Las agencias observan más alegría en las reservas al Caribe que a las costas españolas

Después de un mes de mayo y mitad de junio muy flojos para las típicas reservas del turismo familiar a las costas españolas, a finales de junio las agencias han visto ciertos indicios de recuperación. Mientras, las reservas para el Caribe, con el tirón de las ofertas, van viento en popa.

La mayoría de los profesionales consultados por HOSTELTUR coinciden en señalar que los productos cuyo ritmo de reservas está siendo más flojo son justamente los de menor precio. Sus argumentos para explicar el fenómeno coinciden con los de los analistas económicos, que ven en el aumento de los tipos y su efecto en el recibo mensual de las hipotecas, una de las explicaciones. Un efecto que se deja sentir más en las economías familiares de menor poder adquisitivo que en las más desahogadas, y que tiene su reflejo en el ritmo de reservas de los productos que demandan unos y otros. La subida del Euribor hasta cerca del 4,5% (el más alto desde hace seis años), supone un aumento de unos cien euros mensuales para una hipoteca media, lo que representa más de 1.000 euros al año. Esta cantidad equivale al precio medio del viaje de vacaciones de uno de los miembros de una familia. El 43% de los hipotecados acorta sus vacaciones De hecho, según una encuesta de la consultora Deloitte, el 43% de las familias que pagan hipotecas reconoce que, debido a la subida de tipos, reducirá sus vacaciones. Justamente, los más afectados por esta subida (madrileños, catalanes y vascos) se corresponden con los principales mercados emisores. Este efecto se comenzó a notar en mayo, cuando se produjo el aumento de tipos, y ha durado hasta finales de junio, centrándose el estancamiento en las reservas para las costas Peninsulares y Baleares, y llegando también, posteriormente, a Canarias. A este respecto, el director de la mayorista de estancias Uniplayas, Pepe Mesa, indica que "la recuperación se ha producido a partir de la segunda quincena de junio, después de un mes de mayo flojo". En el mismo sentido se manifiesta el director general de Días Libres, Javier Escriche, quien asegura que se está produciendo "una cierta recuperación a base de mucha oferta hotelera". Escriche coincide con la percepción de un menor ritmo de ventas de los productos más económicos: "Se están recuperando más deprisa los destinos más caros". Una percepción que confirma Senén Fornos, director comercial de Riu Hoteles al señalar que "a finales de junio se ha logrado alcanzar el mismo ritmo de reservas que el de 2006. Por lo que se aprecia en el sector hotelero, el mayor efecto de la ralentización se observa en el turismo netamente familiar, típico de los hoteles de tres y cuatro estrellas". El turismo familiar se resiente "La ralentización se está notando, sobre todo, en los productos de menos de 2.000 euros", indica José Redondo, director general de Viajes Redondo. Extremo en el que coincide Vicente Blasco, presidente de AEDAVE-Valencia y director de Europa Travel, que apunta que los productos más afectados son los "de menor precio de turismo familiar", mientras que la vicepresidenta de FEAAV y directora de Catai (especializada en grandes viajes), Matilde Torres, señala que en su mayorista "las ventas están yendo bien", y no cree que se esté dejando sentir el efecto del aumento de los tipos hipotecarios. Caribe y cruceros, productos estrella de la temporada Por el contrario, las reservas de cruceros y de viajes al Caribe (sobre todo República Dominicana y Riviera Maya) "están funcionando muy bien", como destaca el director general de AMAVE, Ruperto Donat, coincidiendo con Senén Fornos y con Joan Molas, presidente de CEHAT y consejero de H10 Hoteles, quien indica que "mayo fue un mes flojo en las costas españolas, pero a partir del 15 de junio se empezó a notar cierta recuperación hasta llega a niveles normales. Lo que sí se observa es una menor antelación en la reserva". Molas considera que este comportamiento del turista español es debido "a la fuerte competencia que este año están haciendo las ofertas al Caribe". Por su parte, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, aprecia que este año se está produciendo "una ralentización del turismo emisor nacional", lo que no va a hacer posible el "efecto colchón" que tan bien les ha venido a los hoteleros de la costa cuando han fallado los grandes mercados europeos. No obstante, y en lo que se refiere en el efecto de estas tendencias en la actividad de las agencias de viajes, buena parte del sector considera que no es muy preocupante, ya que se están beneficiando del buen comportamiento del Caribe, cruceros y otros destinos internacionales y, además, la venta de estancias en costas no es de los productos más demandados en agencias, ya que el cliente suele comprarlo directamente al hotel e ir por sus propios medios. José Manuel de la Rosa (delarosa@hosteltur.com) 
Familias dentro.jpgFamilias dentro.jpg

Familias dentro.jpgFamilias dentro.jpg

familias fuera.jpgfamilias fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.