más de 90 días sin un visado. Los países incluidos en el programa han extendido el mismo privilegio a los visitantes que reciben desde los EE UU. Rocío Noriega (actualidad@hosteltur.com) 
EEUU dentro.jpgEEUU dentro.jpg

EEUU dentro.jpgEEUU dentro.jpg

EEUU fuera.jpgEEUU fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.